Análisis: Aarklash Legacy

Cyanide nos brinda su nueva creación: Aarklash Legacy, un juego de rol que se suma al carro de aplicarle a su base clásica un toque de estrategia real que hará en principio que los combates tomen un aire más dinámico y abierto en sus consecuencias y amplíe las variables del mismo en relación directa a la estrategia que tomemos en mano para repeler a nuestros enemigos. Una historia clásicamente concebida bajo el manto de las leyendas épicas, bañadas en magia y poderes sobrenaturales a cargo de seres de otros mundos y de héroes casi indestructibles.


HISTORIA

Justo en los albores de nuestra aventura, a modo de prólogo, una voz en off nos sitúa:
“Esto es Aarklash. La guerra entre los Señores Oscuros de Acheron y los Barones de Alahan se recrudece por momentos.
Para financiar la guerra, los barones han contraido una seria deuda con el ente de los Goldmongers.
Muchos nobles han caído en la morosidad, y el ente ha enviado a sus Espadas Rueda, guerreros expertos y maestros en el arte de cobrar deudas.
Un escuadrón al uso de cuatro Espadas Rueda se hallan en profundos territorios León cuando una nueva guerra, de una naturaleza muy diferente, es declarada”

JUGABILIDAD

  • Tipo de juego

Parece ser que la idea por parte de las compañías de mezclar estrategia en tiempo real y rol de toda la vida está en auge. Nos encontramos pues ante uno de estos casos cuando jugamos a Aarklash Legacy. Una temática claramente dirigida hacia la aventura fantástica, donde la magia y los seres de otros mundos y con poderes sobrenaturales formarán parte de la scene de la aventura. Los tintes estratégicos irán claramente dirigidos a dotar a los enfrentamientos entre nuestro equipo de guerreros y los enemigos que paulatinamente vayan apareciendo de un dinamismo en el que tendremos que discernir qué guerrero debemos usar para con respecto al enemigo que tengamos encarado y por supuesto cuando hacerlo.

  • Mecánicas de juego

Hay que reconocerle a Aarklash Legacy la muy difusa línea que logra crear entre los dos géneros de los que bebe. Sin embargo, esa línea tan endeble en algún momento puede llevarnos a sentirnos un poco perdidos en lo que a objetivo y mecánica básica del mismo se refiere; esto es, siendo el punto central del juego el combate, éste tiene unas peculiaridades que hacen que en nivel de acierto con que los chicos de COMPAÑÍA han programado el mismo, tenga ciertos altibajos. Por un lado, en lo que al apartado estratégico se refiere, se puede decir que existe una estructura hasta cierto punto sólida en su mecanismo. Puedes planear un una estrategia de ataque que, llevada a buen término puede conducirte al éxito, pero por la parte paralela en el combate, en lo referente al control de nuestros personajes, y especialmente en cuanto a su IA, a veces puede resultar en un comportamiento de la cpu un tanto confuso y casi incoherente. Digamos que el sistema de control esta un poco mal calibrado, de tal manera que en varios momentos la inexactitud de respuesta de nuestros controlados nos pueda sacar de nuestras casillas en más de una ocasión.

Por otro lado, y en cuanto a lo referido a estructura de avance y evolución de los personajes, se basa en la clásica suma o cosecha de puntos de experiencia y habilidad que nos brindará una progresiva mejora en los atributos de nuestros personajes. Y aquí he de decir que aparenta estar bien ajustada y estructurada, pero por desgracia la lacra de la jugabilidad está tan presente en todos los momentos del juego que hace seguramente que no sepa valorar de una manera completamente objetiva esta bondad del título de COMPAÑÍA.

  • Control

Por tanto, y centrándonos en el control y jugabilidad básica del mismo, a veces se hace casi estresante el simple hecho de ir cambiando de personaje en los momentos de la batalla, como si en ocasiones pareciera que nuestro ratón se ha roto o simplemente el juego tiene bugs que impiden que haya la mínima fuidez exigible a cualquier buen título que se precie. Éste, estoy seguro, será un problema que le haga bajar muchos enteros en su valoración final para un amplio espectro de usuarios que, como servidor, priman la jugabilidad por encima de la historia (que como he comentado antes tampoco es una maravilla) o los gráficos.

  • Innovación

Si hablaramos del primer caso de mezcla de los dos géneros mencionados anteriormente, podríamos estar hablando de un hecho notablemente innovador. Sin embargo, incluso en el mundo de los juegos indie, ya nos hemos cruzado con ejemplos de este tipo de amalgama que incluso están por encima de este título. No hallo pues, nada que realmente huela a novedad en el mismo.

  • Duración

Quien quiera realmente exprimir al máximo todo lo que ofrece la historia (y solo la historia, porque carece de modo multijugador o algun modo de juego extra), puede encontrarse con un juego moderadamente largo, ya sea por la duración del mismo o por desgracia, por los altibajos que vamos encontrándonos en el desarrollo del mismo. Podemos decir entonces que estamos ante un título que ofrece una duración, y más importante, una durabilidad estándar en lo a que juegos de rol se refiere.

  • Dificultad

Es una auténtica lástima, puede incluso que hablemos de lo peor que le puede pasar a un videojuego en general, que la dificultad gane enteros en cuanto a dureza de la misma por culpa del desacertado y completamente descalibrado sistema de control, que sin ánimo de parecer repetitivo, me veo en obligación de volver a recordar en todas y cada una de las oportunidades que se me preste, pues considero una verdadera lacra que no haya un mínimo de soltura y facilidad para intercambiar entre personajes y llevar a cabo acciones pensadas de antemano, que se quedan en nada porque no podemos acertar en el momento preciso de la ejecución.

En cuanto a la dificultad que muestran nuestros enemigos, y dejando de una vez de lado el problema que tenemos en “casa”, éstos cuentan con una IA aceptable en los tiempos que corren, siendo la base de su habilidad el nivel que tengan, que ira bastante bien aparejado al nivel que vayamos acumulando nosotros, y siempre pareciendo el enemigo presente algo más fuerte que el anterior que hayamos derrotado.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Pensando siempre desde la óptica de un juego indie, el juego ofrece escenarios poligonales, con un renderizado aceptable y que, sin querer compararlos con los gigantes que existen hoy día, no es ni de lejos la principal debilidad del juego. Buenos gráficos tridimensionales para esta creación indie.

  • Apartado Sonoro

Unas melodías de corte épico que saben acompañar a la acción y que nos sorprenderán gratamente por su calidad y denotemos que han sido producidas con esmero y profesionalidad. A la altura de más de una superproducción del género. Muy buena.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Aarklash Legacy es una combinación de dos tipos de género que, si el nivel de continuidad en la creación de estos productos por parte de las compañías continúa en este ritmo, algún día darán nombre a un género independiente de los demás. A niveles generales, e incluso sin mencionar directamente su peor característica, nos encontramos ante un juego de nivel medio que no marcará un antes ni un después en el mundo de los rpg con tinte estratégicos.

LO MEJOR:

– Muy buena banda sonora.

– Gráficos que rallan a un buen nivel.

LO PEOR:

-Sistema de control exasperante, fallido, tosco como él solo.

-Multijugador inexistente.

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario