Análisis: The Last Door

Cab Analisis 2014 The last Door

El estudio intependiente The Game Kitchen nos trae, por temporadas divididas en episodios, una aventura gráfica de terror que recuerda a las ya jugadas en los años ochenta y noventa traídas de la mano de LucasArts y Sierra. Una aventura gráfica que no hemos sabido valorarla en nuestro país (la ubicación del estudio está en Sevilla), y que tuvo que buscar su andadura en el extranjero para logar un reconocimiento, que sin lugar a dudas, merece tener. Los capítulos de la primera temporada están en numerosos idiomas, siendo el inglés y el castellano los idiomas traducidos oficialmente. Ahora, analicemos como es debido esta aventura gráfica de terror.

HISTORIA

La primera temporada se ha dividido en cuatro capítulos, todos ellos correlativos y con una narración (por llamarlo de alguna manera ya que nadie nos narra nada y solo somos nosotros mismos los que vamos descubriendo lo que va pasando con nuestros propios hechos) perfecta. Una  historia que te obliga a empezar un capítulo conforme acabemos su anterior, para intentar resolver dudas, que son respondidas con cientos de preguntas más. A cuál más intrigante.

Somos Jeremiah Devitty recibimos una carta de quien fue nuestro amigo de la infancia, Anthony Beecworth. Sin dudarlo, y tras leer la misteriosa carta, ponemos rumbo a nuestra aventura, en la que a través de numerosos escenarios, todos ellos personalizados y creados con cierto atractivo retro, iremos descubriendo nuevas tramas y nuevas historias que nos mantendrán pegados a la pantalla de principio a fin.

Todos los episodios están divididos en un prólogo, que no descubriremos hasta el final del capítulo el significado y el por qué de cada uno de ellos, y un final que no pasa desapercibido, y que para verlo, debemos realizar todos los pasos que los desarrolladores han querido que realicemos con algún por qué y con mucha lógica.

JUGABILIDAD

The Last Door es un aventura gráfica clásica, un point and click de diseño pixelado y temática de terror psicológico. Como toda aventura y en esta nunca mejor dicho, tendremos que pasear el ratón por los escenarios en busca de objetos con los que interactuar o activar. Ya solo quedara que nuestra imaginación pues consiga dar con que tenemos que utilizar estos objetos. Muchas veces nos quedaremos atascados buscando y buscando, porque no está tan claro lo que podemos activar y no. De todas formas el hilo narrativo de la historia no se pierde.

Superar esta interesante aventura tendrá una duración que dependerá mucho de nuestra capacidad en combinar los objetos con otros para avanzar en la historia. Como ya hemos indicado, hay algunas ideas que, una vez realizadas, nos daremos cuenta de la lógica, pero que, para realizar ese movimiento, tendremos que haber probado antes unas decenas de movimientos. Por norma general, los capítulos durarán aproximadamente entre media hora y una hora, un margen de media hora que dependerá también, además de lo ya mencionado, de nuesta práctica en este tipo de juegos.

Eso sí, para quienes no han jugado a este tipo de videojuegos, la dificultad puede ser media-alta, puesto que hay algunas combinaciones de movimientos que, insisto, no son apropiados ni comunes. Para quienes tengan una práctica en el juego, no se encontrarán, ni muchísimo menos, con la aventura gráfica más facil de las jugadas, ni tampoco con la más difícil. Por lo que podríamos decir que la dificultad estándar de The Last Door es media.

APARTADO TÉCNICO

El apartado visual es el ya visto por todos pixelado, solo que para desmarcarse un poco, los pixeles son mas grandes. Esto esta bien porque es original, y aun así permite respetar los diseños de la época. Pero falla jugablemente, porque al ser tan grandes algunos objetos evidentemente no tienen la definición necesaria, e interactuar con ellos o encontrarlos simplemente o darte cuenta de que se puede hacer algo con ellos será cuestión de suerte muchas veces, porque resalte el ratón. Luego la paleta de colores es sobria y destaca con efectos lumínicos, como por ejemplo la linterna, que llaman la atención. Ademas hay momentos gores están muy conseguidos.

Pero sin lugar a duda el gran apartado del juego, el que logra despuntar, y confiere al resto de elementos toda la fuerza necesaria para que logren sus objetivos. La banda sonora es un espectáculo. Va que ni pintada a un juego como este, que necesita crear una ambientación mas alla de la historia para asustar al personal. Carlos Viola merece ser mencionado por la inmensa partitura que ha creado. A todo esto se unen los efectos sonoros, que destacan sobremanera sobre los gráficos pixelados, que aunque no nos cansemos de ellos, si es cierto que ya no sorprenden como antes.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Como ya hemos dicho en el inicio de este análisis, The Last Door no tiene nada que envidiar a las aventuras de LucasArts y Sierra, salvo cierta distancia claro está, pero para quienes jugasen a Monkey Island e Indiana Jones, tienen aquí un videojuego con el que disfrutarán, cambiando el humor conocidísimo de dichas aventuras por algún que otro sobresalto.

LO MEJOR:

-El argumento es interesante.

-La banda sonora es maravillosa

LO PEOR:

-Debería durar más para ser todavía mejor.

-Podemos llegar a perdernos buscando con que interactuar debido a la falta de definición pixelada.

-Tener que esperar a la realización de cada episodio

Valoracion The last door

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario