Análisis: Prototype 2

Alex Mercer, ¿Que te ha pasado?. Yo que te veía como un héroe, alguien que detendría todo el caos de Nueva York… y fíjate, como me he equivocado.

Radical Entertainment, y su distribuidora Activision, vuelven a mostrarnos el desarrollo del virus Blacklight, tras habernos contado la historia de Mercer en el año 2009. Y está claro que ya tocaba, porque en su momento este juego de acción en tercera persona no dejó a ninguna persona indiferente. Pero claro, lo amabas o lo odiabas, y este, no vuelve a pasar desapercibido, ya regresa con muchas mejorado y con más fuerza que nunca.

 

Han pasado 14 meses desde la liberación del virus Blacklight. Nueva York se encuentra divida en tres regiones diferentes según el grado de infección:

  • Zona Verde: Libre. Con abundantes bases de la Blackwatch.
  • Zona Amarilla: Ligeros focos de infección con menos presencia de la Blackwatch.
  • Zona Roja: Infección máxima. No controlada.

Esta vez, no llevaremos a Alex. Somos James Heller, un sargento enfadado con la vida, que por culpa de la segunda expansión del virus perdió a su familia, y tiene un incontrolable odio hacia Mercer, ya que lo hace culpable de la pérdida de esta.

En una de las visitas de su equipo a la Zona Roja, sufre un encontronazo con Mercer. Y lo que pensaba que podría ser la ocasión de su mísera vida para acabar con él, se transforma en su peor pesadilla.

Mercer lo elige como otro recipiente del virus, sufriendo por lo tanto las mismas mutaciones que él, y pensando que Heller iría con el cual perrito faldero. Pero lo que provocó es hundir más la fosa de su tumba, ya que James es un cachondo muy cabreado y no dejará que salga impune.

Y aquí comienza Prototype 2. Heller buscando venganza, y aliados para poder acabar con aquel capullo que lo convirtió en un monstruo. Pero claro, acabando también con el ejército de la Blackwatch, y con los laboratorios de Gentex, cada uno más corrupto que el otro.

Que no se os olvide ver el video explicativo de la historia de Prototype, para refrescar la memoria.

Fuera de coñas, estamos acostumbrados a ver virus en películas y juegos, que simplemente transforman a humanos y animales en seres inútiles, con un apetito incontrolable de carne humana y antojo de cerebros. Además, van andando como si tuviesen almorranas, y eso como que no mola.

Pero el Blacklight es diferente, claro, si tu ADN es compatible con este, si no, no te quedará más remedio que acabar siendo un deforme bobo y hambriento.

Y es que Heller como Mercer, es un tipo con suerte. Ya en su vida tendrá que volver a coger un avión ni un taxi, y en los tiempos de crisis que estamos yo creo que sería la caña.

Prototype 2 cuenta con una jugabilidad muy extensa, y a mí contar las cósicas de la jugabilidad, como que me encanta.

Si antes poder saltar, volar, consumir, robar vehículos y demás nos hacía que se nos fuese la cabeza, todo esto ha vuelto mejorado, y con más posibilidades.

Heller le puede pegar mil patadas a Mercer con sus mutaciones. Ahora contamos con la posibilidad de llevar dos poderes a la vez, cosa la cual se agradece para poder combinarlos en múltiples combos, teniendo la posibilidad de ejecutar un segundo ataque para que el abanico sea superior. Además, tener unos tentáculos, unas garras, una espada, un látigo y unos puños macizos, junto con un escudo lleno de pinchos haría las delicias de más de un fetichista.

Como hacíamos en el primero, tendremos que ir consumiendo gente por las calles para poder mejorar la salud, y poder ver los recuerdos de personas específicas para poder continuar con la historia. Pero ahora cuando agarramos a alguien tenemos más opciones. Las mutaciones de Heller nos permite poder encasquetarle una bomba biológica a aquel elemento que veamos afortunado para poder reventar a 10 que estén a su alrededor. Y si no, te lo consumes o lo voleas, tú decides.

De vez en cuando tendremos objetivos que consumir, primero buscándolos con el sonar que tiene James, haciendo que el personaje a buscar sea perfectamente visible. Además, a medida que vamos cumpliendo misiones se nos obsequia con PE, que puede hacer mejorar nuestras habilidades de salud, defensa, ataque, salto, velocidad… las cuales tendremos la opción de ir mejorando de la manera que queramos y hacia donde queramos encaminar las características de nuestro personaje.

Por otra parte se nos incluyen, como no, los ataques de masa, uno procede el primer juego, el cual ya tenía Mercer … los tentáculos viscerales, y uno nuevo que nos dará la fantástica ocasión de controlar alborotadores como si de chihuahuas se tratase. (Anda, Mercer, donde tienes tu esto, ¿eh? ¿eh?).

Respecto a lo demás, podremos robar helicópteros y tanques, destrozarlos si nos da la gana, destrozar todo lo que te plazca con estos, transformar sus armas en tus armas, darte una vuelta turística con estos, o desplazarte de una zona a otra con tu helicóptero. (Previamente consumiendo a un soldado de la Blackwatch, que de otra manera no cuela majo).

Y si no os gusta el uso de vehículos siempre os quedará correr y volar, que también mola.

Las misiones secundarias en este no nos darán muchos quebraderos de cabeza, ya que nos resultará fácil acabar con ellas rápido antes de finalizar el juego. Cosa que se agradece ya que en el Prototype anterior resultaban demasiado complicadas y provocaban un estrés máximo.

Misiones secundarias

  • Cajas negras: Esparcidas a lo largo de las regiones, cuando estemos en su radio nos aparecerá un marcador con los metros restantes para localizarlas.
  • Guaridas: Entrar y destrozar toda la guarida y acabar con los infectados.
  • Grupos de campo: Eliminar soldados y empleados de Gentex.
  • BLACKNET: Consumir a una persona en concreto para entrar a bases y acabar las misiones.

Cuando vayamos cumpliendo con las misiones secundarias se nos darán mejoras de las habilidades, al igual que si vemos a una persona marcada para consumir, al hacerlo nos dará mejoras de los poderes.

Puede resultar un poco repetitivo, pero por el camino puedes ir provocando a los equipos de asalto para liarla parda, o cumpliendo para que te den bonificaciones de PE.

Recomiendo jugar el juego en dificultad difícil de primeras si queréis haceros con todos los logros, ya que el juego en normal no resulta demasiado complicado, salvo en escasos momentos. Cuanto más dificultad tenga, más divertido nos parecerá y si no, ya veréis con el modo Demencial.

Del modo Radnet poco que decir, un simple aliciente para darle más vida al juego ofreciéndonos desafíos y cosas para completar para obtener mejoras y obsequios y para poder competir en las leaderboards.

Mejoras, solo mejoras. Y es que no puedo decir nada más. Si bien en el anterior la ciudad nos resultaba más que repetitiva con sus barrios, que salías de uno y parecía que no te habías movido porque todo parecía igual, aquí han cumplido con lo que dijeron y nos han dado una Nueva York variada con sus respectivos barrios y cada uno bastante trabajado.

Ante todo, tengo que destacar los videos de historia de la campaña, que me han llamado notablemente la atención al ser en blanco y negro y en los que solo se resalta el color rojo de la sangre. Muy a lo Sin City.

La ciudad está más definida que nunca, con sus días y sus noches, sus tormentas, la tranquilidad de la Zona Verde a el caos de la Zona Roja. La luminosidad del día y las tonalidades rojas de la zona infectada.

Si bien tiene algunos fallos, como en alguna carga de textura que otra, y ese efecto niebla para tapar algunas cosas, todo lo demás se ve compensado con el poder destruir lugares del mapa, y que estos queden destrozados, la calidad de las explosiones y cuando hacemos uso de las mutaciones. Y es que al fin y al cabo es un sandbox, en esos juegos en los que tenemos un mundo tan abierto no podemos pedir que todo sea perfecto y el juego va fluido con creces.


Lo resalto, porque me parece estupendo que actualmente los juegos estén siendo adaptados a nuestro idioma en su totalidad y con doblajes más que notables. Y es que aquí el doblaje juega un papel fundamental para poder enterarnos al 100% de todo.

En el anterior, a veces no prestábamos ni atención a los comentarios de la gente por la calle, a los militares ni a cualquier otra situación que no formase parte de la historia. Pero aquí ya todo es diferente, desde Heller con su personalidad chulesca e irónica, hasta la locura extrema de Mercer, queda más que reflejada con el doblaje que tiene. Al igual que escuchar a la gente quejándose si te tropiezas con ellos o cuando vas consumiendo ver como se asustan. Resulta curioso cuando nos llevamos a un soldado y vamos caminando con el enganchado como va cambiando la conversación o escuchar a Heller hablando solo cuando se aburre.

Referente a los efectos de sonido y a la música, explosiones, disparos, sonidos viscerales y demás, están más que definidos y cumplen con su objetivo. La música esta vez nos acompaña más que en el anterior, ya que no tengo recuerdos de ella de lo poco que me parecía escucharla.

Eso de que las segundas partes nunca fueron buenas no es del todo cierto, y podemos comprobarlo en este juego. Si bien no supone un cambio drástico del primero al actual, las mecánicas jugables están más pulidas, resulta más manejable, y con menos dificultad de control que el anterior, haciendo que este sea menos estresante y por lo tanto, más divertido.

Yo no sé si soy rara, pero por mucho que acabe con el modo historia, nunca me canso de este juego. Puedo seguir destrozando cosas sin misión alguna o dando vueltas por la ciudad. Y eso, quieras que no, le da mucha más vida al juego.

¿Cuándo será la próxima vez que volvamos a NYZ? Solo nos queda esperar.

Pros

  • Destrozar, mutilar, consumir, correr, volar…
  • Tener la libertad de hacer lo que nos plazca.
  • Heller mola.
  • Los poderes y su manejo.
  • Mejorar al personaje como uno vaya queriendo.
  • Llevar tanques y helicópteros.
  • Nueva York solo para ti.

Contras

  • Que pueda resultar un poco repetitivo.
  • Algunos bugs, pero son perdonables.
  • Podemos agobiarnos algo con los equipos de asalto.
  • Misiones secundarias sin apenas dificultad.
  • Que Mercer se haya pasado al lado oscuro.

Facebooktwitter
2 comments to “Análisis: Prototype 2”
  1. Muy currado el análisis,lo tengo pendiente hay tantos que jugar xDD; mis felicitaciones pero vengo a poner la puntilla yo que he jugado al anterior creo que también se podían combinar dos poderes por ejemplo armadura y espada.
    Un saludo.

Deja un comentario