El poder de los naipes, también en versión online

Podríamos decir que los juegos de cartas son universales. Llevan siglos ayudando a la población a vencer el aburrimiento y han sabido cómo traspasar las fronteras y adaptarse a las peculiaridades de cada generación, país y continente. De todos estos juegos, puede que los más conocidos, al menos los más demandados en este momento, son el póker y el blackjack, o también llamado “Veintiuno” en España.

Y como no ha habido frontera que haya resistido el ímpetu de los naipes, también en el campo virtual están siendo toda una revolución. De hecho, el póker es el juego de cartas que cuenta con más adeptos tanto en formato presencial como en línea y el blackjack es, junto con la ruleta, el juego de azar más demandado en el mundo de los casinos de Internet.

Si quiere saber el secreto del éxito de sendos juegos, aquí  Encuentra los mejores casinos para móviles en español en Casino-Movil.es, y tiene la oportunidad de hacerlo de forma rápida, segura y muy divertida. Ya sabe que este portal es pionero en cuanto a seguridad y responsabilidad y que, además, cuenta con bonos de bienvenida para que sus primeras partidas no le impliquen riesgos. O, si lo prefiere, puede empezar practicando con las versiones gratuitas para adquirir habilidad antes de comenzar con las apuestas. Sólo tiene que registrarse como usuario, elegir el modo de pago y descargarse la aplicación de los juegos que elija.

Si se decanta por el póker, como norma general, se reparten cinco cartas y, a través de descartes, los jugadores tienen que conseguir la mejor jugada posible, que van desde la pareja simple hasta la escalera de color. Y si lo que prefiere es el blackjack, la clave está en obtener 21 puntos sumando los valores de las cartas. Para ello, las figuras valen diez puntos y el as vale uno u once, según le convenga al jugador.

Comience a barajar desde su ordenador o su teléfono móvil. Nunca se sabe cuándo puede tener un as en la manga y siempre se debe estar preparado para aprovecharlo.

facebooktwittermail

Deja un comentario