ANÁLISIS: Desperados III

Es técnicamente imposible que, cómo clásico jugador viejuno, jugar a Desperado III me haga que se me pase por la mente el maravilloso universo que Pyro Studios creo con esa genial saga llamada Commandos.

Por eso, afrontar un análisis donde el concepto, las formas, y el corazón te lleva a tocarte claramente ese punto de tu alma gamer, es una cosa que no todo el mundo es capaz de hacer. Y en este caso, curiosamente me he topado con un estudio como el Mimimi Games, que ya lo hizo hace unos años con otra aventura del mismo corte, y que en vez de llévame al Oeste como lo hace en esta ocasión, me puso en la piel de unos samuráis que igualmente me dejó encantando tanto jugablemente como nostálgicamente.

Así que me toca hablaros de una de las sorpresas estratégica-tácticas del año. Un juego muy a tener en cuenta por jugadores, como en mi caso, que venimos de épocas remotas, y de jugadores que quieran iniciarse en unos conceptos y formas que seguramente marquen su forma de entender la estrategia, e incluso al lejano Oeste.

Fecha de lanzamiento: 16 JUNIO 2020
Desarrolladora: Mimimi Games
Distribuidora: THQ Nordic
Plataformas: PS4- XONE -PC
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1

NOTA: 9

Entrando ya en materia, os tengo que dejar claro que os vais a encontrar con un juego donde sus bazas más importantes se ramifican hacia tres claros puntos. Lo primero es dejar claro que esto es un juego donde controlamos a personajes bastante particulares y bien diferenciados, donde cada una de ellos posee una serie de habilidades y posibilidades que los hace ser únicos y muy necesarios para superar cada misión. Por otro lado, la gran utilización de la estrategia táctica, en la que tendremos que tener claros los movimientos de cada personaje. Ya que hay que plantear qué camino tomar, que cualidades utilizar, y que opciones implementar para sacar el máximo rendimiento tanto a los personajes como al terreno. Y, por último, y no menos importante, el saber observar y tener en cuenta la movilidad y características de un enemigo que siempre nos supera en potencia y en número, por lo que el sigilo marca claramente nuestra tendencia táctica.

Un planteamiento estratégico muy bien explicado por el juego. Y donde especialmente van a influir dos puntos. Por un lado, los propios escenarios y sus terrenos y, por otro lado, las posibilidades y posicionamientos de cada uno de los enemigos, y su ya mítico ángulo de visión. Y es que nos encontramos ante unas mecánicas pulidas a la perfección, y que se integran mecánicamente hasta puntos que nos os podéis hacer ni una idea. Con esa sensación constante de disfrute de un juego donde las cosas están bien hechas.

Uno de los puntos que más me han dejado encantado ha sido el del genial trabajo que han realizado con el diseño de los niveles. Y es que han sabido plantear en todo momento entornos muy creíbles, que te llevan desde ciudades y poblados clásicos de la época, hasta bosques y pantanos que nos hacen disfrutar de los entornos naturales. Y todos ellos con unas posibilidades estratégicas que nos da esa libertad creativa a la hora de superar una fase que tanto gustan en este tipo de juego.

Y es que cada misión ha sido muy bien planteada para crear ese reto y esas sensaciones de contante tensión estratégica en cada escenario. Donde esa variedad de posibilidades, viene muy bien llevada por la goteante implementación de diferentes mecánicas, de situaciones, e incluso de misiones que nos hagan desviarnos un poco de la principal de cada escenario, y que resultan aún más un punto de motivación para descubrir cada rincón de esos sobresaliente escenarios que nos pueden tener metido en su interior por mucho más de una hora.

Os tengo que decir que es un juego que requiere cierta paciencia y tranquilidad a la hora de plantear cada acción y estrategia, por lo que de ello va a depender la dificultad de este. Y es que la más mínima mala decisión o mal planteamiento, nos va a llevar a tener que cambiar con urgencia nuestra idea, por lo que en muchos casos habrá muchos momentos en que el probar, liarla, y el tener que volver a intentarlo bajo otro prisma, será una parte esencial para nuestro aprendizaje y avance. Y donde la inclusión de un modo de pausado y programación de acciones de nuestros personajes puede que nos venga genial. Eso sí, si se os hace muy cuesta arriba, este nos da la posibilidad de cambiar entre diferentes dificultades, destacando la personalización de ciertas opciones que te permiten regular partes más específicas de esa dificultad. Por cierto, una dificultad que va a ir unida a las casi treintena de horas que puede llevaros terminar el juego si os lo tomáis con tranquilidad y con buen hacer. Así que aquí hay juego para rato, y os advierto que la experiencia es de lo más adictiva, ya que la cantidad y variedad de situaciones que nos platea es genial.

Uno de los apartados quizás más flojos, puede que sea la parte de la historia y la narrativa, ya que nos lleva a una historia bastante clásica dentro del género, donde si destaca especialmente un guion donde se disfruta de interesantes conversaciones entre los diferentes protagonistas.

La parte gráfica es otro de los puntos que me han parecido muy buenos. Y es que está genialmente recreado cada rincón que forman los grandes escenarios. Con un trabajo exquisito en el diseño de personajes, donde destaca especialmente lo bien animados que están.

Por otro lado, las diferentes zonas, están llenas de pequeños detalles, de vida, y en ella se ha trabajado muy bien la iluminación y los diferentes efectos de partículas y materiales que se irán desmigando al paso de nuestros destructivos personajes.

Por cierto, tengo que destacar dos puntos bastante bien llevados. Por un lado, el genial trabajo de interface que se ha realizado. Dejando claro en todo momento, como llegar a cada opción y acción. Y, por otro lado, lo espectacular de las cinemáticas del juego. Una auténtica delicia animada que no tiene nada que envidiar a producciones del cine.

Y la parte sonora tampoco queda atrás. Y es que, empezando por una genial ambientación, donde efectos sonoros del Oeste más violento se nos meterá en los huesos, gracias a sonidos de disparos, explosiones o de los personajes y animales que nos rodean, destacando entre ello, el buen doblaje al inglés que posee, y al que le acompaña unos textos a nuestro idioma que agradecemos mucho.

Por último, no podía dejar de destacar el muy buen trabajo musical que se ha hecho en el juego. Con una banda sonora con temas de la época, que concuerda perfectamente con la acción y con el universo en el que nos movemos. Así que chapó ante este apartado.

En definitiva, deciros que Desperados III es una de las mejores opciones, por no decir la mejor, si os va el tema del control de héroes a nivel estratégico y de gestión táctica del entorno. Y es que nos encontramos con un juego que posee un perfeccionamiento, un pulido mecánico, y un buen trabajo en cada uno de sus puntos verdaderamente admirable. Y es que es que consigue traer una formula casi de una manera perfecta para que cualquier pueda disfrutar de una experiencia única, especial, y diferente, dentro de universo de la estrategia en general, y de los juegos que toman esa delicia de conceptos que llevo a una generación adorar el ya nombrado Commandos, y que Mimimi Games ha sabido perfeccionar y adaptar a los tiempos que corre, primero con el genial Shadow Tactics, y ahora con este sobresaliente Desperados III. Deseando estoy de ver hasta donde son capaces de llegar dentro de este género.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Dead Good Media

Facebooktwitter