La experiencia de ser un monstruo deforme que devora humanos, es algo que la verdad nunca se me hubiese pasado por la cabeza de encarnar. Pero resulta que es algo que he dejado pasar en los deseos de mi vida, y a la hora de probarlo en forma de videojuego resulta que me ha dejado de lo más satisfecho que mi retorcido cerebro podía hacerse a una idea.

Y es que este Carrion es una experiencia verdaderamente confusa para mis sentidos, pero agradecida para todo amante de los videojuegos, ya que resulta que el juego de Phobia Game Studio junto a Devolver Digital es una autentica delicia la cual os paso a destripar, nunca mejor dicho, a continuación.

Fecha de lanzamiento: 23 JULIO 2020
Desarrolladora: Phobia Game Studio
Distribuidora: Devolver Digital
Plataformas: PC – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: NO/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1

NOTA: 8’5

Más allá de lo que pueda parecer, me he encontrado con un juego donde la esencia metroidvania le supura por todos sus lados, aunque perfectamente implementada e integrada con una aventura bidimensional, donde la evolución de nuestro ser, y la sangre por doquier terminan de bordar un juego lleno de acción y exploración, donde la casi lucha constante por la supervivencia de nuestro ser y el avance hasta salir de nuestro encierro es nuestro principal objetivo.

Uno de los primeros puntos que sobresalen, es lo bien implementado que está el control de nuestro bichejo. Y es que este se mueve con fluidez y reacciona bastante bien a nuestras ordenes pese a su forma casi de fluido que posee. A ello se le une las posibilidades y capacidades que se le irán añadiendo, las cuales con la sencilla pulsación de gatillos que se nos indican en pantalla. Además, hay que tener bien interiorizado el control de nuestros tentáculos, los cuales posee una movilidad casi libre, siendo totalmente necesarios para acabar con enemigos, interactuar con objetos, y para llevarnos un buen trozo de humano a nuestras multiples bocas.

Como ya os he comentado, nuestro amigo irá mejorando a cuanto a posibilidades tras pasar por unas capsulas que nos las implementan, y que como es normal en este tipo de juego nos permitirán realizar acciones que nos abran caminos que antes eran imposible. La variedad es notable, y ciertamente llamativa, encontrando algunas como impulsos, pinchos, invisibilidad o control, entre otras muchas. Siendo especialmente curioso que tendremos cuatro acciones dependiendo el nivel de evolución de nuestro monstruo, las cuales podremos alcanzar devorando enemigos, o variar en ciertos estanques líquidos, siendo un punto estratégico para superar zonas.

Hablando de enemigos, el numero no es especialmente amplio, pero los que me he encontrado me han parecido bastante interesantes. Eso sí, es curioso como no se han implementado grandes jefes, si no que aquí se complica todo más por la propia colocación y posicionamiento de estos que por su potencial. Destacando además que para cada uno de ellos tendremos que tener clara la estrategia a tomar para que no se nos vuelvan un problema. Ya que, aunque el juego no es difícil, ir a lo loco nos puede suponer una muerte fulminante.

Uno de los puntos que me ha gustado especialmente es el diseño de los escenarios. Y es que la interconexión entre ellos es bastante lógica e interesante, evolucionando perfectamente con las propias habilidades del bichejo. Y aunque en algunos momentos se echa de menos un mapa, será movernos o pensar un poco y encontraremos la salida de la zona, y más cuando la movilidad de este es verdaderamente ágil y rápida.

Por cierto, los escenarios se han construido para que la interactuación e incluso ayuda a nuestro favor con ellos sea necesaria o posible, ya que se han incluido gran numero de caminos donde resguardarnos, palancas que pulsar, puertas que abrir, e incluso zonas acuáticas donde realizar funciones como el nado o el cambio de evolución. La verdad que dan mucho de sí, pese a su no poseer un tamaño destacable.

La parte gráfica es algo que me ha gustado bastante. Destacando por encima de todo el diseño, evolución y animación de nuestro monstruoso amigo, con esa esencia de fluido que se mueve maravillosamente por cada rincón de los escenarios. El resto del juego también está bastante bien diseñado, ya que artísticamente está lleno de detalles, con una ambientación y colorido demacrado e industrial que pega perfectamente con el universo que nos quieren representar.

Y la cosa no queda ahí, ya que le acompaña una parte sonora verdaderamente impresionante. En la que destacan por un lado la variedad de sonidos, efectos, y demás factores sonoros que ambientan esta terrorífica aventura, siempre acompañada y bien implementada banda sonora con tintes oscuros que me ha encantado.

En conclusión, deciros que la experiencia con Carrion, y con la encarnación de este deforme ser, ha sido muy divertida, agradable, asquerosa, y ante todo disfrutable. Ya que es que consigue crear una aventura que evoluciona y avanza a un ritmo que la hace apetecible a cada segundo que pasas con ella, y que consigue concluir en lo más alto cuando esta ya no da más de sí.

Un producto bastante redondo que, aunque no innova en exceso, si consigue introducir mecánicas interesantes, situaciones variadas, y un pulido en todos sus apartados técnicos tanto jugables como artísticos que supone una más que grata sorpresa detrás de un buen amasijo de vísceras y tentáculos que os animo a disfrutar sin remilgo alguno.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Cosmocover

Facebooktwitter