ANÁLISIS: Tyranny

Por fin llega a nuestras manos Tyranny, un gran juego desarrollado por la compañía Obsidian Entertainment, responsable de juegos como South Park: the stick of truth, Fallout New Vegas  o Pillars of Eternity, y publicado por Paradox Interactive que nos trajo juegos como Stellaris, Europa Universalis IV o Crusader Kings. Estamos ante un RPG en toda su esencia, que vuelve a los clásicos para aprovechar todo su potencial, tanto narrativo como jugable, y que si hemos jugado a la saga mítica Baldur’s Gate, o al título anterior a Tyranny, Pillars of Eternity, tendremos bastante claro qué nos depara este título.

ANÁLISIS

tyranny-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

OBSIDIAN ENTERTAIMENT

DISTRIBUIDOR

MERIDIEM GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

9’5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

En la historia es donde Tyranny brilla con luz propia. Nos cuenta la historia de la lucha entre el bien y el mal, en la que el mal gana y nuestro protagonista será uno de los factores más decisivos para que ello ocurra, y con ese preludio para ponernos en contexto empieza una historia en la que la narrativa nos atrapa desde el primer momento, tanto por su calidad como por su facilidad de lectura y entretenimiento, que nos hacen imaginarnos hasta el más mínimo detalle de lo que nos están contando.

Asimismo, con gran maestría nos hacen partícipes de lo que está ocurriendo, somos nosotros con nuestras decisiones los que iremos escribiendo la historia de nuestro personaje, ya que cada diálogo, cada decisión, cuenta. Tendremos que tomar miles de decisiones a lo largo del juego que implicarán provocar simpatía en unos y descontento en otros, alianzas con unos y guerras con otros, y eso mismo nos creará una reputación que cambiará la forma en la que los demás nos ven y nos tratan. Todo esto hace que la historia y la forma de contárnosla sea verdaderamente brillante, sencillamente magnífica. Nos introducimos tanto en el papel del protagonista, que hace que verdaderamente cuides y analices tus decisiones para intentar no importunar a los personajes que sean de tu agrado. Evidentemente, aquellos que esperéis más acción que diálogo, o no seáis muy dados a leer, absteneos, aunque como ya digo, os perderéis una gran historia.

analisis-tyranny-img-002

En Tyranny no se deja de lado la jugabilidad. Si habéis jugado a Pillars of Eternity o a la saga Baldur’s Gate, os resultará extremadamente familiar. Cuando entramos en combate, podremos pausar el juego cada vez que queramos, para de esta forma analizar las defensas de nuestros enemigos, trazar una estrategia, y asignar las acciones que queramos a cada personaje. Una vez quitemos la pausa, nuestros personajes harán lo que les hayamos asignado. Hacer esto es muy importante, ya que sin una buena estrategia no ganaremos ni un solo combate.

Tyranny no es un juego fácil en este sentido, cada combate requiere un buen plan en función de cuántos y qué tipo de enemigos nos encontremos. Si no cuidamos el posicionamiento de nuestros personajes, o qué tipo de hechizos usar en qué momento y a qué objetivo, caeremos muy rápidamente. Esto hace que el combate sea muy divertido, sobre todo si os gusta pensar y poner a prueba vuestro razonamiento y estrategias.

A medida que vamos luchando, iremos ganando pericia en las destrezas y armas que utilicemos en combate, y subiremos de nivel. Con ello ganaremos puntos a repartir entre diferentes atributos, y otros para repartir en diferentes ramas de talentos, de tal forma que podremos customizar y desarrollar nuestros personajes de la forma que nosotros queramos, y orientarlos para que sean más defensivos u ofensivos para así formar un equipo lo más efectivo posible en combate. Además, a lo largo del juego encontraremos sellos que nos permitirán diseñar nuestros propios hechizos, cada vez más potentes dependiendo de la tradición que posea nuestro personaje (una de las destrezas del juego). Esto es muy interesante, ya que podremos adaptar los hechizos a nuestras necesidades, e incluso cambiarles el nombre si no nos convence el que nos dan predeterminado.

analisis-tyranny-img-003

También, a medida que nos vamos ganando una reputación y conquistando unas torres denominadas Agujas, podremos contratar distintos mercaderes que trabajen para nosotros y cada cierto tiempo nos traigan una remesa de consumibles útiles para el combate, así como herreros que mejoren nuestro equipamiento o cazadores de tesoros que nos brinden objetos raros. Todo esto crea una ambientación realmente inmersiva.

En el apartado visual, Tyranny es un juego que a pesar de no tener unos gráficos imponentes, cuida mucho los detalles y esto hace que puedan crear la atmósfera adecuada y sumergirte en la historia que nos propone. El apartado auditivo está muy conseguido, tanto por su banda sonora como por sus doblajes, que aunque no estén en español, están realmente trabajados y las voces encajan a la perfección con la forma de ser de cada personaje. No necesitaremos un PC de última generación para disfrutar de este Tyranny a 60 FPS, aunque debemos asegurarnos de que cumple los requisitos recomendados, ya que apenas nos permite modificar la calidad de los gráficos más allá de la resolución y el anti-aliasing.

analisis-tyranny-img-001

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En resumen Tyranny se convierte en un título increíble, cuya historia no tiene nada que envidiar a la de las mejores novelas épicas, con la excepción de que podremos moldearla a nuestra manera. Tiene la capacidad de hacernos sentir los protagonistas como poquísimos juegos lo consiguen. Junto con un sistema de customización de nuestros personajes bastante amplio y un combate estratégico y reflexivo, se alza sobre muchos RPG como una obra maravillosa, cuidada, y que hará que no podamos despegarnos de la silla hasta terminarlo.
Facebooktwitter

Deja un comentario