Análisis: Tears to Tiara II Heir of the Overlord

No tenemos ni idea de la cantidad de juegos que enriquece el mercado japonés hasta que nos llega, muy rara vez, pero nos llega. Tal es así, que podemos darnos con un canto en los dientes con las superproducciones que nos llega, ya que siempre hay algún que otro título que se niega pasar la frontera nipona. Numerosos Final Fantasy son los que nos hemos quedado sin ver, algún que otro título de la saga Tales of, y, entre una lista interminable, algunos Blue Dragon. Si esto pasa como ya hemos dicho con las superproducciones, ¿os imagináis la cantidad de títulos con menos presupuesto, menos nombre y un sistema de batalla algo peculiar? Pues bien, esto es lo que le pasa al juego que hoy nos traemos entre mano, titulado Tears to Tiara II: Heir of the Overlord. Y algunos os preguntaréis ¿Ah!, pero es que encima hubo una primera parte? Así es, desarrollado también por Aquaplus, como esta segunda parte, y que fue distribuido primero para PC y posteriormente, debido al rotundo éxito, para PlayStation 3 y PSP. Y es que hasta llegó a tener un anime de veintiséis capítulos dirigidos por Tomoki Kobayashi y escrito por Toko Machida, dos desconocidos que quizás algún lector conozca.

Cab Analisis 2014 Tears to tiara II

La historia del juego quizás es el motivo por el que se ha decidido sacar esta versión. Y es que resulta que la historia se desarrolla en una ciudad ficticia pero inspirado en un país de la Unión Europea, concretamente, el nuestro, llamándose Hispania. No solo el nombre hace pensar esto, si no el dibujo del continente es similar al nuestro y el lugar donde se sitúa Hispania es en la península sur, haciendo frontera con el Imperio Divino, lugar donde vive Hamil, futuro aspirante al trono, hasta conocer a una supuesta diosa que desvela más de un enigma en su haber y que pasará a ser la razón por la que se mueva todo el hilo argumental de la historia que lamentablemente, llega entera en inglés.

Tears to Tiara II es un Rpg táctico, con unas pautas y un menú de combate cargado de posibilidades. No vamos a compararlo con otros ya que no acostumbramos a hacerlo, pero es de lo más completo que ha llegado en los últimos tiempos. A esto también hay que añadirle dos alicientes, uno casi esperado por el tema de haber logrado lanzar un anime, y es que los diálogos, tanto en combate como fuera de ellos, llegan a cansar al jugador, tanto es así que si encima de ello, tenemos que encargarnos de traducirlo, hace que este título sea menos captado de lo que ya de por sí lo va a ser incluso si llegara a nuestro idioma. Por otro lado, y como nos ha ido acostumbrado algún que otro título de puzzle en esta generación, la vestimenta de las personajes femeninas, y numerosas de sus poses, por no decir todas, son de lo más erótico que se recuerda en un videojuego.

tears-to-tiara-screen-4

La mecánica de juego de Tears to Tiara II no presenta gran novedad respecto a lo que ya podemos estar acostumbrado en los juegos de rol táctico. Un turno para poder movernos y / o plantear nuestra batalla, y un turno para la máquina. (De la que luego hablaremos de la IA que nos ha llamado en cierto punto la atención). El control, al ser el género que es, es preciso y no tendremos problemas de ello, tanto como para los que han podido jugar anteriormente a este tipo de videojuego como los que no, aunque bien es verdad que para estos últimos no hubiera venido nada mal aunque sea un pequeño tutorial, aunque fuera básico, porque la primera batalla más de uno deambulará por el tablero táctico. Pese a ello, no hay que tener miedo ya que se consigue el control y captamos la mecánica de forma rápida, sencilla y sobre todo, intuitiva. Lo que sí va a variar más será la manera en la que equipemos a nuestros personajes, ya que esto sí que influye bastante en el potencial de nuestro personaje.

Hablando ya de la inteligencia artificial, destacamos lo mucho que nos ha sorprendido. No es que sea revolucionaria tampoco, las cosas como son, pero la IA responde de maravilla al momento en el que se encuentra nuestro enemigo. Y es que si estamos al borde de caer derrotado, hará todo lo posible para agobiarnos y estará siempre al acecho. En cambio, si es ella la que está al borde de caer eliminada, dará las vueltas que tenga que dar en busca de cofres y mareará la perdiz tanto como pueda y más, de ahí que nos han dado la posibilidad de rebobinar hasta veinte turnos por si queremos hacer otra opción a la que habíamos elegido anteriormente.

tears-to-tiara-screen-1

La duración en condiciones normales no llega a las 40 horas. Decimos que no llega porque depende mucho de lo bien o mal que se nos dé un combate en concreto, y de lo rápido que seamos traduciendo o comprendiendo. Por lo que si el título llegara en nuestro idioma (o nosotros supiéramos a la perfección la lengua inglesa) y los combates ni se nos atraviesen ni sean cosa de coser y cantar, ese es el tiempo que ronda la historia.

Como ya decíamos, la dificultad varía mucho. La IA que tiene este juego hace que se incremente un poco, el idioma, también, y por otra parte, lo dócil que seamos a la hora de equipar a nuestro personaje con una armadura o arma diferente. Para los expertos no se les va a hacer muy complicado, pera para quienes comiencen en este género, quizás noten algo de dificultad. Bien es verdad que no es el peor juego con el que iniciarse hablando de este tipo de género (no hablamos de calidad) pero tampoco es el más fácil para iniciarnos en él.

El apartado gráfico peca de poca originalidad. No es malo, ya que ciertos escenarios llaman la atención, y gustan. Personajes con parte de su cuerpo desproporcionado típico del lugar donde viene el título, un cell shading presente en la jugabilidad y un anime presente en todo momento. No perfecciona en nada, pero cumple todo lo tocado.

Por otra parte, el apartado sonoro, como siempre típico de Japón, es una maravilla. No es brillante, ni tiene un compositor de gran renombre atrás, pero si hay algo en lo que siguen mandando los títulos exportados del país del sol naciente, es en la banda sonora.

tears-to-tiara-screen-6

Y aquí acabamos nuestro análisis de Tears to Tiara II: Heir of the Overlord. Un título que aconsejamos, que gustará y dará horas de diversión, pero que llega en inglés. Y es que esta es y será la razón por la que no va a ser una súper venta e incluso quedará descatalogado en breve, y que seguramente, vayan a pedir una pasta por el juego. Hay que quedarse más bien con que ha llegado, que ya es algo. Ya el tema del idioma, con tantas exigencias a niveles académicos, llegará a ser un fallito sin mayor importancia.

LO MEJOR

-Sistema de batalla.

-Su Cell Shading

LO PEOR

-Que llegue en inglés

Valoracion Tears to Tiara II

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario