ANÁLISIS: Titanfall 2

Con el culebrón de la descomposición del equipo de desarrollo perteneciente a Activision, Infinity Ward, creadores del FPS que marcaría un antes y un después en la industria, Call Of Duty 4: Modern Warfare, y la posterior puesta en marcha bajo otro nombre, Respawn Entertainment, correrían ríos de tinta en las redacciones.

Con la creación del nuevo estudio adquirido por EA, la batalla por la corona del género se tambalearía un poco más, la presentación del primer Titanfall daría mucho juego, un shooter en primera persona con grandes parecidos, ciertas mejoras y por último, la esencia única que le daba la aparición estelar de los titanes, amasijos de hierro disfrazados de muerte.

No tuvo mala acogida y por ello estamos aquí de nuevo, enfrentándonos a la segunda entrega, porque Titanfall 2 lleva entre nosotros unos días, dispuesto a dar la dentellada final a un género en el que el rey está bajo mínimos y conectado al respirador.

ANÁLISIS

titalfall-2-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

RESPAWN ENTERTAINMENT

DISTRIBUIDOR

ELECTRONIC ARTS

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La vida de un piloto

Era el reclamo principal del nuevo Titanfall 2, encarnar a un piloto, soldados hechos de otra pasta y dispuestos a todo, la unión con su titán los hace casi invencibles y fueron objeto de su video comercial. Auténticos acróbatas de la guerra, demoledores a cualquier distancia y maestros del engaño. Nuestro objetivo será llegar al rango de piloto.

Nuestro instructor, Lastimosa, piloto veterano con unos años a sus espaldas y amigo de su inseparable BT, un titán serie ION, con el que forma una dupla de muerte instantánea, nos mostrará el camino como soldado de a pie, no duda en que algún día llegaremos lejos, pero de momento habrá que continuar el camino a pie, sin una máquina a nuestro lado que nos ayude, nos guíe y nos proteja, o nosotros a él.

En medio del uso de uno de los simuladores de titán, donde aprendemos las nociones básicas tanto de llamada como de uso, nos vemos envueltos en un aterrizaje forzoso dentro del universo donde nos encontramos, para que finalmente las cosas acaben truncándose y tengamos que pelear por salir vivos del planeta, a base de recados eso sí.

Tras una primera entrega sin modo campaña, la entrada en este ha sido bastante decente, no nos dan una historia demasiado larga, pero si profunda, tanto a nivel narrativo que se hace bastante entretenida y amena de seguir, como en lo jugable, ya que implementan mecánicas muy olvidadas y que dan sin duda ese puntito extra, como la aparición de jefes de nivel en ocasiones, todo un lujo.

analisis-titanfall-2-img-003

Una oda al frenetismo

Ya apuntaba maneras el primer Titanfall, quedamos prendados por unanimidad crítica y público, la jugabilidad era tremendamente adictiva, además de ser una sinfonía de movimientos. Pues probando Titanfall 2 nos damos cuenta de que sigue siendo maravilloso, además de estar más depurado.

Titanfall 2 se convierte en una secuencia de botones que se disfraza de manera perfecta en la pantalla, todo está perfectamente entrelazado entre sí, desde un desliz por el suelo pasando por un escopetazo a bocajarro para terminar correteando a una pared y acabar con otro enemigo a diferente altura. Respawn cuenta con grandes expertos en el género, gran experiencia y soltura para poder ofrecernos algo tan frenético y asequible.

Sin duda el estandarte de Titanfall 2, una jugabilidad a prueba de bombas y que encima va perfectamente asociada al juego, luchamos por ser pilotos, como los bautizábamos al comienzo de este análisis, “acróbatas de la guerra”, necesitamos saltar, deslizarnos, correr por paredes, “volar”, todo el juego está pensado de manera perfecta para que su jugabilidad sea coherente a la par que adictiva.

La otra faceta jugable es sin duda la que da nombre al título, y es si ya tenemos claro que ser un piloto con los pies en la tierra es divertido, con sus acrobacias, ser un titán eleva la experiencia a la máxima potencia, sintiéndonos partícipes por completo de lo que supone entrar dentro de esas bestias armadas hasta los dientes.

analisis-titanfall-2-img-004

El manejo de un titán evoluciona con el paso del juego, hasta que conseguimos hacernos por completo a él y sus “juguetes”, con los que disfrutaremos mucho. Además de nuestras cabezas pesantes, está la de nuestro titán, al que aseguramos que se le acaba cogiendo cariño, y no solo nos guiará a lo largo del juego, también mantendrá conversaciones con nosotros y en alguna ocasión nos hará soltar una risa sincera.

La potencia sin control no sirve de nada

Frase utilizada en un anuncio de neumáticos hace años, y que viene que ni pintada al título de Respawn, Titanfall 2 técnicamente luce muy bien, haciendo uso de un motor con mínimo una década a sus espaldas, el Source de Valve.

Sí, EA ha ido haciendo publicidad de su nuevo Frostbite el cual a decir verdad luce estupendamente, pero con Titanfall 2 buscan frenetismo, locura y desenfreno, un motor nuevo podía no cumplir las expectativas, al menos de momento. Esa ha sido la clave para que el estudio piense en su personalizado Source, un motor que tras 10 años sigue siendo clave para muchos estudios y que sin duda salvan la papeleta a un Titanfall 2 que quizás no busque la espectacularidad en texturas pero no perdona algo por debajo de los 60 FPS.

En Titanfall 2 nos encontramos con ello, una estabilidad bestial con una tasa de frames elevada, con alguna pérdida de velocidad en algún pestañeo. Por el contrario, no hablamos de un juego espectacularmente vistoso en cuanto a texturas, muy comunes, que no es el caso de la iluminación, que a nuestro parecer es bastante decente.

analisis-titanfall-2-img-002

En definitiva, nos encontramos ante un título que busca ofrecernos una experiencia perfecta, sin bajadas de rendimiento a los que podía llegar el nuevo motor, sobre todo en un juego tan frenético y que necesita los 60 Frames de forma imperante, con una iluminación a la altura nos queda la parte opuesta, unas texturas muy normales para la altura a la que estamos, pero que a vista general Titanfall 2 cumple de manera perfecta en su apartado técnico.

Núcleo activado

Es hora de afrontar la modalidad para la que fue concebido Titanfall 2, la saga de Respawn nació huérfana de modo historia, su núcleo y principal razón para existir era su modo multijugador, y como tal era indudable de que este sería bueno, muy bueno.

Titanfall 2 ha sido desarrollado con todas las precauciones posibles, con un estudio conocedor de lo que sucedió en la primera entrega donde podría corregir supuestos errores, y sobre todo saber qué es lo que el género necesita, que podía ofrecer el título al mundo multijugador.

Las modalidades en Titanfall son numerosas, tantas que directamente no hablaremos de ellas, haremos algunas menciones que ayuden al lector a entrar en materia. Un modo muy común es el de desgaste, donde pilotos y tropas luchan entre sí, hasta que algún piloto pueda invocar a su titán, entonces la lucha se vuelve más frenética si cabe, y llevando a la victoria al equipo que más puntos consiga en el periodo de tiempo fijado. También podemos capturar banderas como antaño, llevando la bandera rival a nuestro propio terreno, o podemos realizar una batalla campal de todos contra todos donde los pilotos pueden invocar a sus titanes y pasar la guerra a mayores. Si nos gusta la tranquilidad en el campo de batalla, el modo pilotos vs pilotos está diseñado para ti, pero la esencia del juego se pierde, aunque se hace un modo muy entretenido.

analisis-titanfall-2-img-001

En definitiva, Titanfall 2 lleva la misma línea que su predecesor, y es de agradecer puesto que éste era muy bueno, además de ello mejora todo lo visto hasta ahora y da un toque de frenetismo coherente a un multijugador muy completo, el cual no debe perderse ningún amante del genero de acción y disparos en primera persona. Acabar con todo un titán siendo un mero piloto de a pie da una satisfacción excesiva.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Vuelve la saga de Respawn Entertainment para continuar el legado que dejo el primer Titanfall, un shooter con muy buenas ideas y sobre todo, con capacidad de mejora, lo que le ha dado aún más valor a la llegada de esta segunda entrega la cual se esperaba con ganas, ilusión por ver que se mostraba.Se puede decir que Titanfall en su segunda entrega ha corregido errores, y además nos trae un modo campaña en la que en muchas de sus partes se disfrutan una barbaridad, huelga decir que es un título que además de merecer mucho la pena, se encasilla ahí arriba en lo que va de año.
Facebooktwitter

Deja un comentario