Análisis: The Elder Scrolls V: Skyrim

UN LARGO CAMINO HACIA SKYRIM…

Son mucho los años que han pasado desde aquel maravilloso The Elder Scrolls IV: Oblivion, concretamente cinco, y éramos muchos, los fans, que pensábamos que jamás íbamos a poder ver otro Elder Scrolls con esa libertad de acción, con esas posibilidades jugables, con esa cantidad de misiones tanto secundarias como principales en la trama, con esos parajes inolvidables, con esos personajes no controlables y sus facciones dentro del mundo de Oblivion, etc…

Sí Píxeles, éramos muy escépticos ante una posible mejora a tal magnitud, pero ya vemos que nos equivocábamos de cabo a rabo, y yo un servidor, tengo que pedir perdón a Bethesda por haber desconfiado de ella, y dar las gracias por esta OBRA MAESTRA que nos han brindado, con esas mejoras tanto en jugabilidad como en el argumento, con la credibilidad que le han dado al mundo de Elder Scrolls, y por supuesto, gracias por hacernos soñar con un futuro en el mundo de los videojuegos, gracias por hacernos viajar al maravilloso mundo de Skyrim.

LA CRUELDAD DE UNA GUERRA CIVIL (ARGUMENTO)

Tras el asesinato al único heredero al trono, por parte de Ulfrich Capa de la Tormenta, Skyrim se encuentra sumido en una cruenta guerra civil, donde los nórdicos luchan por hacerse con el control de la que un día fue su tierra exclusivamente.

Los ciudadanos nativos de Skyrim, no han aceptado que la Legión Imperial, provenientes de Cyrodiil se hayan hecho con el control de sus tierras y es por ello que nace una nueva rebelión llamada la rebelión de los Capa de la Tormenta, liderada por el mismo que tiempos atrás asesinara al rey, Ulfrich.

Son muchos los ciudadanos que se han unido a la rebelión para expulsar a la Legión de sus tierras, y es en este contexto donde nos encontramos, siendo capturado por la legión en un fallido intento de cruzar la frontera, para más tarde ser ejecutado junto a los demás hombres capturados entre los que se encuentran el mismísimo Ulfrich. Pronto nos daremos cuentas que nuestra captura tiene que ver con la guerra civil, ya que la Legión captura a posibles combatientes de la rebelión para luego ejecutarlos.

Pero justo cuando vamos a ser ejecutados en el cadalso, aparece una criatura que antaño fueron legendarias y que ahora solo consiguen atemorizar a niños en cuentos de terror, los Dragones, esas míticas criaturas han vuelto, y solo uno puede combatirlos, un Dovhakin o sangre de dragón.

¿Seremos nosotros los que podamos derrotar a esas inmensas criaturas?

UNA VIDA PARALELA (JUGABILIDAD)

Respecto a la jugabilidad de Skyrim, hay que destacar ante todo las mejoras palpables con respecto a Oblivion, que los chicos de Bethesda han introducido con su gran trabajo.

Esto se nota nada más nos ponemos a los mandos y comprobamos que por ejemplo, la visión en tercera persona es por fin una forma de juego que a muchos gustará y hasta incluso me atrevería a afirmar que terminarán el título con este tipo de vista.

Otra de las grandes mejoras se hacen notar en los combates, uno de los talones de Aquiles de la saga y que en este título se ha mejorado hasta el punto de que estos, se hagan mucho más amenos y intuitivos. Los movimientos ya no son tan bruscos, y ahora podemos combinar muchos tipos de combates que ahora pasaré a enumerar y de los que podremos especializarnos.

Como comenté justo arriba, ahora podremos especializarnos en tipos de combates, como por ejemplo, en armas a dos manos si somos unos soldados que nos va lo directo, en armas a una mano combinado con un escudo donde prima la estrategia pero sin perder lo directo del combate, con armas a una mano combinado con una magia, el que para mi gusto es el mejor de los tipos de combates a optar por lo completo que se hacen los enfrentamientos, y el de especialidad de mago totalmente, con un bastón de mago en una mano y en la otra una carga de magia.

Cabe destacar que si bien todos estos tipos de combates pueden parecer directos, tengo que señalar que el de mago se hace quizás un poco más complicado adaptarse pero desde luego mucho más satisfactorio cuando alcanzamos un nivel considerable.

Por supuesto siguen los combates sigilosos gracias al tiro con arco, uno de los tipos de combates más mejorados en esta entrega y que a buen seguro sabréis sacarle todo el jugo en las cientos de mazmorras que nos aguarda en las tierras de Skyrim.

Todas estas armas podremos mejorarlas, e incluso también podremos mejorar nuestras armaduras, gracias a la ingente cantidad de herrerías que encontraremos por el mundo, si bien es cierto que al principio os resultará engorroso este sistema de mejoras de armamento e indumentaria, una vez le cojáis el tranquilo lo usaréis muy a menudo. Cabe destacar que ahora no tendremos que preocuparnos por cargar nuestro inventario de martillos para arreglar nuestras armas y armaduras, ya que el sistema de deterioro se ha eliminado, en pos de una jugabilidad más directa y madura, dando sentido a otras cosas como llevar un buen equipo de supervivencia por si en algún momento podamos echar mano de él.

En cuanto a la incursión de los dragones, tenemos que decir que resultan combates muy satisfactorios una vez terminamos con ellos, y que la recompensa será muy grande. Cada vez que matemos a un dragón absorberemos su alma, y esta unida con una palabra de dragón que iremos encontrando en mazmorras formarán un grito de dragón, algo muy importante en nuestros futuros combates y que usaremos en gran medida. Somos un Dovhakin y solo nosotros podremos cazar dragones y gritar como ellos. Destacar por supuesto que las batallas con dragones son aleatorias como todo en el juego y podrán aparecernos en cualquier momento, eso sí, todo ello ejecutado con gran destreza puesto que no tendremos ni muchos ni pocos enfrentamientos y por tanto no nos cansaremos de estos.

En cuanto al sistema de mejoras y desarrollo de nuestro personaje tenemos que destacar dos cosas, una lo fácil e intuitivo en lo que se ha convertido gracias al sistema constelaciones, en la que avanzar por cada estrella significa mejorar una habilidad o atributo, todo de una forma muy sencilla y bien orientada. Y dos, lo llamativo que resulta gracias a lo bonito que queda el menú de mejoras con sus constelaciones formando símbolos que representan al atributo y mejora, de seguro no nos perderemos por estos menús.

Y hablando de menús, ahora se han cambiado radicalmente, dándole un aspecto de scroll lateral, que seguro a muchos no gustará, sobre todo a los más puristas de la saga puesto que se ha casualizado mucho y se ha reducido en gran medida los datos que todos los elementos antes poseían. Aún así cabe destacar que lo que se pierde en complejidad se gana en rapidez y por tanto, los nuevos usuarios de la saga lo sabrán aprovechar y agradecer.

Una vez en el mundo, el funcionamiento del juego es totalmente aleatorio, es decir solo al principio aparecen Scripts, pero en cuanto salgamos de la situación inicial, un mundo entero se nos abrirá a nuestros mandos y todo, absolutamente todo ocurre aleatoriamente, ya sean misiones secundarias como principales todo se activará cuando algo ocurra o cuando nos encontremos con el NPC que nos lo tenga que activar, pero tengo que repetir que todo esto ocurre aleatoriamente. Bethesda además ha incluido un sistema de misiones infinitas llamada Radiant History, donde muchas misiones nos irán abordando para que las vayamos realizando cuando queramos y todas muy variadas hasta el punto de que no repetiremos una.

Vuelven los sistemas de clanes en los que podremos alistarnos al que más nos guste con la consecuente opinión tanto negativa como positiva de los ciudadanos que estén a favor o en contra de nuestras elecciones. Vuelven las decisiones que harán que en una ciudad nos admiren o nos vilipendien. Y vuelven, los Vampiros y la Licantropia.

Esto último gustará y mucho a los más puristas de la saga ya que el ser hombre lobo o vampiro dará un plus a nuestras partidas que si no lo hubieran incluido en este título de buen seguro no iba a gustar.

Para terminar tengo que destacar que como viene siendo costumbre en la saga, el mapa lo podremos explorar desde el principio a nuestro gusto, pero cuidado, que no os lleve a engaño esto que os digo puesto que esta vez no existe el Autolevel y los enemigos que encontraremos por ejemplo en los Túmulos de las Cataratas Lúgubres no serán igual de difíciles que por ejemplo un Gigante que encontraremos en los exteriores de Carrera Blanca, dando por ello un punto de estrategia y paciencia al título, y en ocasiones tendremos que subir de nivel lentamente para poder hacer frente a retos más complicados.

Es por esto último que os comento, que la jugabilidad a mejorado con creces, y no cabe duda de que Bethesda se lleva el merecido reconocimiento por parte del público que esperaba algo así, con una curva de dificultad merecedora de la saga, como agua de mayo.

LA GRANDEZA DE LO IMPERFECTO (APARTADO TÉCNICO)

En cuanto al apartado técnico separaré mi análisis en apartado gráfico y sonoro, puesto que cada uno es grande por si solo y merecen menciones aparte.

Empezaremos por el apartado gráfico, donde tenemos que destacar el grandísimo trabajo que Bethesda a hecho para recrear un mundo tan vivo como Skyrim. Todo en Skyrim cobra vida, no existe nada que no evoque fantasía, que no ahonde en nuestros corazones para ilusionarnos con lo que podamos ver más adelante, de buen seguro os digo que os llevareis durante toda la partida deseando de ver nuevos emplazamientos solo para poder admirar esos paisajes nevados, esos bosques tanto lúgubres como llenos de vida, todo, absolutamente todo esta vivo.

Yo he llegado a estar horas solo contemplando paisajes y haciendo capturas, hasta una de esas capturas la tengo de fondo de escritorio para mi PC, así que imagínense hasta donde llega las sensaciones que evoca Skyrim.

Las mazmorras es otra cantar, todas están hechas al dedillo, con una representación artística digna de admirar, no se repiten ninguna de las cientos de ellas que existen en Skyrim y cada una aguarda algo especial que nos hagan seguir adelante.

Quizá veamos alguna texturilla que flojee, algunos NPC que no nos evoquen esa sensación de realismo que atesora en todo momento el título, quizá encontremos algún bug, pero Skyrim es tan grandioso en todos sus aspectos, que al rozar la perfección no seamos capaces de matizar negativamente nada del título, y veamos una obra maestra en cada esquina que crucemos.

En cuanto al apartado sonoro, solo tengo que decir una palabra, PERFECTA, y es que no hemos encontrado ningún fallo apreciable en ella, siendo en todo momento un compendio de melodías tanto ambientales como de banda sonora totalmente perfecta.

La banda sonora es digna de Oscar en las grandes películas de Hollywood, y hasta me atrevería a decir que incluso las supera. Esta al nivel de las grandes composiciones del mundo y a veces consigue ponerte la carne de gallina. Eso de ir subiendo una montaña, te empiece a nevar y se escuche esa música tan épica que solo Skyrim posee es una auténtica gozada para los amantes de este mundillo.

En cuanto al trabajo de doblaje, cabe destacar el trabajo titánico que Bethesda ha realizado para traernos localizado el título a nuestro idioma, y es que aunque no llegue al nivel del original, eso de tener 50 actores para tantas líneas de doblaje y que parezca que son cientos dobladores es una maravilla para los oídos, Es más, tenemos que agradecer este trabajo a Bethesda porque gracias a ello podemos disfrutar mucho mucho más del tíitulo.

Como conclusión en este apartado, destacar el grandioso trabajo que ha realizado Bethesda para traernos un producto con los menores errores posibles y un nivel de detalle que roza lo absurdo.

Gracias Bethesda por este menú de elementos casi perfectos que hacen de Skyrim una ópera prima en el mundo de los videojuegos.

CONCLUSIÓN

En conclusión no cabe más que dar la enhorabuena a Bethesda, porque con su gran trabajo han conseguido cosechar el éxito que merecen, pariendo una auténtica obra de arte, una sinfonía de gustos y mezclas jugables que dan otro giro y golpe de autoridad en la mesa de los videojuegos.

Con Skyrim, Bethesda ha conseguido alzar la voz y pedir de una vez por toda que al videojuego se le considere arte junto con el Cine y la Música por nombrar algunas.

Así que para terminar, Píxeles, estamos sin duda ante uno de esos juegos que perdurarán en la memoria de todos los jugones de verdad, los que saben apreciar una verdadera obra maestra, lejos de los típicos shooters escriptados de hoy en día, por lo tanto y sin miedo a que me apaleen estamos ante con total seguridad y bajo mi punto de vista claro está, el mejor juego del año 2011 y muy posiblemente uno de los mejores diez juegos de los últimos diez años.

Pros

  • Skyrim en general, un universo vivo e inmenso, lleno de todos los detalles.
  • La banda sonora, una de las más épicas que se hayan escuchado nunca en un videojuego.
  • El apartado artístico, una delicia el mimo con el que han tratado tanto exteriores como mazmorras y cuevas.
  • El argumento y la intrahistoria, real y perfectamente hilvanada.
  • Por supuesto los Dragones una gozada las batallas contra ellos.
  • La cantidad de horas que nos quedan por delante en el mundo de Skyrim.

Contras

  • El rendimiento gráfico, con caídas de frames en algunos puntos que no se entienden porqué.
  • Algunas texturas flojean.
  • La IA de los NPC que nos acompañan podía estar más trabajada.
  • Que seamos conscientes de que aún queda mucho para volver a ver otro Elder Scrolls.

Facebooktwitter
5 comments to “Análisis: The Elder Scrolls V: Skyrim”
  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Buen análisis Fran¡¡¡ Se merece la nota, yo tengo la versión XBox 360 y es una delicia (sin instalarla que ya sabeis que da problemas de texturas), y sin lugar a duda es desde hoy el referente de juego de rol occidental y un claro aspirante a juego del año. Un merecido 10.

    PD: David¡¡¡ Donde andas metido???

  3. Sir_Rul vete instalandolo que ya creo que se soluciono el tema de las texturas con un parche xD. Hablando del analisis, simplemente sublime y me dan ganas de pillarmelo y saborear esta obra maestra, pero por ahora seguire esperando a que baje de precio xD.

Deja un comentario