Análisis: Resogun

Muchas veces nos pensamos que los juegos de lanzamiento de una consola son aquellos que son capaces de demostrar el potencial que posee dicha consola. Pero hay veces que juegos que a priori son sencillos en concepto y mecánicas, son capaces de dar más de sí que cualquier súper producción encargada para el evento.

Por ello, Resogun es quizás el juego más sorprendente del  inicio de PlayStation4, superando con creces a grande obras que quieren demostrar que ese cambio de generación merece la pena.

Así que amigos y amigas, no os perdáis las siguientes líneas de análisis, porque aquí lleváis, el primer zas en toda la boca, de un pequeño a un grande de la generación.

ESPACIO CIRCULAR

Pese a que Resogun nos pueda parecer un simple y sencillo juego de naves, no podemos dejar de deciros que nos encontramos ante uno de los proyectos más sorprendentes dentro del género desde hace mucho tiempo.

Un juego en el que pasamos de vivir bajo el scroll lateral o vertical en una sola dirección, a vivir bajo el poder del scroll lateral en las dos direcciones, conllevando con ello las posibilidades jugables que da el que podamos vivir una experiencia más compleja y difícil de afrontar, especialmente debido a sus multiples situaciones.

Como ya os decimos, Resogun nos permite meternos en un juego en el que dentro de una zona marcada, podremos mover a nuestra nave y proyectiles en la dirección que nos apetezca. Un juego donde lo importante será sobrevivir, y ante todo rescatar, si es posible, a una serie de humanos que nos darán un número de puntos, que a su vez nos servirá para escalar en la tabla de puntuación a nivel mundial. Un punto que quizás no sea atrayente, pero será ponernos a los mandos de una de las naves y no nos podremos desenganchar de ellos.

Porque eso es otra cosa, el objetivo del juego es básico. Rescatar humanos, destruir naves, destruir grandes naves, y conseguir la máxima puntuación. Vamos… un concepto básico y bien llevado, que nos consigue enganchar y rozarnos nuestra fibra competitiva por conseguir la mejor marca mundial.

Todo ello lo podremos realizar con la ayuda de los dos stick, siendo uno para movernos y otro para disparar. Y por otro lado con la pulsación de los diferentes gatillos, los cuales nos permitirán desde hacer maniobras evasivas, hasta realizar potentes y destructivos ataques. Y todo con una suavidad de control verdaderamente envidiable por los demás juegos del mismo género… y es que todo fluye como la seda.

En lo que respecta a las posibilidades jugables del producto, hay que decir que este posee un total de cinco apasionantes niveles, y tres tipos de naves con diferentes características, que las hace únicas. Y ahora os estaréis preguntando que durabilidad nos da un juego con tan pocas opciones… pues os aseguramos que muchas y muchas horas, ya que superar cada una de estas fases en niveles altos, y además hacerlo con buena puntuación, podrá llevarnos bastantes horas de entrenamiento. Y claro, esa es la motivación para perfeccionar… conseguir ser el mejor a nivel mundial.

Por cierto, uno de los mayores impedimentos que tendremos a la hora de superar con buena puntuación este juego, no será otro que las hordas de enemigos y oleadas de balas que estarán por todos lados en cada una de las misiones y niveles de dificultad que forman este Resogun, y os aseguramos que pueden ser muchas.

Antes de terminar este apartado, os tenemos que hablar del interesante modo cooperativo online que posee el juego. En el que podremos junto a otro jugador disfrutar de las diferentes fases. Además, también se ha incluido la posibilidad de utilizar Vita en juego remoto, lo que nos permitirá llevarnos Resogun a cualquier lado de la casa en nuestra portátil.

PARTÍCULAS INTERGALÁCTICAS

Resogun quizás sea el primer producto que es capaz de mostrarnos el potencial base de PlayStation 4, ya que lo que nos muestra en pantalla es algo que dudamos que la anterior generación pueda ser capaz de mover con la belleza y fluidez que es capaz de hacerlo aquí.

El juego nos lleva a un mundo de partículas, de magníficos efectos lumínicos, y  ante todo a un mundo donde los 1080p y los 60 fps por segundo no son un sueño, si no una autentica delicia para disfrutar. Un juego que utiliza como pocas veces se ha visto la técnica visual de voxels, que esperemos que en esta generación se ponga algo más de moda, ya que es capaz de mostrar lo que pocos conceptos gráficos consiguen.

En definitiva, pese a la sencillez visual que parece que el producto posee en una ojeada rápida, nos damos cuenta que cuando nos sentamos ante él y lo disfrutamos, nos encontramos ante un prodigio visual.

Por último decir que el apartado sonoro cumple también con creces, siendo especialmente curioso y original, la interacción de la consola con el mando y su altavoz para darnos avisos para ponernos alerta de ciertas situaciones del juego.

UN GALÁCTICO COMIENZO

Ha llegado a todas nuestras consolas sin hacer apenas ruido. Incluso ha llegado a muchas de estas de forma totalmente gratuita, debido a que es el primer juego regalado por PSN Plus. Pero como ya os decíamos al principio de este análisis, el juego de Housmarque ha llegado para quedarse con nosotros, además sentándose en ese selecto listado de juego que de principio son imprescindible adquirir para saber por donde empezó todo en esta generación.

Un producto independiente verdaderamente reseñable. Muy divertido y original, al cual le acompaña un apartado visual verdaderamente increíble. Así que corred a por este Resogun, disfrutadlo y decidle a todos vuestros amigos que hay un pequeño juego de naves que marca el inicio de una generación que se espera muy interesante dentro de este mundo de las pequeñas empresas con magnificas producciones.

LO MEJOR

-Su espectacular apartado visual

-Lo manejabilidad

-Diversión en estado puro

LO PEOR

-Algún modo de juego, y algunos niveles y naves más, no hubiesen venido mal

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario