A lo largo de muchos años los Simpsons, han sido protagonistas de muchos videojuegos (no tantos como querríamos), pero si hay que recordar uno de ellos, sin lugar a duda, a todo el mundo se le viene a la cabeza la versión arcade en máquina recreativa que allá por el año 1991 Konami se sacó de la manga.

Un juego lleno de acción, humor y cientos de detalles que los amantes de la serie pudieron vivir,  y ahora pueden disfrutar tranquilamente en sus casas… ya que estamos ante un momento especial para la serie televisiva, la cual en pocos días alcanzará el capitulo 500, y Konami en conmemoración a tan señalado día para la serie animada, se ha lanzado a publicar una versión para PlayStation 3 y Xbox 360,de la mítica y maravillosa recreativa, añadiéndole algún que otro detalle y extras para nostálgicos.

Y como ya hemos tenido la posibilidad de disfrutar de este arcade, os traemos nuestras impresiones de esta reedición que tantas y tantas monedas de cinco duros se llevó en su momento.

Los Simpsons Arcade, para el que no lo conozca, nos presenta la historia, en el que la amarillenta familia Simpsons se ve envuelta en el secuestro de la pequeña Maggie. Y os preguntareis ¿debido a qué?… pues sencillo…

Es un día tranquilo en el que la familia Simpsons, ha salido a pasear, pero al pasar frente a la joyería de la ciudad, se encuentra con un desafortunado evento… ya que esta está siendo atracada por algunos mafiosos de la ciudad y su cabecilla enmascarado, el lacayo amanerado del Señor Burns, Weilom Smithers.

Al salir corriendo con un gran diamante en la mano, este cocha contra Homer, y por cosas del destino este diamante va a parar a boca de la pequeña Maggie, la cual lo tomará como chupete…  pero la cosa empeora, ya que Smithers en vez de quitarle el diamante de la boca, se lleva consigo a la niña junto al diamante, momento en el que empezará nuestra aventura por cada uno de los rincones de la ciudad de Sprinfield, con la misión de rescatar a la pequeña de la familia.

La historia no da para más, a partir de este momento poco más se narrará de ella, teniendo que esperar hasta el propio final para avanzar un poco más en esta… cosas de los arcades de la época, simpleza a más no poder, pero tampoco se pedía mucho más de ellos, ya que la diversión debía de estar muy por encima del hilo argumental.

Que se puede decir de un clásico de los juegos de lucha callejera de las maquinas recreativas de los 90… sencillamente pura diversión, con una simpleza de control máxima y una dificultad digna de destacar… pero vayamos por parte.

Una vez iniciado el juego en primer lugar tendremos la posibilidad de escoger el modo de juego de este, el cual nos permitirá elegir entre el poder jugar en la misma consola junto a tres amigos mas o de forma online. Siendo una verdadera experiencia de lo más gratificante el hacerlo en compañía.

Además, se nos dará la posibilidad también de escoger, entre otras cosas, la versión estadounidense del juego y la japonesa, la cual se desbloqueará tras terminarlo por primera vez, siendo esta algo más complicada, además en ella se incluyen nuevos objetos los cuales utilizar, mayor puntuación y un final distinto a la versión que pudimos ver en occidente.

Una vez escogida las opciones, se nos muestra la pantalla de elección de personaje, los cuales serán, como ya os imagináis, Homer, Marge, Lisa y Bart, no teniendo entre ellos verdaderamente ninguna diferencia jugable.

El control es verdaderamente simple, teniendo simplemente el analógico para movernos, y dos botones; uno para golpear y otro para saltar… siendo por el resto un constante machaca botones, ya que los combos y ataques especiales brillan por su ausencia.

En cuanto a los enemigos, nos encontramos con muchos personajes bizarros de la propia serie, lo que hace que la variedad de ellos sea grande… eso sí, algunos enemigos, en especial algunos finales de fase, no tienen demasiado sentido y parecen de relleno… pero bueno su función de complicar la acción lo hacen a la perfección.

Pasando al tema de los objetos que encontraremos nos toparemos con dos estilos, por un lado los de ataque, como puede ser un tirachinas, un martillo o una escoba, los cuales harán más daño que nuestras clásicos mamporros, y los objetos de curación, los cuales saldrán en forma de grandes hamburguesas, rosquillas o manzanas que conseguiremos al golpear los arboles.

La dificultad… que se puede decir… es endiabladamente difícil, ya que terminarse el juego con tan solo un crédito es solo para algunos elegidos. La dificultad del juego no se basa en que vengas hordas y hordas de enemigo (que tampoco son pocos) es en la gran cantidad de energía que nos quitará cada golpe que nos den, teniendo tan solo para todo el juego cuatro míseras vidas.

Eso sí, el juego en esta versión nos da varios niveles de dificultad, además de darnos la opción de poder escoger entre; tener 10 créditos para cada jugador o a repartir, tener 40, o tenerlos infinitos, cosa que hará que el reto se reduzca prácticamente a nada… así que esforzaos y pasároslo como auténticos jugones, con un solo crédito.

La duración del juego es otro punto a destacar, ya que este se puede pasar aproximadamente en unos treinta minutos, los cuales como ya decíamos que si abusamos de los continues, se nos quedará prácticamente en nada, por eso de poneros retos a vosotros mismos. Eso sí, si sois verdaderos jugones de pro, pasaros por el modo Supervivencia el cual nos retará a pasarnos todo el juego con tan solo una vida… así que ya sabéis.

El juego consta de ocho fases, muy variadas entre ellas, que como ya decíamos nos durarán una media hora o poco más en total, incluyendo algunas fases bonus en donde deberemos pulsar los botones lo más rápidamente posible para ser los primeros en unos curiosos minijuegos.

Por último hablar de que se han incluido algunos extras como imágenes curiosas, músicas, etc, que nos darán a conocer detalles curiosos del juego, y de todo lo que lo rodea, los cuales se desbloquearan tras terminar el juego con cada uno de los personajes.

Con este apartado tenemos que tener mucho cuidado a la hora de entrar a valorar este juego, ya que nos tenemos que concienciar en que estamos ante una adaptación, no es ningún remake ni ningún paso a la alta definición… sencillamente es el paso de lo que en la placa de la época había y que podíamos disfrutar en las recreativas, a unas consolas de sobremesa veinte años después.

Visualmente nos encontramos con una representación pixelada a la perfección del mundo y de la ciudad que esta serie de animación nos lleva mostrando tras tantísimos años. Todo lleno de colorido, con cientos de detalles, ya que hasta el más mínimo rincón tendrá ese detalle que nos hará esbozar una sonrisa a los amantes de la serie.

En cuanto a los personajes, al igual que los escenarios, mantienen esa estética pixelada, pero que les dan un carisma y una vistosidad que hizo estragos en los bolsillos de muchos en la época.

Decir que el juego es sólido en todo momentos, y que tendrá curiosas opciones visuales, como puede ser de poner un filtro el cual alise bastante los pixeles u otro que puedas hacer zoom de la pantalla. Además por ultimo hay que destacar que los menús están realizados manteniendo la estética pero en gráficos actuales… por cierto no se nos puede olvidar decir… el juego nos da la posibilidad de poner en pantalla unos bordes los cuales representan a una máquina recreativa, y que da un toque aún más especial al producto.

[nggallery id=115]

Al igual que el apartado gráfico este apartado mantiene completamente lo que la máquina recreativa nos hizo escuchar en la época… incluso el sonido del salón recreativo ( y no es broma).

Tanto la música, como los propios efectos sonoros están porteados directamente de lo que se pudo ver en la máquina recreativa, teniendo ese toque añejo que se acerca en muchos casos al formato midi de épocas anteriores.

Por lo demás poco más que decir, melodías conocidas por todos, que acompañan perfectamente a la acción.

Konami ha conseguido con Los Simpsons Arcade, traernos un bonito recuerdo para los nostálgicos y para los amantes de la serie, pero que puede que al ser directamente una portabilidad desde la recreativa a las consolas de hoy en día, puede que choque muchísimo a cantidad de gente, ya que tanto en mecánicas como técnicamente en muy flojo respecto a juegos de las mismas características que actualmente existen.

El juego es verdaderamente difícil de valorar, ya que nuestro corazón clásico jugon, nos dice que nos encontramos ante una joya de las recreativas y los arcades de la época, pero que respecto a lo que podemos ver en muchos regresos y remasterizaciones, este deja muchos puntos que deben y pueden ser pulidos, ya que sin ellos solo llegará a los jugadores clásicos, ya que al resto el juego puede que nos les dure ni cinco minutos encendido por su extrema sencillez.

Por desgracias y como el juego ha sido lanzado en este año 2012, tendremos que valorarlo respecto a las posibles mejoras que se podrían haber hecho sin perder con ello la esencia del juego clásico, ya que además hay que destacar que el precio es elevado para lo que ofrece… y todo esto os lo dice una persona que en esa época echaba muchas horas en las recreativas, y gastaba muchas monedas de cinco duros en maquinas como estas.

Pros

  • La simpleza jugable es entrañable.
  • Los apartados técnicos apasionarán a los viejos del lugar.
  • El poder jugarlo con viejunos amigos, no tiene precio.

Contras

  • Si eres nuevo en este mundillo, visual y sonoramente puede que horripile.
  • Su maravillosa dificultad.
  • Pocos extras.
  • El precio.

Facebooktwitter

5 respuestas a «Análisis: Los Simpsons Arcade»

  1. Que recuerdos de mis vicios en recreativa, pero hay que admitir que esto es un refrito caro como ninguno y sin apenas novedades.

  2. sobre todo teniendo en cuenta que no trae casi nada nuevo y que hay miles de opciones gratuitas, aunque no reconocidas. Precisamente por eso deberían de plantearse seriamente el precio

Deja una respuesta