Natural Motion y 505 Games nos traen un título curioso cuanto menos. Toda la pasión del fútbol americano condensada en un arcade que aporta diversión en cantidades industriales. El planteamiento no es el de un juego deportivo al uso, os lo demostramos a continuación.

Placar o ser placado, esa es la cuestión

En Backbreaker Vengance como en todo juego de fútbol americano que se precie, la auténtica salsa está en las colisiones de estos auténticos titanes del deporte. Por esa misma razón este juego se centra única y exclusivamente en esa acción, así que no te preocupes si no entiendes las reglas del juego, porque las buenas ostias nos gustan a todos, ¿no?

El juego consta de tres modalidades principales, más el modo on-line:

Tackle Alley: La primera modalidad de juego consta en hacer el preciado touchdown, pero para ello tendremos que realizarlo acaparando el mayor porcentaje de puntos posible. Aclarando la situación, debemos salir de uno de los extremos del campo para llegar al lado contrario, realizando la mayor puntuación en el camino.

La forma de conseguir los puntos viene dada por muchas situaciones, como por ejemplo la realización de una finta a un contrario dispuesto a placarte, la carrera por encima de la zona de puntuación que está repartida a lo largo y ancho del terreno de juego, o el salto de una valla. Tenemos que tener en cuenta ante todo que tendremos un tiempo límite para llegar a la zona de touchdown, cosa que lo hace más desafiante y extremo.

Vengeance: En la segunda modalidad el jugador tomara el papel opuesto, es decir, intentar placar al jugador que lleva el balón.

La premisa de este modo de juego viene a ser la misma que el del primer modo, realizar la mayor puntación con los distintos medios que se nos ofrecen, pero cambiando el fin, donde esta vez tendremos que impedir que el jugador contrario llegue a la línea de puntuación.

Supremacy: La tercera modalidad se basa en una pequeña competición entre 4 jugadores, dicha competición comienza con una primera ronda en la que los 4 jugadores correrán hasta la línea de touchdown. La clave de la primera ronda es ganar los máximos puntos posibles, intentando dejar fuera a los contrarios para así podernos salvar de la quema en la siguiente ronda.

La segunda ronda de esta modalidad ya es algo variada, ya que el primer jugador eliminado de la ronda anterior, o que consiguiese menos puntuación, hará el papel de placador en esta. El papel se va repitiendo para las rondas restantes.

El fin de esta modalidad es ser el jugador con más puntuación al acabar el campeonato.

El modo multijugador está basado en todos los modos de juego antes mencionados, esta vez contra humanos, algo que lo hace muy entretenido y variado en situaciones. La única pega que hemos encontrando en el modo vía Xbox Live, es la existencia de retardo en la respuesta en ciertas partidas, cosa que la casi injugable debido a la dificultad de hacer movimientos justos y precisos.

Táctica de campo, ¡Rojo 22!

Para realizar la jugada perfecta y sacar un gran rendimiento de la partida hay que tener claras dos cosas, el camino más exprimible en lo que a puntos se refiere, y el color de nuestros oponentes.

Al hablar de color de nuestros oponentes nos referimos al halo de luz que desprenden, que marca su silueta de un color, estando disponibles los enemigos de color rojo, amarillos y azules. Cada uno se distingue por su movimiento a la hora del placaje.

El oponente de color rojo tiene un ataque muy bajo, tirándose casi al suelo para darnos, para esquivarlos podemos hacer una finta normal o un giro, pero si queremos exprimirlo más, podremos realizar un salto por encima suya.

Los de color amarillo se caracterizan por todo lo contrario al anterior, realizando ataques altísimos, tirándose en plancha hacia nosotros. La mejor manera para esquivar este tipo de oponentes y de camino llevar una puntuación extra es realizando un deslizamiento por debajo suya.

El último oponente a remarcar es el de color azul, que hace un placaje duro a media altura, el cual podemos contrarrestar realizando nosotros una carga a la vez que corremos con el balón.

Nunca recibir un golpe fue tan placentero

Al principio del análisis comentábamos lo de la importancia de los golpes para la humanidad, pues bien, un juego de estas características donde los jugadores están volando literalmente de forma constante debe poseer un buen motor de impactos, para ello podemos decir que el motor euphoria del que presume el juego está muy bien implementado, dando una sensación de realismo altísima.

Los golpes son constantes, y el disfrute con ellos también, no tiene precio el ver a nuestro personaje recibir un choque frontal y quedar reducido, o saltar y recibir un pequeño empujón en pleno vuelo que nos hará dar vueltas espectaculares, es decir, un auténtico deleite visual.

El apartado gráfico del juego no es de ultimo nivel pero sin duda es grandioso, tratándose de un juego arcade puede presumir de no tener nada que envidiar a muchos juegos de “caja”.

Los sonidos también rayan a un gran nivel, notándose el dolor en nuestro ser al escuchar a nuestro pobre jugador ser aplastado por dos contrarios, o el suave silbido del peligro al estar realizando una carrera al máximo de nuestras posibilidades con una horda de enemigos furiosos detrás por haber sido previamente humillados.

[flagallery gid=491 name=”Analisis Backbreaker Vengance Galeria”]

En definitiva…

Podemos decir sin temor a equivocarnos que Backbreaker Vengance ha sido una gratísima sorpresa en nuestro catálogo arcade, y que hará las delicias de todos, te guste o no este deporte.

La clave de este juego está en su velocidad, su sencillez y sobre todo… las ostias.

Pro

  • Siendo un juego arcade, su apartado gráfico es muy bueno
  • Variedad de modos de juego
  • Es muy divertido

Contras

  • Su apartado sonoro aunque contundente sencillamente cumple su cometido sin más
  • Algunos problemas en el modo multijugador

Facebooktwitter

4 respuestas a «Análisis: Backbreaker Vengance»

  1. Buen análisis Fran, lo que he podido jugar me ha gustado mucho el juego, es original, esa mezcla de deporte y habilidad es muy buena, y lo que respecta al apartado visual es muy muy bueno para ser un arcade en especial su motor de colisiones… una chulada.

    Uno de los grandes arcades del año, que si quereis echar un rato divertido no lo dudeis. 🙂

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Es un juego que apenas me llamo la atención hasta que me lo comentasteis y la verdad es que me sorprendio bastante. Aun no he tenido la oportunidad de jugar su version completa, pero bueno… cuando compre puntos sera uno d elos que compre, aunque primero va el Bastion jajaja. Buen analisis Fran!

Deja una respuesta