The Swapper es un juego independiente que llega tarde a nuestras manos, pero mas vale tarde que nunca si podemos jugar y analizar esta maravilla de juego. Por juegos como estos Generación Pixel apoya de forma tan ferviente a los estudios indies. Porque con todo el amor y esfuerzo, como es el caso de Facepalm Games, generan un producto sobresaliente en todos y cada uno de los aspectos. Un juego de aventuras y puzzles bidimensional que sorprende por su dinámica adictiva, su diseño y su acertada utilización del argumento para crear un mayor interés durante la partida.

HISTORIA

Somos un astronauta que ha llegado a una estación espacial abandonada que debe descubrir que ha sucedido allí, pues no sabemos absolutamente nada. Esta desierta, ayuda a crear confusión, que no sabemos absolutamente nada del astronauta. A través de terminales y mensajes de anteriores expediciones conoceremos y desmembraremos la trama, que sin duda os dejara tocados. Es algo complicado de explicar y que sin spoilear es difícil, por lo que os pedimos un esfuerzo extra.

El protagonista en realidad es el arma. Sus habilidades confieren a la historia cuestiones éticas, y lo hace simplemente mostrando una simple mecánica. La dualidad entre el cuerpo y la mente son preguntas que ocurrirán según avance la historia y nos veamos mas inmersos.  Según avancemos en la historia de la estación espacial Theseus viviremos sorpresas, se creara un sentimiento de culpabilidad y empatía con los clones. ¿ Somos realmente nosotros quien está dentro de los clones?

JUGABILIDAD

  • Tipo de juego

Es un juego de aventuras de desarrollo bidimensional de scroll lateral, en el cual todos sus caminos o habitaciones son un puzzle en si mismo. Con rompecabezas que fluirán sobre un manto argumental que pocos juegos pueden emular. Todo acompañado de una estética propia, tétrica, espacial.

  • Mecánicas de juego

Todo el juego y sus mecánicas giran en torno a la herramienta que encontramos al principio tras adentrarnos en la estación. Su principal uso sera el poder crear cuatro clones que ejercerán el mismo movimiento que nuestro astronauta. Todos se moverán a la vez y todos saltaran a la vez por ejemplo. Rizando el rizo recogeremos otro elemento que añadiremos a nuestra herramienta. Este sera el último y mas importante, no solo jugable si no argumentalmente. Este permite trasladarnos al cuerpo del clon que deseemos. Esto como hemos insinuado en la parte de la historia conlleva multitud cuestiones morales y filosóficas. Para poder recoger los orbes tendremos que realizarlo con el astronauta original, limitando aun mas nuestras posibilidades pero añadiéndole variables muy interesantes.

Con todo esto tendremos que pararnos y pensar como utilizarlos para seguir adelante. Desde el principio tendremos todo lo que necesitamos. Habrá mecanismos que activar en diferentes posiciones. Durante determinadas secciones por ejemplo nos intercambiaremos para poder sobrevivir a una caída. Todo, inclusive la colocación de nuestros clones requiere de una concentración absoluta. Habrá luces que limiten nuestra herramienta y sus funciones, dependiendo del color del haz. Llegará el punto en que nos planteemos que combinaciones tenemos que realizar pues os aseguro que seremos puestos a prueba. El control raya la simplicidad. El manejo de nuestro personaje se basa en el uso del pad del teclado para moverse y saltar, y las dos teclas del ratón, una para cada acción.

  • Duración

No es un juego largo, con que juguemos unas 5-6 horas estará finiquitado. Uno de sus puntos débiles será la poca rejugabilidad que proporciona, debido a que su oferta es directa y honesta y no marea al usuario forzándole a exprimir el juego.

  • Dificultad

La dificultad esta bien calibrada y apenas determinados puzzles nos harán echarle algún que otro rato mas largo de lo normal. El diseño de los puzzles está muy cuidado, sin llegar a una dificultad acuciante., pero si lleno de impedimentos que harán que nos esforcemos al máximo para progresar en la aventura.
El ambiente creado no trata de crearnos una dificultad añadida. La linterna solucionara ese problema, pero no es algo relevante para el desarrollo de la acción.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

The Swapper llama la atención nada mas iniciar nuestra aventura. Hay algo distinto, se siente diferente. Informándose comprendemos cual es la razón, y esta es la digitalización de los escenarios con materiales moldeables para darle ese toque de realismo que tiene impregnado. Estos han sido dotados de un carisma propio imperfecto pero totalmente convincente.
Punto y aparte si hablamos de la iluminación, pues los juegos de luces que consigue el juego a través de un elemento por ejemplo tan simple como es una linterna, nos dejaran boquiabiertos. Esto ayuda a crear una ambientación mas tétrica e inhóspita.

  • Apartado Sonoro

La banda sonora esta formada por un conjunto de melodías perfecto para representar la tensión y la opresión de unos lugares lúgubres e intrigantes. Lastima como siempre recalco que este completamente en el idioma anglosajón por excelencia, si bien es cierto que exceptuando algunos textos que nos encontraremos, la cantidad de diálogos es reducida.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Un juego, The Swapper, por muchos desconocido. El juego de Facepalm Games tiene todo lo necesario para ser uno de los juegos indies del año. satisfacerá de lleno a todo jugador de este mundo que se precie. Gráficamente impecable y sonoramente idóneo. Si a todo esto le sumas que la trama argumental de corta duración, es genial, los enemigos del mundo indie se quedan sin argumento. Y lo siento por ellos, sufro que no puedan jugar a todas las maravillas que conocemos y The Swapper pasará generaciones como ejemplo de un juego que fue mas allá.

LO MEJOR:

-El argumento exquisito.

-Las mecánicas con el Swapper.

-Diseño de niveles.

LO PEOR:

-Podría ser mas difícil.

-No es rejugable.

“Nuestra forma de valorar los juegos

Facebooktwitter

Deja una respuesta