ANÁLISIS: Warhammer: The end Times – Vermintide

La bella ciudad de Ubersreik, asentada a las orillas del río Teufel, entre las montañas grises y el bosque Reikwald, se encuentra asediada por enjambres de ratas que surgen desde lo más profundo de las alcantarillas de la ciudad, asolándolo todo a su paso.

Por suerte, en este mar de oscuridad aparecen cinco campeones, cinco héroes dispuestos a combatir y salvar la ciudad y al imperio. ¿Tendrán la suficiente fuerza para lograrlo y frenar al ejército de Skavens?

Con esta premisa como parte central de la historia, la desarrolladora independiente Fatshark nos invita a introducirnos en el universo Warhammer, en este caso en concreto, en Warhammer Fantasy, en la época del fin de los tiempos.

ANÁLISIS

Warhammer_the_End_Times_Vermintide cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

FATSHARK

DISTRIBUIDOR

FATSHARK

.

.

.

VALORACIÓN

7’5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Warhammer: The end Times – Vermintide es un juego de supervivencia cooperativo de hasta 4 jugadores, en el que su esquema se basa y narra sobre el de Left for dead, es decir, un FPS en el cual iremos eliminando hordas de enemigos, (en este caso los zombies son sustituidos por hombres rata) en diferentes mapas, y que además, cuenta con un toque de rpg que le añade más sustancia al título.

La premisa en cuanto a jugabilidad es bastante sencilla. Tendremos que desplazarnos a lo largo de los diversos escenarios, en un recorrido más o menos lineal, eliminando las distintas tropas enemigas de skavens que nos saldrán al encuentro. Estas hordas son completamente aleatorias, por lo que cada vez que juguemos un nivel aparecerán en sitios completamente distintos, haciendo que cada partida sea diferente.

Aunque hemos dicho que los mapas son lineales, también cuentan con zonas en las que habrá que cumplir algún requisito para poder seguir avanzando, como por ejemplo, transportar barriles de un punto a otro para hacer explotar un portón, o proteger un determinado objeto de los ataques de los skavens.

A medida que avancemos por el escenario, podremos ir recogiendo distintos objetos. Desde pociones de salud, fuerza o velocidad y munición para nuestras armas, hasta tomos y grimorios. Estos últimos servirán para aumentar las probabilidades de conseguir mejor armamento.
En cuanto a la dificultad, decir que en Warhammer Vermintide no está demasiado compensada. El modo fácil es asequible, pero ya supone un reto considerable, en el nivel normal necesitaremos de una muy buena coordinación para seguir adelante, convirtiéndose en un arduo obstáculo, mientras que en los niveles más altos es requisito indispensable un potente equipo armamentístico y una cooperación perfecta si queremos salir del paso.

analisis Warhammer ve img 004

Luchar juntos o morir solos.…

Ese es otro punto importante, la cooperación. Es fundamental jugar en equipo para poder disfrutar del juego en su totalidad. Enfrentarnos a un solo enemigo es una tarea para principiantes, distinto es cuando el número de éstos asciende a decenas. Cuando nos veamos rodeados por 10 o más skavens a la vez, y tengamos a una “amerratadora” acribillándonos a balas, ahí amigos, es cuando nuestras pulsaciones ascenderán hasta niveles críticos.

Jugarlo con amigos se convierte en la mejor opción transformándolo en una experiencia divertida y entretenida. Otra opción es crear o unirnos a una partida abierta con compañeros aleatorios, arriesgándonos a encontrarnos con jugadores que sean independientes y no jueguen en equipo. También tenemos la posibilidad de jugarlo con bots como compañeros, pero aunque la IA de estos tiene un buen nivel, puede llevarnos a momentos realmente desesperantes en los que tendremos que rejugar el mapa más de una vez.

Este Warhammer además de ser un juego de acción, tiene toques de rpg, permitiéndonos subir de nivel con la experiencia que vamos consiguiendo en cada partida y adquirir nuevas armas. Éstas las conseguiremos de forma aleatoria al terminar cada mapa. Nos aparecerá una pantalla en la que lanzaremos una serie de dados, dejando nuestro resultado en manos del dios del engaño. Según el resultado obtenido, obtendremos un arma u otra, de entre las que están situadas en la zona derecha de la pantalla, por lo que no siempre será la que consigamos útil para nuestro personaje favorito. La probabilidad de obtener mejores armas podremos aumentarla consiguiendo los distintos tomos y grimorios que hay repartidos a lo largo de los escenarios.
Una vez consigamos las armas, podremos mejorarlas para aumentar sus habilidades, fusionar varias para conseguir una mejor, o fundirlas y recibir materiales con los que optimizar nuestro arsenal. Todo esto podremos hacerlo en la forja, situada al principio de cada partida en la posada, una especie de lobby en el cual, elegiremos mapa, modificaremos nuestro inventario o lo mejoraremos.

analisis Warhammer ve img 003

No tienen esperanza. Una raza de maldad nacida del caos. La muerte es la única solución….

Hablemos un poco sobre los enemigos encargados de hacernos sudar la gota gorda. Los skavens, una especie de hombres rata, en todas sus versiones posibles. Nos encontraremos desde simples soldados, hasta skavens con ametralladoras, armaduras, bombas de gas, incluso un skaven gigantesco, “la rata ogro”, que nos hará temblar solo con escucharlo rugir. Si a esto le sumamos 2 incordios sigilosos encargados de inmovilizarnos o de apartarnos y alejarnos del grupo, obtendremos unos enemigos a la altura de las circunstancias, que gracias a su IA y a la dificultad de la que os hablábamos antes, nos supondrá un reto de importantes proporciones.
Pero tranquilos, porque los héroes a los que podemos encarnar no se quedan atrás, y suponen una resistencia bastante notable a estos ejércitos enemigos.

Son 5 los campeones que tendremos disponibles, todos diferentes y auténticos, cada uno con su propia personalidad e historia. Todos ellos cuentan con un arma cuerpo a cuerpo y otra a distancia, por lo que su manejo variará muy poco de uno a otro. El sistema de combate es básico, y en este caso, lo básico funciona. Disponemos de un ataque normal y otro cargado con nuestra arma melee, y de una habilidad especial con el arma a distancia, propia de cada personaje.
“Que venga la oleada, yo estoy listo….”

Así, nos presentan, a una elfa Silvana equipada con un arco y un par de dagas gemelas; un cazador de brujas armado con un florete y una ristra de pistolas; un soldado imperial con un martillo y un trabuco; una hechicera brillante provista de una espada y un báculo; y un enano explorador dotado de combinación hacha-escudo y una ballesta.

Dentro del manejo de cada personaje, el que más se diferencia del resto es la hechicera, al no precisar de munición. Pero a cambio se sobrecalentará al usar su magia pudiendo llegar a arder en llamas, por lo que tendremos que controlar su uso.

La historia se nos irá narrando de boca de los mismos personajes, sin escenas ni videos. Fatshark ha querido dar más importancia a la jugabilidad directa, de forma muy acertada la verdad, por lo que habrá que estar atentos a los subtítulos, ya que el juego nos llega traducido, pero no doblado al español.

Alcantarillas, que agradable….!

Gráfica y artísticamente hablando nos encontramos con un juego sólido, que cumple correctamente su cometido. Este motor gráfico destaca por sus efectos de iluminación, tanto en el juego de luces como de sombras. Utiliza una paleta de colores apagada, predominando los tonos grises y sepias creando una ambientación excelente de lo que es el universo Warhammer. Recrea zonas de la ciudad con mimo y detalles a un buen nivel.

Cada uno de los 13 mapas disponibles es completamente diferente y nos encontraremos con zonas a nivel de diseño geniales, como por ejemplo, el escenario de “La torre del Mago”. Eso sí, no son interactivos, por lo que no perdáis el tiempo en intentar destruir cajas o cofres a vuestro paso.

analisis Warhammer ve img 001

Tanto el diseño de nuestros héroes, que presentan unos modelados muy cuidados, como los de nuestros enemigos, están realizados a un nivel de detalle bastante decente, que unido a una física al mismo nivel, dan como resultado un juego técnicamente aceptable a grandes rasgos. Cabe destacar que es un juego violento y sangriento, donde veremos y realizaremos más de un desmembramiento, mientras nos abrimos paso entre nuestros enemigos para llegar a nuestro destino.

Por último, en lo que al apartado sonoro se refiere, cumple satisfactoriamente. Susurros, gritos y alaridos de nuestros enemigos, nos harán reconocerlos con jugar un par de veces. Los sonidos ambientales nos absorben en una atmósfera cargada de tensión y nos harán estar alerta en todo momento. Las voces de nuestros personajes, a pesar de no venir dobladas al español son dignas de mención, tanto por su personalidad como por sus diálogos ingeniosos.

La BSO cuenta con músicas tribales, puramente instrumentales, que nos irán acompañando a lo largo de nuestra aventura, y que se adaptarán a cada situación. En los pocos momentos de tranquilidad, nos acompañará una melodía calmada, que tras el sonido de un cuerno, seguido de tambores de guerra, nos pondrán en alerta, dando paso a un ritmo delirante y embravecido indicando la llegada de las hordas de ingentes hombres rata que vendrán a por nosotros.

La pregunta es… ¿Hay suficientes para todos?

analisis Warhammer ve img 002

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Nos encontramos ante un buen juego cooperativo que bebe de las bases de left for dead, pero incluyendo nuevas mecánicas de juego, como la subida de nivel o la mejora de nuestro equipamiento. A quien le guste el universo Warhammer disfrutará con su estética, pero quien
no lo conozca, que no se preocupe, porque le resultará atractivo igualmente. Las partidas son directas, frenéticas, divertidas y rejugables, gracias a las diferentes dificultades y a que el patrón de organización de enemigos es aleatorio cada vez.
Aunque como hemos dicho, su alta dificultad y la IA amiga que en ocasiones nos juega malas pasadas, puede hacerlo irritante por momentos. A eso hay que sumarle el modo de obtención de armas, que puede que no guste a todos por igual, un escenario poco o nada interactivo y un apartado gráfico que cumple, pero no sorprende.

Si no somos muy quisquillos, sabremos valorar las buenas ideas que ha tenido la compañía y obviar los posibles defectos, para disfrutar del juego en su totalidad.

En definitiva, Warhammer Vermintide, merece una más que merecida oportunidad por parte de los amantes de los juegos cooperativos online y por el resto en general.

-
facebooktwittermail

Deja un comentario