AVANCE: The Elder Scrolls: Legends

Las desarrolladoras tienen sagas de videojuegos consideradas como buque insignia dentro de la misma y por la que normalmente, se le conoce. Un nuevo juego de esa desarrolladora viene agarrado de la mano con la frase “De los creadores de…” para atraer al público. Y de entre todas las grandes desarrolladoras, hoy vamos a hablaros de Bethesda. Su saga emblema, imposible no conocerla por culpa de Skyrim, un quinto capítulo de la saga bautizada con el nombre de The Elder Scrolls. A la espera de una sexta parte, que cada vez está más cerca de llegar, en el E3 de 2015 pudimos ver algo de la nueva entrega, titulada The Elder Scrolls: Legends. La moda de los juegos de cartas coge fuerza en este mundillo que tanto amamos gracias a HearthStone, HEX y el futuro Gwynt. Por suerte o por desgracia, todos juegos digitales, ya que el monopolio de juego de cartas físicas lo tiene Magic y desde que se subió al trono hace más de veinte años, ninguno de ellos ha hecho que se baje en dicho formato físico.

Pero, ¿a nivel de juego de cartas, hay alguien que le tosa a Magic? Nunca vamos a comparar juegos porque es algo que no nos gusta, pero de momento, con sus virtudis y defectos, Magic, HearthStone y HEX compiten entre ellos muy de cerca. The Elder Scrolls: Legends promete, pero aún no sabemos hasta qué punto. Esperamos eso sí a la fase gold del juego para decantarnos por un veredicto final, pero de momento, The Elder Scrolls: Legends promete.

AVANCE

The Elder Scroll Legends

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

BETHESDA

DISTRIBUIDOR

BETHESDA

.

Este juego de cartas tiene una historia que contarnos típicas de la saga pero siendo esta algo irrelevante en todo, con el fin de conseguir cartas adicionales para nuestros mazos. Algo tan sencillo como obligado de hacer ya que a más cartas, mejores mazos.

Aparte del modo historia, The Elder Scrolls: Legends tiene un modo duelo contra otro jugador online o la IA, que le falta un poco más de mejora puesto que lo consideramos algo sencillo cuando se le coge el truco, o una Arena, una vertiente puesta de moda en esto juegos que consiste en hacernos un mazo al azar entre cartas que nos dan a elegir, por lo que si no tenemos una carta, es aquí donde podremos conseguirla de manera provisional.

A diferencia con los juegos de la saga The Elder Scrolls, con The Elder Scrolls: Legends estamos en un juego que el mundo abierto se ha cambiado por mazos de cartas. El rol, de alguna manera sigue, al menos en cuanto a la parte teórica de la idea. Todo esto cambia la mecánica típica para poder jugarlo.

analisis the elder scroll Leg img 001

El objetivo del juego es único. Vencer a nuestro rival. El cómo, es lo que lo hace particular. Tenemos cartas, obviamente, y cada una de ellas, con una función y dentro de esta misma función, con diferentes objetivos para usarlos. Aunque ahora os lo explicamos más detalladamente, un mismo mazo puede jugarse de formas diferentes primero porque dependemos también de las cartas que vaya sacando nuestro rival, y segundo, del propio jugador, si decida hacer una u otra acción. Podría decirse que con dos mazos, uno enfrente del otro, se pueden jugar cientos de partidas diferentes, depende de los jugadores que lo utilicen. Sí es verdad que para ganar hay que relaizar unas jugadas que iremos viendo y aprendiendo con la práctica cogida, pero a veces, el cambiar de estrategia, sirve.

Las cartas tienen un coste para poder jugarla, calificado en Legends como punto de magia. Cada turno nuestro, nos dan uno. Esa es nuestra estrategia, por lo ue en un turno avanzado, podemos lanzar tantas cartas como sumas de estos puntos de magia nos permitan, con una combinación a nuestro gusto y antojo. Por ejemplo, con cinco puntos de magia, podemos lanzar una carta de cinco puntos, dos de cuatro (dejaríamos una sin usar) cinco de un punto… y así un ciclo.

analisis the elder scroll Leg img 003

Aunque cada carta tiene una habilidad diferente, que a veces altera las normas generales, lo explicamos a nivel general. Un tipo de carta son las criaturas, con su correspondiente valor en punto de magia, sus puntos de ataques y de defensas. A nivel general, hemos visto que más o menos, el juego está nivelado. Hay cartas rotas, sí, pero no están al alcance de todos.

La peculiaridad de The Elder Scrolls: Legends, es que el tablero está dividido en dos. Esto es lo que hace que este juego se llame así y no Magic o HearthStone. Como el tablero está dividido en dos, tenemos que elegir en cuál de los dos carriles depositaremos nuestras cartas, haciendo de ello una estrategia aún mayor. Aunque bien es cierto que es el mayor atractivo del juego por su, como hemos dicho, peculiaridad, le falta mucha profundidad y es por ello por lo que aún estamos en esta fase beta del juego, ya que desde Bethesda prometen cambios y mejoras.

Y gráficamente, el juego es lo que es. Un juego sencillo, que no se complica, y con un diseño fiel a la saga de Bethesda pero no al nivel del mismo, ya que ni lo necesita ni se puede plasmar. El diseño de las cartas, como siempre, a gusto del jugador. Y como consejo, una carta “chula” no tiene por qué ser jugada ni incluida en el mazo, siempre y cuando, queramos ganar.

analisis the elder scroll Leg img 002

Lo sonoro ya es otro cantar. Un apartado brillante, no vamos a decir que lo mejor del juego pero que nos ha dejado melodías increíblemente buenas, fiel también a la saga.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

A falta de la profundidad y de mejorar cosillas, además de incluir nuevas cartas para el juego, pinta de maravilla. Un muy buen juego que puede tratar de tú a tú a los juegos del género, porque de momento, Bethesda ha comienzado pisando fuerte. Está en sí mismo que mantenga o no ese nivel tan bueno y tan difícil de mantener.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario