ANÁLISIS: Wonder Boy The Dragon’s Trap

Estamos ante Wonder Boy: The Dragon’s Trap, el remake del clásico Wonder Boy III: The Dragon’s Trap desarrollado por el estudio LizardCube y publicado por DotEmu. Se trata de un RPG de plataformas y acción en 2D en el que iremos explorando el mundo, eliminando enemigos, mejorando nuestro equipo y transformándonos en diferentes criaturas para poder seguir avanzando en la historia.

ANÁLISIS

 WonderBoyTheDragons CAB

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – SWITCH – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

LIZARDCUBE

DISTRIBUIDOR

DOTEMU

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

El argumento nos sitúa en Monster Land, donde nuestro protagonista ha sido afligido por la maldición del Meka-Dragón y transformado en lagarto, y se dedicará a recorrer todas las tierras repletas de monstruos para encontrar una cura.

La historia está contada de forma sumamente breve, mediante unas imágenes al comienzo del juego, donde a su misma vez discurre el tutorial en el que aprenderemos los controles y lucharemos contra el Meka-Dragón. Esto es suficiente para ponernos en marcha en la aventura, aunque quizás se eche en falta un poco más de información acerca de nuestro protagonista y el por qué de su lucha contra el Meka-Dragón.

analisis Wonder Boy img 002

Dentro del apartado jugable, hay que recalcar que los controles son muy simples como podríamos esperar de un plataformas en 2D, pero al mismo tiempo son más que suficientes para ofrecernos una jugabilidad muy intensa y frenética. Podremos saltar, atacar, y lanzar hechizos, pero esta simplicidad combinada con una alta dificultad debido a la gran densidad de monstruos, y unas complicadas plataformas hace que sea muy divertido. Hay que tener en cuenta que al ser un juego clásico, al morir tendremos que comenzar de nuevo desde la aldea, teniendo que explorar de nuevo el mundo en el que estábamos, y derrotando de nuevo a todos los enemigos.

El componente RPG del juego está muy presente, ya que a medida que vamos eliminando monstruos, nos darán monedas que podremos usar en tiendas a lo largo del juego para comprar armas, armaduras y escudos que nos hagan más fuertes en combate. Además de esto, es altamente llamativa la libertad que se nos proporciona a la hora de explorar. Todo el mundo se encuentra alrededor de una aldea a la que volveremos después de explorar cada lugar y derrotar al dragón que vive en cada uno, el cual nos otorgará una transformación para nuestro protagonista, como en ratón, en tritón, en halcón… y gracias a estas transformaciones podremos explorar lugares a los que antes no podíamos acceder debido a la habilidad para bucear, trepar por las paredes, etc.

analisis Wonder Boy img 001

En Wonder Boy no siempre hay un camino a seguir, sino que podemos partir hacia varios lugares y descubrir zonas secretas en ciertos puntos del juego, algunas de ellas muy escondidas, tales como puertas invisibles en lugares que no sospecharíamos, a no ser que hayamos jugado a anteriores entregas de Wonder Boy, ya que esto es algo muy característico del clásico. Esto es un gran punto a favor ya que nos hará disfrutar al máximo del entorno.

Otro punto muy positivo y llamativo es que pulsando una tecla o bien desde las opciones, podremos cambiar en cualquier momento el modo normal a modo retro, pudiendo cambiar tanto los gráficos, como la música y los efectos por si queremos sentir auténtica nostalgia y jugar tal y como era el clásico.

analisis Wonder Boy img 003

Esto nos lleva a hablar del aspecto visual y sonoro. Visualmente es un juego excepcional, los dibujos hechos a mano destacan por sus detalles  y por ser muy agradables a la vista, de forma que disfrutaremos de principio a fin de este aspecto. La banda sonora también es fantástica, es un auténtico placer poder escuchar la banda sonora como era en el clásico, en midi, y al pulsar el botón escuchar la evolución tan grande, ya que mantienen la melodía principal pero compuesta con los recursos actuales y con muchos detalles y gusto.

En cuanto al aspecto técnico, decir que es un juego que funciona perfectamente a 60 fps en cualquier ordenador de gama baja debido a sus bajísimos requisitos, haciendo que cualquiera pueda disfrutar de este título. Asimismo, es destacable que no he sufrido ningún bug, freeze o crash durante el testeo. Dentro de las opciones, no podremos cambiar gran cosa con respecto a los gráficos más allá de la sincronización vertical y la resolución.

analisis Wonder Boy img 004

En cuanto a los idiomas, está disponible en español, inglés, francés, italiano, alemán, portugués y japonés, por lo que está bastante bien surtido.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

En resumen, Wonderboy: The Dragon’s Trap es un fantástico remake de un RPG excepcional, que se mantiene completamente fiel al original y que a pesar de los años sigue siendo un título muy jugable en todos los aspectos y que sabrá satisfacer a los amantes del género tanto por la jugabilidad, dificultad y estética, especialmente a aquellos que ya jugaron al clásico y que les apetezca revivir los buenos momentos del pasado.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario