ANÁLISIS: Pixel Piracy

Viendo el panorama que se nos presenta en nuestro país, la mejor opción que se nos presenta es echarnos a la mar y convertirnos en bucaneros de barbas largas y amantes del ron barato. Aunque esto no es tan simple como hacernos con un barco pirata de renting y ponernos a saquear ciudades y a asaltar otros barcos.

Por ello, para aprender a ser un buen capitán pirata, el estudio de Quadro Delta nos trae, junto a 505 Games y Re-Logic (creadores de Terraria), una aventura RPG en 2D titulada Pixel Piracy, adaptada por Abstraction Games a Xbox One y Playstation 4.

Casi un año después de su salida en PC, la adaptación a consolas no ha sido fácil, y el resultado final ha sido insatisfactorio en líneas generales, debido a su cambio del uso del ratón por el stick, la simplicidad de sus menús, o la increíble falta de estabilidad en su tasa de frames.

ANÁLISIS

Pixel Piracy Cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

QUADRO DELTA – VITALI KIRPU – ABSTRACTION GAMES

DISTRIBUIDOR

505 GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La vida pirata la vida mejor…

…o eso es lo que decía la canción, porque en Pixel Piracy tendremos mucho trabajo que hacer. A falta de una historia con un guión o argumento que sostenga el título, comenzamos con la edición del capitán pirata al que manejaremos, editando desde su nombre y aspecto físico, hasta sus ropajes. Seguidamente aparecemos en nuestro increíble barco pirata monoplaza (que no sirve ni para cruzar el Estrecho de Gibraltar), con la intención de derrocar a los tres grandes piratas que surcan los mares, y convertirnos así en el más grande de los corsarios.

A partir de aqui, solo queda trabajar, trabajar y trabajar. Nuestros esfuerzos deben centrarse en 2 objetivos que forman un ciclo constante: asaltar barcos e islas para obtener recursos por un lado. Y por otro lado, con esos recursos obtenidos, contratar piratas, armas, habilidades y mejoras para nuestro barco, para así poder asaltar barcos más grandes e islas más pobladas y obtener un mayor número de recursos.

analisis pixel piracy img 001

La motivación de los empleados es la base de cualquier empresa

La fuerza de trabajo es lo que hace que los empresarios se enriquezcan, y ello depende de la motivación y el cuidado de tus trabajadores. En la industria del pirata no iba a ser menos, así que, como buen capitán pirata, deberemos de ocuparnos de las necesidades de nuestros empleados: primero debemos de proceder a la contratación de los tripulantes, cuyo precio variará en función de sus habilidades. También debemos de proporcionarles las herramientas de trabajo (espadas, tridentes, hachas, martillos, pistolas, trabucos…), así como de asegurarnos de su formación continua en el sector (enseñarles a pescar, limpiar las heces de la cubierta, nadar, disparar los cañones…), y de la mejora de sus capacidades (aumento de atributos como salud, ataque, evasión, inteligencia…). Por último, también deberemos de hacernos cargo de su alimentación y del pago de sus salarios.

Pero no todo esto es suficiente, pues también deberemos, al igual que Google, proporcionar a nuestros empleados unas instalaciones de trabajo óptimas. En esta ocasión, será nuestro barco pirata, el cual podremos mejorar a base de piezas al estilo Minecraft, o directamente apoderarnos de los barcos enemigos que abordemos.

analisis pixel piracy img 002

Recorriendo los siete mares

Dentro del mapa generado proceduralmente, encontramos 3 tipos de lugares a los que acudir. El principal, las islas habitadas, lugar donde nuestros muchachos recuperaran la moral. Alli se encontrará la taberna para contratar nuevos piratas y las tiendas para comprar armamento, comida, habilidades y piezas para nuestro navío. Además será el lugar donde podamos modificar nuestro barco con las piezas que tengamos disponibles. En segundo lugar, las islas salvajes, donde podremos encontrar distintos botines defendidos por humanos salvajes y todo tipo de fauna silvestre. En tercer lugar y no por ello menos importante, los barcos piratas enemigos, los cuales podremos asaltar y ocupar, o directamente hundirlos en el fondo del mar obteniendo grandes recompensas.

Todos los sitios que podamos visitar vendrán catalogados con un número indicativo de la dificultad que el mismo depara, que servirá para decidir si buscar la muerte o rodearla, para enfrentarse a ella en otro momento.

No es el mejor barco para surcar estos mares

Si de verdad os gusta este tipo de juegos, o este en especial, siempre se aconseja que se juegue en un PC, pues no hay nada como un ratón y su puntero. Pero si no dispones de él, o por el contrario quieres a toda costa jugarlo en tu consola, deberás de acostumbrarte a su manejo.

Como ya hemos dicho, la adaptación no ha sido satisfactoria, ya que a pesar de la simplificación de los menús, la precisión del stick dificulta mucho el manejo riguroso de cada acción.

analisis pixel piracy img 003

Controlamos por un lado a nuestro capitán, pudiendo dirigir por nosotros mismos cada uno de sus movimientos con el stick izquierdo, y por otro lado, de forma conjunta o dividido por grupos a los demás piratas de nuestra tripulación, a los cuales podremos mandar con el stick derecho a que se dirijan hacia un cierto punto o que ataquen a un determinado objetivo. Este manejo de los demás piratas se hace con un puntero libre, simulando al ratón, pero la falta de precisión cuando se produce una mínima conglomeración de piratas en pantalla hace que pierda su sentido y eficacia.

Por otro lado, los menús se han simplificado para hacerlos más accesibles, y aunque este objetivo se haya conseguido, en nuestra opinión se han simplificado en demasía, quedando algo desfasados en relación a la versión de PC.

Un mundo desenfadado para cruentas batallas

La ambientación de Pixel Piracy forma un conjunto homogéneo, entre su estilo pixelado, los escenarios caribeños y sus divertidas melodías. Al principio gusta lo que se ve, nos hace esbozar una sonrisa y que nos fijemos en los detalles que cada escenario presenta. El problema se plantea a partir de las media hora de juego, cuando vemos que todas las islas y los barcos están totalmente clonados unos de otros, por lo que, la sorpresa a nivel visual se pierde demasiado deprisa.

A esto hay que unirle la impresionante caída de la tasa de frames que se produce cuando en pantalla se superan los 10-14 NPC’s, llegando a ser prácticamente injugable. Por supuesto, se espera que esto sea corregido, ya que supone un lastre considerable a la hora de poder avanzar en el juego.

analisis pixel piracy img 004

Otra de las pegas que podemos poner sería a causa de su estilo pixelado. Aunque luce muy bien, la nitidez de algunos objetos es ínfima, y a falta de una descripción correcta de los mismos, debemos de imaginarnos que es lo que son, pues por su aspecto físico no podemos descubrirlo.

A nivel sonoro peca del mismo problema que a nivel visual, una banda sonora divertida, pero reducida, siendo lo más significativo su canción principal y los efectos sonoros de los piratas.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

La idea de Pixel Piracy es muy buena, incluso en su apartado técnico, solo que, en general, se queda en un simple boceto. De haber dado mayor profundidad y variedad a la recolección de recursos y a los escenarios, junto con la corrección de ciertos errores como la caída de la tasa de frames, podría haber sido un indie bastante llamativo. Aun así es una forma diferente de acercarnos al mundo de los piratas, que puede llegar a ser del agrado de muchos, en parte gracias también a su alta rejugabilidad por su generación aleatoria de mapas. Eso sí, en caso de que os animéis a probarlo, hacedlo en su versión de PC a ser posible.
Facebooktwitter

Deja un comentario