Análisis: Dragon’s Crown

Hace mucho tiempo, las maquinas recreativas, y en especial los hack’n Slash bidimensionales, eran los reyes del mundo arcade. Pero la introducción del 3D y las nuevas ideas jugables, hicieron que estas desaparecieran, o mutaran en otras nuevas mecánicas, hasta llegar a casi su total desaparición.

Por ello nos ha dejado sorprendido lo que han conseguido la pareja Atlus y Vanillaware con este Dragon’s Crow. Ya que con ellos el género ha vuelto a la vida, con un esplendor fuera de serie, y tocando el corazón de todos los que vivimos aquella época pero con la belleza de los juegos que se pueden lograr hoy en día.

HISTORIA

La historia nos lleva al mundo Hydeland. Un mundo donde la muerte, la destrucción y el caos rodean a todo lo que en su momento fue belleza. Y más a un desde que un despiadado dragón hizo presencia en estas ya castigadas tierras. Por ello, un grupo de intrépidos aventureros pondrán su vida en juego para regresar la paz al lugar de la que un día disfrutó.

La historia simplemente cumple la función de introducirnos en un mundo, además de dadnos un más que común objetivo en el juego, ya que argumentalmente es cierto que el juego pierde bastante y no da demasiada importancia a la historia, cosa de la cual esperábamos que fuese algo mayor. Ya que un mundo de esta tipología siempre puede dar para mucho más de sí.

JUGABILIDAD

El concepto de Dragon’s Crown puede resultar algo difuso en principio, ya que a simple vista nos encontramos ante un clásico juego de lucha callejera de fantasía épica. Pero cuando vamos profundizando en el productos llegamos a darnos cuenta que nos encontramos ante una interesante aventura, con grandes toques de rol, y una variedad de posibilidades que lo hacen verdaderamente original y variado.

Por lo tanto, no todo será pegar mamporros por las calles, sino que además deberemos estar pendientes de nuestras habilidades, mejoras, posibilidades, y demás situaciones que hagan que avancemos y evolucionemos dentro de este mundo.

Dicho mundo, está dividido en una buena cantidad de misiones, además de un centro neurálgico en el cual podremos realizar todas las gestiones de nuestro personaje. Ya pueda ser comprar en tiendas, mejorar armas o simplemente gestionar nuestra partida.

Metiéndonos ya de lleno en el juego, este nos dará a elegir entre seis personajes, cada uno de ellos con unas características y habilidades muy especiales y especificas, haciendo que cada uno sea más adaptable a nuestra forma de jugar. Estos personajes son; un mago, un enano, una hechicera, una amazona, una elfa y un guerrero.

Como ya os imagináis, cada uno se basará más en un tipo de ataques, de defensas y en general, de formas de combatir. Siendo normal que el mago base su poder en la magia y el ataque a distancia, el guerrero en el cuerpo a cuerpo con armas, o la elfa en los ataques lejanos con arcos. Pese a ello los diferentes objetos que vayamos encontrando nos darán poderes o posibilidades variadas, cosa que hará que tengamos que tomar decisiones jugables diferentes a lo habitual de nuestro personaje.

Por último, respecto a los personajes, decir que estos podrán ser en poca medida personalizados. Pudiendo elegir el colorido de sus uniformes, y algunas características. Echándose de menos una posible mayor customización.

El control del juego es bastante sencillo y asequible para nuevos y antiguos jugadores, ya que las explicaciones en un tutorial el cual estaremos obligados a realizar son casi imposible de no entender y dominar. Eso sí, el control nos dará cantidad de posibilidades, de combos, de movimientos de defensas, etc. Cosa que hará que los combates sean más variados y emocionantes. Hay que destacar que en la versión de Vita encontraremos algunas posibilidades de utilizar la pantalla táctil, cosa que siempre es de agradecer.

En cuanto a los enemigos, decir que nos encontramos ante una buena variedad de ellos, destacando como siempre los monstruos finales de gran tamaño. Teniendo todos una correcta inteligencia que nos puede hacer la vida algo imposible.

Dentro del juego, deberemos estar también atentos a la gran cantidad de ítems que nos encontraremos en nuestro camino. Estos nos servirán para mejorar a nuestro personaje. Además una cantidad de monedas caerán al suelo siempre que abramos un cofre o matemos a unos enemigos, viniéndonos estas muy bien para ser utilizadas en las tiendas.

El juego pese a su temática tiene una duración bastante considerable, ya que podremos sobrepasar las 15 horas de juego, pidiéndonos el cuerpo más y más, ya que el afán de superación y mejora nos mantendrá enganchado de principio a fin. Además una dificultad bastante exigente en ciertos momentos, hará que la cosa se alargue más aún.

Por último, uno de los puntos más importantes a destacar, es la posibilidad de jugar de modo cooperativo tanto en la misma consola como de forma online con un total de cuatro jugadores en pantalla. Siendo este uno de los puntos más divertidos y esperados del juego, teniendo el único fallo de no haber implementado la posibilidad de que los jugadores de Playstation 3 y PsVita jueguen entre ellos. Por el resto, genial.

APARTADO TÉCNICO

Dragon’s Crown destaca por ser un juego con una estética tanto visual como sonora verdaderamente preciosa.  Subrayando especialmente el increíble y bello apartado artístico que posee el juego. Posee un toque de originalidad verdaderamente reseñable tanto en los escenarios como en los personajes. Y todo dentro de que estamos hablando de un juego que es totalmente bidimensional, y el cual por cierto, hay que decir que trabajan a unos 60 fps bastante estables.

Los escenarios son una autentica delicia. Tienen un toque de acuarela precioso, y con una cantidad de detalles y de variedad de zonas que a cada segundo del juego nos sorprenderán más.

En lo que a los personajes se refiere destaca dos cosas. Por un lado las increíbles animaciones y  la fluidez con que se mueven por los preciosos entornos. Y por otro lado destacar el polémico pero maravilloso diseño de los propios personajes. Los cuales han sido especialmente criticados por ciertos sectores algo retrógrados por cosas como los amplios y bien nutridos pechos que posee una de sus protagonistas.

En definitiva, un aspecto visual muy destacable y preciosista que jamás hemos visto en un juego de estas características.

Al igual que el apartado visual, el sonoro, es también una verdadera delicia esta vez para nuestros oídos. Ya que de la mano de uno de los padres de la música de juegos como Vagrant Story, nos llega acompañado de una bellas melodías con tintes medievales que nos meterán en un mundo de fantasía y situaciones épicas.

Estas melodías irán acompañadas a su vez, por unos potentes efectos sonoros, y una narración y subtítulos que por desgracia nos llegan en ingles o japonés, así que aunque no haya que leer mucho siempre es de criticar.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Hacía tiempo que no nos encontrábamos con un juego de lucha callejera medieval tan increíble, con tantas cosas buenas, y que vuelve a mostrar que las antiguas mecánicas jugables nunca pasarán de moda.

Un juego que disfrutarán tanto antiguos como nuevos videojugadores, tanto jugable como artísticamente. Resaltando con ello el magnífico catalogo exclusivo que poseen las consolas de Sony, y el mimo que pone a productos de cualquier tipo.

Así que amantes de los juegos bidimensionales de lucha, no dejéis de pasar la ocasión de disfrutar de este notable Dragon’s Crown.

LO MEJOR

-Su increíble apartado artístico

-Diversión y horas de juego

-Jugar en cooperativo es lo mejor del mundo

LO PEOR

-La falta de traducción

-El no poder jugar entre plataformas

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario