Uno de las franquicias con más salero del mundo del motor, regresa con una cuarta entrega esta vez de la mano Artefacts Studio para las consolas de nueva generación y pc, con un concepto más parecido a lo que nos trajo las primeras entregas de la franquicia, tras una no tan lograda tercera entrega.

Por desgracia, nos hemos encontrado con un producto bastante deficiente en muchos sentidos. Y que no hace gala de lo que esta franquicia supone para el mundo de la conducción. Pese a todo, la diversión puede que esté asegurada para muchos pese a los puntos negros.

ANÁLISIS

motoracer-4-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

ARTEFACTS STUDIO

DISTRIBUIDOR

MERIDIEM GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Nos encontramos ante un puro y duro juego arcade de motos. Donde el frenetismo es la pieza fundamental de la jugabilidad de este. Y donde una serie de modos de juegos llenos de retos serán uno de los añadidos más curiosos e interesantes para el jugador.

Unos modos que tiene como reclamos principal el modo carrera, en el que se nos irán abriendo ante nosotros una serie de desafíos que deberemos completar para seguir adelante, y donde una especie de sistema de apuestas de estrellas es la principal motivación para darle un poco de vidilla a un juego que sufre de una extremada simpleza. Estos desafíos nos trasladan a pruebas de velocidad, de descalificación e incluso de supervivencia.

A este modo principal hay que añadirle; un modo torneo, un modo contrarreloj, y uno sencillo pero efectivo sistema de partida rápida. Y ahí no queda la cosa, ya que el modo multijugador aparece también en este juego, siendo especialmente destacable el modo a pantalla partida que tanto se puede disfrutar con otra persona en la misma habitación.

analisis-motoracer-4-img-001

Todo este frenetismo, por desgracia sufre de la lacra de ser todo demasiado simple en su control y sus posibilidades de conducción. Encontrándonos con que incluso a niveles muy altos la dificultad se vuelve simple la conducción ya que nuestro perfeccionamiento como conductor será extremo en muy pocas horas… eso sí, llegados ciertos niveles pasaremos de ganar sobradamente a ser prácticamente imposible, y la verdad que eso frustra mucho.

A esta lacra de la simpleza, hay que añadirle que los demás conductores no son especialmente inteligentes, por lo que sus comportamientos nos pueden dejar algunas veces bastantes helados.

En lo que se refiere al tipo de motos que podremos controlar, se dividen entre las de carretera de toda la vida, y las centradas en campo, cada una con unas características especiales y adaptadas al medio por donde deambulan.  Siendo las primeras ideal para asfalto, con una velocidad muy alta pero con un control más limitado, y las segundas con una potencia superior, menos velocidad, y un control mayor.

analisis-motoracer-4-img-002

Por desgracia los tipos de motos son muy escasos, y si a ello le unimos que tampoco han excedido en el número de circuitos nos encontraremos metido en un bucle mental de constante repetición. Una pena. Pese a todo, las pocas que hay contarán con características muy definidas, las cuales afectan a la conducción y la aceleración, eso sí, sin tampoco ser un cambio extremo entre uno y otro.

Y es que como ya decimos, los circuitos son también pocos, encontrándonos con un poco más de media docena, entre tierra y asfalto, los cuales iremos desbloqueando a medida que jugamos. Estos además sufren de un más que triste diseño.

Uno de los puntos más espectaculares del juego, es sin lugar a duda un contabilizador de virguerías, en el cual nos premiará cuando realicemos grandes saltos, giros o demás locuras con nuestra moto. Puntos los cuales nos servirán para ir desbloqueando mejoras. Interesante  motivación para hacernos echar muchas horas.

analisis-motoracer-4-img-004

Por cierto, y antes de terminar con la parte jugable, hay que decir que el juego en dos modos tiene compatibilidad con PlayStation VR. Siendo bastante inmersivo y espectacular vivirlo desde ellas.

Entrando en el apartado gráfico, deciros que nos encontramos con otras de las lacras del juego. Y es que este es en demasía simple, a lo que se le une problemas de texturas y popping, entre una buena maraña de efectos que lo hacen un poco más vistoso.

Por otro lado la parte sonora cumple bastante bien. Con unos buenos efectos sonoros, y ante todo, una bastante motivante banda sonora electrónica.

analisis-motoracer-4-img-003

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En conclusión, hay que decir que nos ha decepcionado esta nueva entrega de Moto Racer. Y es que mira que es fácil mantener un buen nivel en un juego arcade, y más cuando es una saga que ya viene de buenos juegos en el pasado. Pero no sabemos que han querido hacer… si simplificarla, o sencillamente que no han tenido más tiempo para su desarrollo. Pero es que el juego peca de simple y falto de contenido en casi todos los apartado, menos en modos de juego.

Así que solo nos queda recomendar este videojuego a jugadores muy amantes de los juegos arcade de motos o a los seguidores de la saga, pero la verdad que para el resto no sería una nada buena opción.

Facebooktwitter

Deja un comentario