Llega el momento de desplegar mi amor por las artes marciales y las tradiciones orientales, en un juego de esos que siempre agradezco que aparezcan cada cierto tiempo, y que años atrás tan de moda estaban, especialmente en los salones recreativos, y que parece ser que llevan algún tiempo teniendo una nueva moda. Como ya os imagináis os hablo del concepto de yo contra el barrio, o lo que es lo mismo, peleas callejeras contra hordas de enemigo con movimiento de scroll lateral.

Y justamente todo esto es lo que nos propone la gente de Sobaka Studio, los cuales ya nos sorprendieron con el particular Redeemer. Viendo con le va al estudio eso de dar mamporros y machacar a todo el que se nos acerca.

Fecha de lanzamiento 16 OCTUBRE 2020
Desarrolladora Sobaka Studio
Distribuidora Buka Entertaiment
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores 1 – 2

NOTA: 7’8

Y es que la propuesta que nos traen con este juego, mantiene en muchos puntos las esencias básicas de los juegos del género beat’em up de toda la vida, pero implementa una serie de factores que lo hacen más técnico, variado y especial que muchos de ellos, aunque ciertamente por otros lados no llega.

Cómo es de esperar tengo que empezar hablando del control y del combate, base central del juego. Y es aquí donde despliega gran parte de su potencial. Ya que me he encontrado con un juego donde hay que tener muy claro desde el principio que el machacar botones no es la solución para sobrevivir. Por lo que tendremos que tener muy en cuenta un sistema de movilidad, defensa y ataque muy bien implementado y variado dentro de un género donde no se complican demasiado con ello.

En este caso, tendremos que hacer con el control de tres tipos de golpes, los cuales cada uno de ellos será más efectivo con diferentes tipos de enemigos, haciendo que el combate sea muy táctico y analítico. Además, la necesidad de utilización del bloqueo y la esquiva, consiguen que nos planteemos también mucho la movilidad de nuestro personaje por el escenario, y como llevar los tempos entre defensa y ataque para que no se nos complique demasiado la vida.

Una de las cosas que tenemos que tener muy en cuenta es el control del QI, ya que será necesario para realizar ciertos ataques, y sacar con ello todo el potencial de nuestro guerrero, llegando a niveles realmente destructivos. Para ello se ha implementado una barra, junto a la de vida, que podremos recargar a medida que luchamos.

Por cierto, tanto hablaros del control, pero no os he comentado que si es cierto que me hubiese gustado que fuese algo más preciso, ya que muchas veces no se termina de fijar especialmente bien al enemigo, además hay ciertos golpes que son difíciles de cogerles el tempo, y nos puede traer ciertos disgustos.

Uno de las zonas que lo hacen también particular, y que le da cierto toque casi rolero, es el templo shaolin, que nos sirve como nexo, y que además de integrar parte de la historia, nos dará la posibilidad de comprar objetos y armas que mejoren a nuestro personaje, gestionar las diferentes misiones que vamos a participar, e incluso realizar tutoriales u organizar partidas online. La verdad que es casi un menú, pero muy visual e interactivo.

Pero sin dudarlo, el punto más importante de este nexo es la posibilidad de mejorar y aprender nuevas habilidades con nuestro personaje, y con ello la potenciación de este, mediante unos arboles de habilidades que se pueden ir desbloqueando gracias a las recompensas que nos dan a superar cada una de las zonas que visitemos y machaquemos.

Por lo que se refiere a los enemigos, estos son variados, y con características muy especiales en cada uno de ellos, por lo que como ya os he dicho, tendremos que plantearnos en cada momento como actuar ante ellos, ya que tienen mecánicas y estructuras de movimiento y ataque muy predeterminada, pero que te obligan a estar atento a ellas y a saber gestionarlas. Por cierto, se han implementado ciertos factores que nos pueden afectar o ayudar en los escenarios, ya que desde elementos o condiciones climatológica que suponen un peligro, a míticos barriles que romper con sorpresa se implementan realmente bien con la acción.

Más allá del modo historia, comentaros que se ha incluido un modo cooperativo para dos jugadores, del que podremos disfrutar tanto de forma presencial como online, que consigue dar ese repunte de diversión que es disfrutar una aventura de este tipo con un amigo a tu lado.

El juego no es especialmente difícil, pero si es curioso como esta dificultad va descendiendo a medida que nos hacemos más fuerte, y se nos implementas ciertos niveles de habilidades, cosa que hace que los inicios sean más duros que la parte final del juego, donde nuestro poderío sea tan grande que acabar con hordas de enemigos no sea un problema. Por cierto, un juego que me ha durado unas siete horas, y que tras ser terminado tiene factores que lo hacen realmente rejugable y adictivo, por lo que no será raro el regresa a jugarlo marcando nuevos niveles de dificultad.

Por último, deciros que un punto que me ha sorprendido, pese a no ser algo que normalmente se le pone mucho énfasis dentro de este tipo de juegos es la parte de la historia, y es que sin ser un portento, consigue contarnos una interesante historia, con un correcto guion, y una constante narrativa, que te mete de lleno en el universo Shaolin, donde una invasión pirata, un malvado villano, y una venganza familiar, se mezclan para motivarnos a acabar con todo ser viviente que se cruce en el camino hacia la sabiduría.

A nivel técnico es un juego que ciertamente es especial. Y es que desde el punto de vista gráfico plantea un concepto cercano a la animación más cartoon, con unos diseños tridimensionales correctos con buenas animaciones, con un diseño de escenarios bastante bonitos y vivos, y con un buen trabajo en lo que a efectos visuales y lumínicos se refiere, con un estudio del color interesante, consiguiendo un compendio en movimiento que por momentos llama mucho la atención, pese a que de vez en cuando también se le notan las costuras con cierto errores y cargas poligonales en los diseños no iguales para todos.

La parte sonora cumple bien. Con buenos efectos sonoros, y un buen planteamiento en cuanto a la ambientación y musicalidad se refiere, que sin ser una maravilla consigue meterte en la situación sonora que representa el momento. Por último, deciros que el juego llega con textos al castellano, cosa que agradezco como siempre, pero en los que he notado ciertos fallos de traducción que hace algunos momentos algo confusos.

Como conclusión, os tengo que decir que 9 Monkeys of Shaolin me ha sorprendido mucho más de lo que me esperaba. Y es que, sin ser un referente, si os tengo que decir que tiene propuestas muy interesantes, que lo hacen entretenido en temas como el combate, como en la evolución de la aventura, y con su narrativa.

Por ello, os aseguro que los fans del género lo vais a disfrutar, y todos los amantes de las artes marciales tendrán una excusa para acercarse a las luchas callejeras, que han llegado en estos tiempos para darnos diversión con muy buenas maneras y formas, y que en este universo shaolin no va a ser menos.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Dead Good PR

Facebooktwitter