Tras un buen tiempo sin que los juegos de tenis tuvieran el protagonismo que tuvieron en el pasado con franquicias que han pasado a la propia historia de los videojuegos, e intentando tapar el hueco que falta en el mercado para los amantes de este bonito deporte han aparecido una nueva hornada de franquicias que por desgracia de momento no llegan a los niveles que esos grandes títulos marcaron en su día, pero que con paciencia y constantes mejoras, esperemos que uno de los tipos de juegos deportivos más arraigados y siempre bien trasladados a los videojuegos, retomen esa gran calidad.

Entre ellos, se encuentra esta franquicia que bajo el desarrollo de Big Ant Studios y el sello de Nacon, nos presenta una segunda parte en la que tenía puesta muchas esperanzas tras haber podido disfrutar, como ya os pudimos contar en su momento en esta web, y que nos dejó un poco confusos, cosa que, por desgracia, ha terminado pasando también en esta secuela.

Fecha de lanzamiento 24 SEPTIEMBRE 2020
Desarrolladora Big Ant Studios
Distribuidora Nacon
Plataformas PS4 – XBOX ONE – PC- SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-4

NOTA: 7

Este análisis, lo voy a centrar desde el punto de vista de las novedades, mejoras y diferenciaciones que este segundo World Tour nos aporta, ya que creo que no es necesario explicar al dedillo de que trata un juego de tenis, que además bebe tanto de su anterior entrega, que hay que estar muy atento a muchos de los cambios, ya que son especialmente sutiles o leves, que prácticamente no se note en algunos puntos.

Lo primero que resalta, y se nota mucho, es el interesante paso que han dado en lo que a fluidez y movilidad en los partidos se refiere. Ahora los partidos tienen un ritmo distinto, más realista, se sienten mucho más coherentes, y en general, consiguen que las sensaciones sobre el campo sean más completas y agradables a la hora de jugar. Está claro, que es un avance importante, pero también está claro que tiene que mejorar mucho aún en ciertos aspectos, como puede ser la brusquedad y la incoherencia en muchos movimientos, o en el sistema de recepción y golpeo, o incluso en la precisión y colocación de esta en el campo.

Y hay que decir que se ha puesto mucho énfasis en mejorar la experiencia que os comento, especialmente sobre el campo, y la evolución especialmente en el golpe son muy interesante, pero ya os digo que aun le queda un trecho. Entre estas novedades, se han incluido algunas variaciones en el golpeo de la pelota, que aun no siendo especialmente diferenciadoras y no están demasiado bien reguladas me han parecido interesante. Con ello me refiero a los diferentes tipos de golpeo y sus potencias, entre los que tengo que destacar un sistema de carga de golpeo, que me parece que debería de ser más claro, y permitirnos un poco de mayor precisión a la hora de colocar la bola y de localizar el momento justo de golpeo, pese a ello, bastante interesante. Por otro lado, me ha gustado las mejoras en el sistema de saque, con una barra que nos permite precisar la potencia y la dirección con un marcado bastante bien implementado y claro de utilizar.

Curiosamente, en este tema del golpeo se ha implementado un sistema de mensajes que me ha recordado a experiencias pasadas, en el que se nos dejará claro mediante este con que precisión habremos dado el golpeo, siendo a la larga una muy buena referencia para coger el tempo a este.

Respecto a los modos de juegos se mantienen todos los que se incluyeron en la anterior edición, es decir; un modo carrera, en el que tomamos el papel de un tenista a lo largo de su carrera, pudiéndolo potenciar, mejorar y hacer evolucionar a lo largo del campeonato mundial, y sin dudarlo es uno de los puntos más entretenidos de todo el juego, y que poco a poco va creciendo en profundidad. Por otro lado, posee un modo de entrenamiento, en el que podremos aprender un poco más a controlar el partido, y en el que se incluyen algunos interesantes minijuegos, que nos sirven para echar un buen rato. Por último, no podía faltar los modos de partidos individuales, dobles y online, siendo lo ideal para jugar con amigos o contra otros humanos en general, con ello terminando por ser el modo donde más horas pasaremos y más nos podremos divertir ya que es donde está el verdadero reto de este juego.

Por cierto, a la hora de jugar con la máquina, me ha chocado bastante la IA de esta, la cual pasa de ser una autentica maravilla del tenis, a realizar acciones con nada de lógica, siendo especialmente reseñable en los partidos a dobles. Pero bueno… en general se disfruta y se aprende bastante con ella, hasta llegar a esos ansiados partidos online.

Uno de los puntos que llega con más fuerza en esta entrega, es el tema del sistema de cartas, el cual tienen la utilidad esta vez de forma mucho más presente e influyente a la hora de modificar las habilidades y potenciales de nuestro jugador, y que podremos ir utilizando a medida de que se desarrollen los partidos, y que sinceramente no termino de entender porque se han incluido en un juego que busca el realismo y la simulación, y con ellas parece que nos quieren acercar a un juego de rol. La verdad que como modo extra me valdría, pero tienen demasiada influencia en general.

A nivel gráfico, me he encontrado con un juego que, pese a que está bastante mejor acabado que su primera entrega, sigue heredando e incluso agregando defectos que no dejan nada de bien parado ciertos aspectos del juego. Visualmente los modelados tanto de personajes como escenarios son lo que mejor rumbo han tomado, siendo más realistas que nunca. Y habiéndose realizado un muy buen trabajo en cuanto a iluminación y detallismo en cada uno de ellos.

Pero por desgracia, este aspecto global no termina de agradarme, ya que posee unas animaciones algo ortopédicas pese a ser mejores que las anteriores, muchos movimientos de los jugadores demasiado robóticos, e irreales, y en general detalles físicos que necesitan un pulido bastante más amplio para que hagan de este apartado algo que entre mucho más por los ojos.

La parte sonora es bastante sencilla, con un correcto trabajo de ambientación en pista, con buenos efectos sonoros, a lo que le acompañan en los diferentes menús algunos temas musicales que pasan totalmente desapercibidos. A ello hay que incluir voces en inglés en lo que al juez del partido se refiere, y una siempre bien agradecida traducción a nuestro idioma.

En definitiva, deciros que me he encontrado con un mejor juego en prácticamente todos los aspectos de esta segunda entrega, pese a ciertos puntos que personalmente me sobran como puede ser el tema cartas. Pero como ya os digo, tanto a nivel jugable como técnico se ve y se siente más potente y refinado.

Pese a ello, le queda un largo camino para hacer un gran juego. Tiene muchos detalles por pulir tanto a nivel jugable como técnicamente, cosa que si siguen en esta senda terminarán por superar y conseguir con ello un gran producto que sacie las ansias de un buen juego de tenis como las que tenemos todos.

Así que la base se está forjando, y tarde o temprano se terminará convirtiendo en ese juego de tenis que nos traslade a la pista, y nos haga disfrutar de una experiencia que siempre ha sido de lo más agradecida a la hora de trasladarla a nuestro medio. Así que os instamos a que os acerquéis a este Wold Tour 2, ya que seguramente si sopesáis los lastres, los cuales muchos irán siendo pulidos a base de parche, os vais a encontrar con una grata experiencia.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Nacon

Facebooktwitter