Oointah es un pequeño estudio americano localizado concretamente en Minneapolis. De ahí es de donde ha salido Death by Games Show, un juego con el que se inician en este mundo que tanto nos gusta y que, para ser nuevos en esto, han conseguido un resultado notable.

ANÁLISIS

 Death by Games Show cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

OOINTAH

DISTRIBUIDOR

OOINTAH

.

.

.

VALORACIÓN

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

En Death by Games Show nos avanzamos al futuro, llegando concretamente al siglo 26 y que los propios desarrolladores destacan haberse dejado influenciar mucho por la película Idioacy. Como trama del juego tenemos decir que estamos ante algo un poco loco, puesto que el protagonista, un humano llamado UH Wutt, tiene que salvarse así mismo de la condena que le ha tocado vivir… un show que tiene como objetivo terminar con su vida y él, por el contrario, evitarlo. Todo vale.

Death by Games Show es un juego en scroll lateral que tira mucho de una estrategia dinámica a la hora de poder realizar las diferentes adversidades. Hay que pensar las cosas pero tenemos que ser rápidos, ya que es un sistema de juego frenético y poco o nada es el tiempo que tenemos para pensar, sí para improvisar.

analisis Death by Games Show img 001

UH Wutt tiene que salir ileso, o al menos conseguirlo, del Show de la muerte, por así llamarlo, en donde millones de androides y maquinaria similar intentarán poner fin a la vida del protagonista, el cual tiene una inteligencia (a nivel representativa, no técnica) pero dicha inteligencia es algo superior (no mucho) a la de los enemigos que os estamos contando. Y nivel tras nivel, prueba tras prueba, iremos sobreviviendo al medio centenar de niveles que tiene el título.

Para evitar el suplicio, contamos con un arsenal variado con el que nos abriremos paso a medida que vayamos avanzando. Además de este arsenal, nos encontramos también con Power ups capaces de mejorar habilidades para aquellos momentos de aprieto.

Antes hablamos de la que inteligencia no era muy desarrollada, y dijimos que no nos referíamos a la técnica, es decir, a la IA que normalmente tratamos. Y ahora sí vamos a hablaros de ella, y es que a pesar de que los enemigos no son demasiado inteligente, parece que a la hora de perder esa inteligencia pasó algo que no afectó en nada a su objetivo, esa odiada y a veces desesperante obsesión en eliminarnos.

analisis Death by Games Show img 002

No vamos a poner la mano en el juego, pero estamos casi convencidos que raro será el nivel que no muera el jugador al intentarlo por vez primera. No es un juego imposible, pero tampoco es sencillo, y tendremos que hacer algunas cosas más bien de la cuenta para superarlo, porque si no… estamos perdidos. Esto hace que sea relativo calcular una duración estimada, que para que os sirva de orientación, en unas ocho o diez horas debe estar terminado. Con muertes y su tiempo dedicado a los menús de juegos.

Estéticamente, Death by Games cuenta con un diseño original, colorido y en lugar de ser líneal, es rotatorio, como si estuviéramos moviéndonos en el perímetro de esa circunferencia representada como si fuera un mundo, y que es el escenario que aunque nosotros nos parezca vivo y llamativo, Uh Wutt debe pensar algo completamente diferente.

En lo sonoro, el público los enemigos y las melodías aparentemente marchosas y llenas de ritmo, actúan sin ninguna variante negativa o similar.

analisis Death by Games Show img 003

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Finalizando, Death by Games es el ejemplo de cómo un estudio de la nada, con ganas y trabajo, puede, hacer un trabajo que aunque desafortunadamente no llegue a un gran número de jugadores, a aquellos pocos jugadores que sí lleguen estarán contentos de haber invertido el dinero en este juego. No es un indie sobresaliente, ni tampoco será recordado por el paso de los tiempos, pero el arsenal que ofrece, el carisma y situaciones del protagonista, y las horas dedicadas, juegan un papel importante a la hora de acabar satisfecho de haber jugado a Death by Games.
Facebooktwitter

Deja un comentario