Comienza la nueva temporada

Codemasters otro año más vuelve a traernos todas las sensaciones del campeonato sobre ruedas más duro del mundo. La fórmula 1 más realista que nunca de nuevo en nuestras consolas con alguna que otra novedad sólida. Veremos si estas novedades son suficientes para hacer justicia a la compra de esta nueva entrega.

Con el campeonato real ya decidido poco queda a la imaginación, ahora está en tus manos quitarle el título a un intratable Sebastian Vettel virtualmente.

Este puede ser tu año

El planteamiento del nuevo campeonato automovilístico no ha cambiado ni un ápice respecto a su anterior entrega. Las posibilidades siguen siendo las mismas a la hora de afrontar el subirnos al monoplaza para disfrutar dando unas vueltas a una pista.

Las opciones que se nos presentan a la hora de jugar como hemos mencionado anteriormente son las mismas, de modo que nos dan la opción del modo trayectoria, el modo de exhibición y el modo contrarreloj, aparte de esto viene el conocido modo en línea que presenta ciertas novedades de agrado para los usuarios.

El modo trayectoria es el modo por excelencia del título, el que da una experiencia aproximada de lo que sería estar en el pellejo de un conductor de estos veloces monoplazas. La puesta en práctica del mismo es continuista, sin haber modificado ni un ápice de la anterior entrega. Comenzamos respondiendo una serie de preguntas de los periodistas que darán forma a nuestro personaje, decidiendo nosotros mismos las respuestas acordes para saber con qué clase de piloto se van a encontrar. ¿Estás preparado para esto?, no lo sabremos hasta que no nos encontremos en la pista y des el callo, para ello tienes que prepararte para cada gran premio con mucho tesón, a eso es algo a lo que te ayuda tu agente, que te hará la vida más fácil en tu cabina del equipo, centro neurálgico de tus decisiones, importantes o no todo lo cavilarás allí con él, mirar el correo, elección del casco o mismamente decidir cuando quieres pasar al fin de semana para la carrera. La distribución de los fines de semana vuelve a ser la misma que en el año anterior, dándonos a elegir si queremos algo rápido con el corto, o ser más profesionales con el largo, igualmente nos harán sentir parte de esto.

El modo exhibición como hemos nombrado es el más sencillo y directo para jugar, simplemente tendrás que elegir uno de los pilotos de todo el plantel del mundial y pensar en que gran premio o en cuáles querrás demostrar tu habilidad al volante.

Para llegar a los modos profesionales lo primero es entrar en tiempos, para ello disponemos de un perfecto modo contrarreloj que nos permitirá ponernos a prueba en el circuito que queramos. Nuestro único rival y objetivo somos nosotros mismos, teniendo que superarnos cada vez que entremos en pista para marcar las mejores vueltas, quien sabe, algún ojeador puede haber en el circuito.

La hora de la verdad llega, y enfrentarse a una inteligencia artificial es difícil, pero más complicado es enfrentarte a personas de carne y hueso con sus defectos y virtudes. La necesidad imperiosa de que un juego de este estilo contenga modo multijugador en línea ha hecho a su vez que este evolucione de una manera significativa. Dentro de las carreras nos encontraremos 24 monoplazas, 16 manejados por personas reales y otros 8 manejados por la CPU, esto hará del asfalto un auténtico campo de batalla donde cada curva es clave para el éxito o el fracaso. A parte de todo lo conocido, esta nueva entrega de la competición sobre ruedas trae una novedad en este apartado que será del agrado de todos segurísimamente, esta es la inclusión de un modo cooperativo que hará las delicias de los más aférrimos al mundillo, pudiendo realizar el campeonato de Fórmula uno de manera conjunta con un amigo como compañero de equipo, sin duda algo que dará mucho más valor al título de campeón.

Kers y DRS

La FIA cada año realiza estudios para equilibrar esta competición de la mejor manera posible para así favorecer el espectáculo, de esta forma se ha ido evolucionando cada temporada hasta conseguir que casas como Ferrari estén peleando simplemente por estar arriba o que Red Bull consiga campeonatos. Esto es en parte gracias a nuevos dispositivos como el DRS o la reinserción del KERS.

El trabajo de Codemasters no solo queda en lo meramente estético, si no que también toma estas reglas al pie de la letra, por ello esta temporada dispondremos de estas ventajas al igual que los pilotos reales. En una recta podremos activar el DRS que nos permitirá alcanzar un poco más de velocidad punta, claro está que deberemos alcanzar los requisitos necesarios para poder activarlo en una recta.

Otro de los fichajes estrella para esta temporada es la inclusión del Safety car, el coche de seguridad da más ambientación que nunca a la carrera, saliendo siempre y cuando ocurra algún percance en pista, como una colisión bruta entre dos monoplazas.

El juego con respecto a lo demás sigue intacto, poseyendo ese mismo toque que ya consiguieron el año pasado, donde subirte al coche causaba una sensación de velocidad muy adaptada a la realidad. Las ayudas necesarias para los más inexpertos siguen presentes, otorgándoles así la posibilidad de un aprendizaje más llevadero, sin la necesidad de ver como se estampan una y otra vez contra los muros.

El juego en sí posee una dificultad adaptada con las ayudas activadas, pero la verdadera sensación de peligro, ese sentimiento de que en cualquier momento el vehículo te puede bailar en una curva y que perderás el control sucede cuando están todas las ayudas desactivadas, dejando todo al servicio puramente de la habilidad del jugador, siendo en la mayor parte de los casos todo un desafío el lograr curvas perfectas para comer terreno a nuestro oponente, o saber tapar una entrada para un posible adelantamiento.

Las pegas que podemos seguir teniendo en cuanto a jugabilidad y que repiten del año pasado es la cierta ineficacia de los reglajes, realmente no se aprecia demasiado el arriesgar seguridad en conducción para una mayor velocidad punta o viceversa, directamente el monoplaza responde casi igual en cualquiera de los reglajes disponibles.

Visión desde el casco

Alcanzar un buen nivel gráfico es complicado para cualquier compañía, aunque en su estreno el año pasado con fórmula uno 2010 estuvo a la altura de las circunstancias, mostrando un buen apartado gráfico sobre todo en tema de detalles de monoplazas y en la ambientación lograda para transportarnos directamente a lo que vive un piloto en su día a día.

En la actual campaña, se ha conseguido no solo mantener el nivel, ahora también se ha pulido en ciertos detalles como la iluminación, siendo ahora algo más realista y observándose de una mejor manera en el reflejo que produce en los coches. Quizás se va echando más en falta los 60 Frames para dar una mayor sensación de realismo, pero el juego cumple a la perfección en este apartado.

[flagallery gid=575 name=»formula 1 2011 analisis»]

Rugido de motores

La puesta en escena no se completa solo con buenas formas y modelados, otro de los puntos clave es la capacidad sonora del juego para ponernos en situación, y podemos decir que se cumple perfectamente con el cometido principal, hacer creer que estamos en la línea de salida con ese estruendo de los motores revolucionados a punto de salir.

No solo nos basamos en el rugido de estas bestias, también debemos escuchar lo que nos dicen desde boxes en un perfecto castellano que nos permite saber cuáles son las mejores opciones durante la carrera.

Durante los descansos de entrenamientos y vueltas de clasificación tendremos un pequeño respiro también para escuchar algo de música desde nuestros monitores, algo de agradar en momentos de alta tensión.

Vuelta rápida finalizada

Los verdaderos seguidores de este deporte, que cada carrera se encuentran al pie del cañón pegados a sus pantallas, disfrutarán de lo lindo con este juego, mejorando lo visto en su anterior entrega con pequeñas pinceladas.

También puede resultar un juego de agrado para los seguidores de los juegos de conducción, aunque realmente y debido a su dificultad no está a la altura de todos, desesperando a los más impacientes en su aprendizaje.

Los objetivos de temporada están ahí, lucha por ellos.

Pros

  • Vuelve la Fórmula 1
  • Novedades para los monoplazas
  • Cooperativo en modo temporada
  • Leve mejora del apartado visual

Contras

  • Cierta ineficacia con los reglajes
  • ¿Un HRT aguantando al rebufo de un Red Bull?

Facebooktwitter

2 respuestas a «Análisis: F1 2011»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario