ANÁLISIS: FIFA17

No quedaba otra, se acababa Septiembre y los futboleros consoleros estaban ansiosos de balompié, como cada año pasa con las entregas de la saga de EA. FIFA coronando los stands de las tiendas, el niño mimado del fútbol volvía a las casas para generar guerras entre amigos, pasando a conocidos a cada partido que jugaban, cada entrada, cada tarjeta, cada celebración de gol. El que no sepa que significa fútbol, que pruebe FIFA 17.

Ya el año pasado hablábamos de la bajada de revoluciones a la hora de jugar, el intento de buscar cierta similitud con la realidad se estaba empezando a llevar a cabo, al final con ciertas actualizaciones y mil partidos a la espalda te das cuenta que en mayor o menor medida, los jugadores conseguían buscarle las vueltas a los desarrolladores para así convertir el juego en un frontón, idas y venidas de bola continua, aunque mucho más pausado que ediciones anteriores eso sí.

FIFA 17 ya sonó potente en el E3, con la voz de Mourinho en el tráiler además de su aparición en directo, más el anuncio del cambio de motor al Frosbite, todo hacía presagiar que el nuevo título de EA Sports iba a ser cuanto menos… diferente.

ANÁLISIS

fifa-17-cabe

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

ELECTRONIC ARTS

DISTRIBUIDOR

ELECTRONIC ARTS

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

El Camino

Fue toda una sorpresa, desde su anuncio en el e3 todos los seguidores de FIFA y juegos deportivos en general estaban interesados en ver como evolucionaría esta modalidad bautizada como “El Camino”.

El modo historia para juegos orientados a los deportes se comenzó a usar ya hace tiempo, pero es ahora cuando la saga futbolera por excelencia de EA Sports decide embarcarse en una trama donde encarnaremos a Alex Hunter, un chico británico que quiere cumplir el sueño de todo niño, llegar a ser futbolista profesional.

Para tal hazaña seguiremos todos los pasos tanto deportivos como personales del chaval, veremos una pequeña “representación” de lo que muchos futbolistas han pasado para llegar ahí. Pero Alex Hunter tiene madera para lograrlo, viene de familia de futboleros, su abuelo, al que también conoceremos muy bien, era una super estrella de la premier league.

Durante “El camino” nos toparemos con grandes jugadores del panorama actual, apariciones como la de James o Ángel Di María con su apariencia y voces perfectamente recreadas dan caché a  este modo historia que a pesar de ser su primer año es bastante disfrutable, pero hay que seguir mejorando.

analisis-fifa17-img-001

Futbol de toque

Ya la anterior entrega veníamos remarcando la reducción en la velocidad de juego, se apostaba mucho más por el futbol control que por las carreras. Ahora, un año después y con FIFA 17 en las manos, el primer contacto con el juego es sencillamente brutal.

Nos topamos de frente con un juego de ideas claras, en cuanto controlamos el balón con cualquier jugador en la medular, los giros, las animaciones, todo va a un ritmo más pausado, más realista. Además, la velocidad no solo incide sobre los jugadores, también lo hace sobre la pelota, ahora mucho más realista el contacto del pie con la bola, la velocidad de desplazamiento… Los pases en su gran mayoría ya no son teledirigidos como en todos los predecesores, el balón reacciona de manera individual, esta vez sí, un bote más alto de lo normal en un pase raso hace que nuestro jugador tenga un trabajo extra a la hora de controlar la bola, que se le vaya o incluso que ni llegue a hacer contacto con la misma.

A parte de todas las novedades visibles, de las que nos damos cuenta con solo echar un vistazo a la pantalla, están las que no se ven a simple vista, como es la mejora en los impactos. El famoso motor de impactos que FIFA venía pregonando hace unas entregas y que en menor o mayor medida cumplía su función vuelve, en esta ocasión gracias al motor Frostbite es más realista, más potable. Los jugadores chocan de manera contundente con el nuevo sistema de proteger el balón con el cuerpo, no solo es una animación conseguida, encima es efectiva a la hora de jugar, sabiendo proteger el balón bien en medio campo tienes muchas papeletas para llevarte el partido.

A balón parado

Novedades muy reseñables y con mención especial, el cambio en algunas dinámicas, como es el caso de los saques de esquina, ahora la vista es desde la cámara de televisión, y el balón lo dirigiremos donde nosotros queramos mediante una especie de diana que se sitúa en el área, la clave está en que esta diana tiene un punto inicial, y al moverla vuelve rápidamente al punto inicial, por lo que deberemos de adquirir un poco de habilidad al comienzo para dominarlos, y el problema reside precisamente ahí, en dominar un saque de esquina, porque te asegura un gol. De momento es un sistema mal balanceado, sacar de córner y que la pelota acabe dentro de la red tiene un porcentaje de éxito altísimo, hasta con jugadores bajos, sin duda un punto negro en esta entrega que necesitará de actualizaciones para lograr un equilibrio.

Los saques de Falta y penaltis han cambiado también su ejecución, sobre todo estos últimos, que mediante el analógico derecho movemos al jugador alrededor del balón, situándolo en la posición que más nos convenga, para avanzar con el analógico izquierdo a la vez que manejamos una flecha durante los segundos de carrera del jugador para apuntar hacia el lugar que queramos en la portería, por ultimo deberemos darle la potencia deseada para convertir la pena máxima. En las faltas y gracias a este nuevo sistema de colocación del jugador nos han abierto una nueva posibilidad de golpeo, con la carrera al contrario para pegarle con la parte exterior de la bota y convertir golazos como aquel mítico de Roberto Carlos a Francia.

El pase al hueco es otro de los cambios, en esta ocasión un total punto a favor, ya no son pases medidos al pie y dejándote solo ante el portero, ahora el defensa actúa de una manera más inteligente, acompañando más la jugada y por ende dificultándonos la llegada al balón, vendiéndose caro un buen pase al espacio.

analisis-fifa17-img-002

No perdamos la concentración atrás

Defensivamente hablando, FIFA 17 se vuelve más complicado, algo que le da mayor valor a cada robo, ahora hay que buscar el momento adecuado para la entrada normal, porque el nuevo sistema de meter cuerpo evita muchos robos simples, mientras que el tackling abajo se vuelve más efectivo debido a la nueva permisividad de los árbitros, en FIFA 17 se pitan muchas menos faltas, algo completamente positivo, se vuelve un juego más físico y además más continuo, menos interrumpido.

Los porteros deben tener mención aparte, y es que con el buen trabajo que se había hecho anteriormente, ahora parece ser que el gran nivel de los porteros ha bajado, no quizás en las distancias cortas, que siguen teniendo un gran nivel y unos reflejos solo vistos en el universo felino, pero los tiros de media y larga distancia ahora se hacen más peligrosos debido a los nuevos vuelos del portero, ahora cuando un balón va directamente a la escuadra parece que el portero se vence antes y a media altura, dando la sensación de una mayor fragilidad del juego actualmente bajo palos.

Dejando claro la evolución en el apartado jugable, a modo de sumario podemos decir sin temor a equivocarnos que es sin duda el título de la franquicia FIFA de los últimos que más busca acercarse a la “simulación”, el control más pausado de la bola le da aires de grandeza a un título que necesitaba evolucionar sí o sí tras su estancamiento de sus últimas entregas. Eso sí, como siempre sucede en estos casos, solucionan cosas para estropear otras, así que habrá que esperar a futuras actualizaciones.

analisis-fifa17-img-003

Frostbite y subida de revoluciones

Si hablamos de puntos a mejorar en los anteriores FIFA era sin lugar a duda el apartado técnico, el uso del mismo motor cada año sin apenas retoques ya olía, visualmente cada entrega era una copia exacta de la anterior. Este año se vaticinaban cambios, desde el anuncio del cambio de motor al Frostbite, motor usado por EA para la saga Battlefield entre ellos, se esperaba un salto a mejor, y a decir verdad lo ha habido, pero no es quizás el salto que esperábamos en lo absolutamente estético.

El nuevo motor nos da mejoras en todos los aspectos, en la iluminación, el modelado de los futbolistas, la recreación de las caras con su respectivo salto cualitativo (Quedan muchas por mejorar), las mejoras en las animaciones de los jugadores, las físicas del choque y de la pegada del balón… Todo lo mencionado es un plus, pero lo que afecta directamente e incide en la marcha del partido son las físicas, que ahora todo parece mucho más real y fluido, no son robots que se chocan o se esquivan, ahora hay contacto, luchas cuerpo a cuerpo donde el movimiento de uno de los futbolistas pueden hacer caer al otro a plomo.

Además, la voz de Mourinho en el tráiler ya nos dejaba una pista de lo que se pretendía, ahora los managers toman protagonismo, no en el juego pero sí en la ambientación en medio de un partido, con gesticulaciones y movimientos de alegría o enfado dependiendo de las decisiones tomadas, siendo fielmente recreados en la gran mayoría de casos, Zidane en este caso es un triste calvo en la banda sin similitud alguna.

Todo un acierto la idea de cambiar de motor, el juego necesitaba novedades frente a una competencia dura que venía creciéndose a cada entrega, así que el golpe de efecto de EA ha sido implementar su Frostbite que tan buenos resultados ha ido dando en otros géneros y que parece que ha llegado a FIFA para quedarse, eso sí, a cambio esperamos que se sigan esforzando en mejorar lo meramente visual, que a pesar de haber cambiado seguimos esperando un salto mayor.

Desafío de plantillas y pérdida de amistades

Es el modo estrella de los últimos años, lo que comenzó siendo una idea externa al juego se acabó convirtiendo en eje principal. El Ultimate team evoluciona y da dinero a la compañía a partes iguales.

Seguimos en el mismo sistema de juego, abrimos sobres para lograr el mejor plantel de jugadores sobre el campo. Sobre ellos inciden tanto la nacionalidad como el equipo para así conseguir una mayor compenetración y tener máquinas sobre el campo, ya después el hándicap actuará sobre ti cuál mano negra.

Por su parte los modos multijugador siguen intactos, meterte en temporadas contra amigos y empezar a sentir eso que siempre mencionamos, instintos básicos y primitivos… imaginándote a tu amigo con la cabeza aplastada por la rueda de un coche, o directamente apuñalado en su propia casa. Es así, FIFA saca todo lo malo de nosotros, pero que sería de nosotros sin eso…

analisis-fifa17-img-004

Los clubes por su parte reciben su propio editor para que por fin no tengamos que andar peleándonos por equipaciones, ahora se puede crear una de cero para nuestro club y demostrar cuales son los colores que valen y el escudo que plantará la hegemonía virtual.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Sin tiempo a más y con un extensísimo desglose por piezas de la nueva entrega dedicada al fútbol de EA Sports podemos decir que éste camino era el preciso a seguir para seguir avanzando. La nueva velocidad de juego y la implementación del nuevo Frostbite dan a FIFA 17 el toque que le faltaba para notar la evolución que pedía a la desesperada.Como todo no puede ser bonito, las nuevas ideas conllevan a estropear algunas que antes si funcionaban bien, o al menos mejor, como es el caso de los porteros o los “Scripts” en los goles de córner. Nos refugiaremos en la creencia de que algún parche solucionarán estos problemas.FIFA 17 ha sido la prueba de que el propio estudio estaba dándose cuenta que algo había que cambiar, se necesitaban nuevas ideas puesto que la competencia venía pisando fuerte. Todo esto ha conseguido que esta nueva entrega sea la mejor de los últimos años y que desde aquí animamos a probar sin dudarlo.
facebooktwitter

Deja un comentario