Dentro del cátalo más infantil que actualmente podemos encontrar en el mundo consolero, nos hemos topado estos días, cercanos ya a épocas donde un videojuego puede ser un maravilloso regalo, con Disney Universe.

Desarrollado por Eurocom Entertaiment, y distribuido por Disney, nos dan la oportunidad de vivir desde el punto de vista de un pequeño robot, algunos de los mundo más conocidos de este universo.

Así que si tenéis gente joven en casa, y queréis saber que tal pinta un producto especialmente diseñado para este público, no dejéis de leer el siguiente análisis ya que os aclarará muchos detalles.

Jugabilidad

Disney Universe, nos mete de lleno en un juego básicamente de resolución de mazmorras o escenarios, mediante puzles, y aunque posea momentos de acción o de plataformas, la base de este será la resolución de estos escenarios para poder activar la puerta de salida, y continuar con el siguiente.

El control del juego es muy sencillo, controlándose casi en la totalidad con tan solo tres botones (saltos, disparo y acción), lo que hace que la variedad de acciones no sea demasiadas ni demasiado difíciles de realizar. Además al poseer una cámara fija el stick derecho no será necesario para controlar la visión de todo el escenario de este.

Los enemigos no son demasiado variados, siempre siendo los mismo, pero caracterizados con armamento y disfraces más cercanos al escenario en el cual están. Además al final de cada una de las fases nos veremos las caras con algún jefe final, que nos complicará levemente la vida en el juego, pero no mucho más.

Hablando de escenarios… estos estarán divididos por temáticas Disney, entre los que encontraremos Piratas del Caribe, Aladín, el Rey Leon o Mostruos S.A., sin ser estos muchos más, y esperando que el número aumente en futuros descargables ya que la cantidad de ellos se queda corta. Dentro de cada uno de estos escenarios, habrá un número de niveles los cuales deberemos superar mediante nuestro ingenio, y siendo completados con la mayor cantidad de objetos y bonificaciones, para conseguir con ellos trofeos que nos indiquen lo completo y rápido que los hemos superado.

Una vez completo estos niveles, o ciertos objetivos del juego, podremos optar a jugar a una pequeña máquina recreativa que aparece en medio del escenario la cual nos dará la posibilidad de realizar varios minijuegos que nos darán nuevos premios y monedas.

Pasando al apartado de disfraces, hay que decir que es uno de los principales atrayentes del juego, ya que podremos hacernos con 45 disfraces para nuestro robot, de algunos de los personajes más carismáticos de Disney. Eso si este disfraz solo nos servirá como decoración del personaje, ya que a la hora de las habilidades estas serán las mismas, vayas como vayas disfrazado.

En cuanto a la dificultad del juego es verdaderamente baja, ya que cada muerte que nos causen (lo cual será más común de lo que parece) reapareceremos justamente en el sitio que hemos muerto, perdiendo algunas monedas las cuales podremos recuperar si somos rápidos y las recogemos del suelo. Además los puzles que deberemos de realzar a lo largo de la aventura son verdaderamente para críos, ya que se resolverán sin demasiada dificultad y sin tenerle que dar vueltas al coco.

Respecto a la duración no es demasiado extensa si vamos directamente a pasar los niveles, pero si nos enfrascamos en el recolectar todos los coleccionables y hacernos con la máxima puntuación en el escenario la cosa puede llevarnos a un numero de horas bastante más amplio.

En lo que respecta al modo multijugador decir que se podrá jugar hasta a cuatro jugadores, y nos permitirá realizar las fases de forma cooperativa o como mucho competir entre nosotros por ver quién recolecta mayor cantidad de objetos y monedas.

En definitiva un juego de los más sencillos, con una dificultad simple y un sistema de control no menos avanzado, dándonos un producto que por su propia jugabilidad echará atrás a muchas personas… ya que el reto será mínimo.

Historia

La verdad que si comenzamos hablando de la historia del juego nos vamos a encontrar con un producto cuya historia es meramente presencial, ya que por la estructura jugable de este, es difícil seguir un hilo y guionizar este. Pero fuera parte esto, hay que decir que la historia es de lo más infantil y a la vez común, metiendo el tema de los disfraces casi con calzador.

En esta juvenil historia, un cubo azul de nombre Vic, nos guiará atreves de los diferentes mundos temáticos cual jefe de ceremonia, para que podamos conocer con él el mundo de Disney, pero de pronto algo que no esperábamos ocurre… un cubo de color negro y rojo llamado Hex, aparece para amargarnos la vida y nuestro trabajo, haciendo cantidad de destrozos en los escenarios, por los cuales disfrazado de la mejor forma que nos parezca deberemos poner en orden y conseguir echar por tierra los malvados planes de Hex.

Una historia simple, infantil y llena de tópicos, que cumple con el cometido de meter en situación al público al que va dirigido este producto.

Apartado Visual

Disney Universe, nos trae un apartado grafico con estética bastante infantil, donde serán representados muchos de los escenarios de algunas de las películas más conocidas de la productora. Estos poseerán un buen diseño y una gran cantidad de detalles, pero en lo que respecta al aspecto técnico es pobre, ya que en ellos encontraremos texturas de baja calidad y un diseño de objetos bastante poligonales y falto de vida. Eso si podemos decir que algunos efectos como los de luz son más destacables que los del resto del juego, además le podemos unir un interesante diseño artistico.

En lo que respecta al diseño de personaje, poseen el mismo problema que los escenarios, es decir, su diseño es correcto y de buena calidad, pero a la hora de haberlos llevado al juego carecen de calidad técnica suficiente, una baja carga de polígonos y unos movimientos poco naturales, pareciendo deslizarse sobre el escenario.

En definitiva, un apartado visual relativamente pobre, con un buen diseño de los disfraces y de los escenarios, pero que en general poseen un apartado técnico limitado y poco pulido.

Apartado Sonoro

En lo que respecta al sonido de juego, podemos decir que posee correctos efectos sonoros, los cuales ambientan cada una de las acciones que realicemos, habiendo sonidos de explosiones, golpes, etc, correctamente implementados.

Por otro lado la banda sonora, es bastante repetitiva y machacona, ya que tendremos que tragarnos las mismas melodías una y otra vez, siendo solo diferentes en cada uno de los escenarios temáticos.

Por último os hablaremos del doblaje, el cual viene traducido y doblado al castellano, lo cual es de agradecer, aunque hay que decir que la calidad de este no es demasiado buena.

En definitiva, un apartado sonoro bastante mediocre y repetitivo, donde solo se salva que se halla doblado, cosa que será especialmente importante para el publico algo más infantil el cual llame más la atención el juego.

En conclusión

Disney Universe, nos presenta un juego divertido y visualmente llamativo, especialmente diseñado para un público infantil o juvenil. Con una historia simple, una jugabilidad simple y un apartado técnico, como no, simple… dando todo ello a definir el juego como un juego simple y adaptado para cortas edades.

Así que si sois padrazos, titos o demás personas de esas que realizan regalos, es una magnífica idea para regalar al pequeño de la casa, que les dará horas de diversión, les hará reír y sin lugar a duda lo introducirá desde bien pequeño en este maravilloso mundo de los videojuegos.

Pros

  • Gran cantidad de horas de juego
  • Buen diseño artístico
  • Si tienes un hijo o un sobrino no dudes en comprárselo ya que le apasionará
  • Control sencillo al alcance de cualquiera

Contras

  • Baja calidad gráfica
  • El sonido cumple, pero es muy repetitivo.
  • La dificultad del juego es prácticamente nula

Facebooktwitter

2 respuestas a «Análisis: Disney Universe»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario