ANÁLISIS: Battlefield 1

La saga bélica por excelencia de EA vuelve este año con cambios drásticos, la vuelta al pasado es un soplo de aire fresco aunque suene a coña, y es que en una industria donde últimamente todo lo relacionado con disparos en primera persona se enfoca a matar soldados mosca, todos vuelan, todos corren y todos acabamos apuntando con el arma a los cielos, volver a lo terrenal nos entusiasma, nos fascina patearnos el mapa fusil en mano.

EA Dice presenta el nuevo Battlefield con numero de acompañamiento, el 1, haciendo referencia al suceso histórico al que enfocamos la ambientación, la primera guerra mundial, denominada también como la gran guerra y actual escenario de nuestras batallas.

Es hora de enfrentarse a la cruda realidad de una guerra devastadora.

ANÁLISIS

battlefield-1-cab-f

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

DICE

DISTRIBUIDOR

ELECTRONIC ARTS

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Nunca cambia

La guerra nunca cambia, muerte, destrucción y panoramas desoladores, países desquebrajados, con la piel a tiras y la moral política en un limbo solo perteneciente a las altas esferas. Mucho se ha mencionado a la gran guerra, libros de historia, documentos, fotografías y todo tipo de material con voz propia para dar su pequeña pincelada a uno de los sucesos que hizo a la humanidad tocar fondo.

EA se propuso, tras abarcar alguna que otra guerra “moderna”, volver al inicio, a una guerra que a pesar de su peso en los anales de la historia, en el mundo del videojuego siempre se había optado por representar otros conflictos. Con todo el respeto e inspirada, que no basada, en sucesos reales, nos presentan una “multicampaña”, varios fragmentos de aquella historia cambiando bandos y quehaceres para que el jugador viva en sus carnes la crudeza de aquellos momentos.

Las cinco campañas nos acogerán de manera intensa, reflexionando a cada paso sobre el por qué de cada actuación, de cada muerte, y nos dará una duración corta pero amena, unas 6 o 7 horas serán suficientes para terminarla al completo, que a pesar de abusar del sigilo en más de una ocasión, nos dejará con un gran sabor de boca.

analisis-battlefield-1-img-001

La verdadera guerra de Battlefield 1

Nos apasionan las buenas historias, Battlefield 1 la tiene, mejor o peor contada dependiendo del gusto de cada usuario, pero ahí está para su total disfrute. Por el contrario, el título de EA Dice no está enfocado a su historia, su pilar básico y lo que tantísimas horas nos hace derrochar es su modo multijugador, pensado y planteado para que nos sintamos partícipes de cruentas guerras virtuales, donde en muchas situaciones puede llegar a generar agobio, ante la inmensidad y la vulnerabilidad que sentimos.

Algunos modos acompañados de otras tantas clases, de esta forma Battlefield 1 nos somete a su juicio en un campo de batalla lleno de cráteres debido a los bombardeos, edificios con tan solo dos paredes en pie entre tanta explosión, o balas que llevan nuestro nombre desde kilómetros. Sin duda Battlefield nos ofrece su planteamiento y nos deja saborearlo, y a pesar de que este tipo de juego siempre ha sido pensado y concebido para jugarlo en equipo, si eres una persona con cierto manejo y una cabeza no demasiado alocada, también es muy disfrutable en solitario, obviamente posees una mayor incidencia en el resultado final pero siempre podrás defender alguna que otra posta con dos buenos disparos al casco.

Jugando en equipo es clave organizarse dentro de la escuadra, y es que no todos pueden ser fusileros, médicos, exploradores… cada cuál debe adoptar un papel pensando en el bien del equipo en todo momento, ya que si somos soldados de ataque necesitaremos algunos soldados de apoyo en segunda línea para que nos curen, nos abran fuego de cobertura o nos salven con un disparo a través de su mirilla telescópica.

analisis-battlefield-1-img-002

Jugar a Battlefield 1 es calcular los movimientos, un paso en falso se traduce en muerte y por ende regalar cualquier bandera o perder cualquiera de los objetivos previstos. Esa es la clave del título del estudio sueco, EA Dice no nos deja con balas y a lo loco en medio del mapa, nos ofrece unos medios para lograr unos objetivos, que en este caso deben cumplirse sí o sí, y es que a diferencia de otros juegos, Battlefield necesita de manera imperiosa lograr los objetivos para poder acabar las partidas, y aunque suene demasiado sentencioso o soberbio esta es la realidad, en otros títulos la línea que separa el objetivo en cada modo del matar por matar está muy difusa, por ello pierden encanto, pierden gracia con el devenir de la partida.

Los objetivos no son lo único que nos ofrece la nueva entrega de la saga, la artillería es clave para lograr esos objetivos, y desde luego que el arsenal que nos ofrece Battlefield 1 no es nada corto. Dependiendo de la clase de soldado que seamos poseeremos fusiles, ametralladoras automáticas, rifles de francotirador, ligeras, pistolas… Podríamos estar hablando de armas hasta la llegada de la tercera guerra mundial, pero no queremos aburriros, lo mejor es que las probéis por vosotros mismos, merecen la pena.

Tierra, mar o aire

Una cosa que siempre caracterizaba a Battlefield frente a su competidor más directo era la inclusión de vehículos en su modo multijugador, objeto de odio o amor dependiendo del jugador que fueses. En esta ocasión seguimos disponiendo de vehículos, cada mapa con su propio carácter, ofreciéndonos caballos, motos con sidecar, tanques, avionetas armadas, acorazados… Todos y cada uno de ellos muy aprovechables si sabemos cómo utilizarlos.

analisis-battlefield-1-img-003

La opción de los especialistas también se une a la gran guerra, aunque en esta ocasión hay que hacer algo más por ganársela, puesto que no lo llevamos incorporado al iniciar el mapa y con cierto número de bajas se nos activa al más puro estilo ultra, ahora nos avisarán por radio de que algún tipo de especialista aparecerá cerca de nuestra posición, de esta forma podremos chamuscar o bombardear al enemigo.

Ambientación de oscar

Ya con aquel tráiler inicial nos dejaron boquiabiertos, desierto, caballos y espadas, una iluminación digna de la propia realidad y un texturizado para analizar, todas ellas eran bondades que ofrecía el nuevo motor, el Frostbite estaba dispuesto a poner todo patas arriba.

Cada vez que encaramos las colinas en el mapa del valle y nos da ese resplandor, la luz del sol llegando directamente desde el horizonte, filtrándose entre la vegetación o colándose por los agujeros en las fachadas de los edificios, es tal el grado de realismo que alcanza la iluminación en muchos de los mapas que en ocasiones nos hemos incluso parado a observar, a contemplar, entre explosiones, gritos de dolor ahogados por la propia muerte, avionetas armadas o acorazados generando caos, sin duda el punto más fuerte de la entrega, una ambientación que pocas veces se ha experimentado en un juego bélico.

Gran parte de esta experiencia la consigue el nuevo motor, que como dos párrafos más arriba mencionábamos, impactó en un primer vistazo, una primera impresión muy clarificativa de lo que sería el producto final. Battlefield 1 muestra una solidez tremenda en todos sus apartados técnicos, físicas, iluminación, colorido, texturas, modelado de los elementos… En el multijugador el conjunto es toda una sinfonía.

analisis-battlefield-1-img-004

El sonido es parte vital de la experiencia, una de las facetas más importantes sin duda, y si hablamos de un juego de acción y disparos esta importancia se eleva a la máxima potencia. EA DICE nos muestra la relevancia que le han dado al sonido nada más iniciar Battlefield 1, ya que nos preguntan que de qué manera haremos uso de nuestras orejitas, mediante altavoces, auriculares… y tras decidirlo, una frase esperanzadora sale a la palestra: “Preparándote la experiencia”. Ya una vez dentro del juego, el sonido de las armas, cada bala que roza nuestra cabeza, los vehículos campando a sus anchas, todo medido hasta el más mínimo detalle, hasta se oye claramente a los soldados gritar cuando cargan con la bayoneta, un auténtico espectáculo.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Battlefield 1 nos llega en la época más álgida del genero, donde los FPS abundan en cantidad, y también en calidad, pero el nuevo de la saga de EA tiene de donde sacar pecho, porque la puesta en escena, sumado a la originalidad que le otorga volver a la gran guerra le coloca como uno de los claros favoritos, y si con eso no basta siempre se pueden sacar los tanques y arrasar con todo.

El nuevo motor Frostbite nos ofrece sin duda una experiencia singular, el mimo con el que se ha tratado cada detalle hace que en muchas ocasiones sintamos verdadero temor a ser abatidos, nos mete de lleno en el papel. Además de ello, el músculo gráfico que aporta al juego es abrumador.

Un modo campaña que cumple a pesar de pecar de “repetitivo” en las mecánicas de sigilo, acompañado del multijugador más masivo e inmersivo del que disponemos en los grandes títulos hacen de Battlefield el combo perfecto para todos aquellos amantes de la saga, del género y de los videojuegos en general.

-
facebooktwitter

Deja un comentario