Y es que Eastward nos traslada a un mundo de pixeles y animaciones japonesas que seguramente nos recuerde a los clásicos de los años 90, y del cual seguiremos muy de cerca su evolución, ya que pinta genial.

Facebooktwitter

Deja un comentario