Ha llegado la hora de la venganza, y desde Generación Pixel os mostramos uno de los juegos más vengativos y sangrientos de los últimos años, el cual llega a la plataforma descargable de Xbox Live con el nombre de Bloodforge.

El juego ha sido desarrollado por el estudio de desarrollo Climax Entertainment,  con una estética muy especial y la con las ganas de ser uno de los grandes juegos de este género de este año, pero ya os entramos diciendo que la cosa no ha sido así totalmente, encontrando ante una serie de problema que nos dejará totalmente desencantado de un proyecto que seguíamos con tanto interés.

Así que no podemos decir más que, continuéis leyendo este artículo, para que descubráis porque decimos estas palabras sobre este Bloodforge.

La historia de Bloodforge, nos pone en el papel de el duro guerrero Crom, el cual tras regresar de una cruenta guerra, con la vitola de ser el guerrero más poderoso que vive, se ve perseguido por fuerzas oscuras, las cuales tan solo quieren vernos sufrir, además de un extraño propósito de lo más siniestro.

Pero la cosa no queda ahí, ya que tras ser atacado nuestro poblado, podremos ver como nuestra mujer muere debido a una causas que nos os vamos a desvelar… momento en el que Crom clamará venganza y se pondrá en camino para poner fin a toda esta locura.

Como ya veis, una historia verdaderamente convencional, pero que pese a lo habitual, engancha y nos deja con ganas de saber qué es lo que sucederá al final del camino de nuestro duro y sangriento amigo Crom.

Señores y señoras… solo tengo una frase para describir algo, que por culpa de otro algo se vuelve absolutamente un desastre jugable… “La cámara es una autentica tortura”. Podemos hablar que sea más o menos complejo el juego, podemos hablar de que sea más o menos dificultoso, pero de lo que tenemos que hablar ante todo, ya que nos hará sangrar los ojos es de ese sistema de cámaras que os nombramos.

Y os preguntareis, que como empezamos hablando en el apartado de jugabilidad de algo tan tan especifico, pues es que debido a esto la experiencia se transforma en un martirio, ya que no es que esté mal colocada cuando estamos realizando combates o diferentes acciones, incluso que el control de esta sea horroroso, es que la jodida cámara (con el perdón de los presentes) llega hasta a marear (literalmente).

El juego a parte de la tremebunda y desdichada cámara, nos mete de lleno en un juego de acción en tercera persona, donde las espadas, arcos, ballestas y garras, harán acto de presencia en todos los momentos del juego.

Bloodforge es un juego donde prima los combates y la sangre a borbotones, siendo esta la principal fuente de poder del personaje, y de todo el mundo que nos rodea.

En lo que respecta a las mecánicas del juego, nos encontramos ante un sistema bastante común y poco novedoso, donde pocas novedades a nivel de juego nos podremos encontrar.

Nuestro guerrero poseerá las siguientes cualidades a la hora de atacar o defender; golpe débil, golpe fuerte, disparo con arco y por último salto y esquiva. La variedad de golpe pese a tener series de combos no es demasiado variada, pero pese a ello cumple y no se hace demasiado repetitivo, principalmente por lo espectacular de algunas escenas que acompañan a los combates.

Eso sí, echaremos de menos cosas tan normales en todos los juegos como el podernos cubrir, ya que nuestra única escapatoria será el realizar volteretas para esquivar los ataques… ¿Se les habrá olvidado?

Por otro lado, dentro del control del juego, tenemos que pasarnos a las parte mágicas, en las cuales podremos realzar diferentes ataques especiales los cuales podremos mejorar según los requisitos de sangre que nos pidan.

Porque la verdad la sangre será parte muy importante del juego. Será necesaria para aumentar estos poderes, ya que esta se tomará como moneda de cambio. A estas mejoras y diferentes menús, se accederá mediante la pulsación de los gatillo, y mediante el analógico la elección de la magia que queramos usar.

Además de la magia, también nos toparemos con diferentes runas, las cuales nos darán ventajas en el juego, como puede ser el aumentar nuestra energía, volvernos más poderosos, etc, y que iremos gastando.

Una de las situaciones jugables más interesante que encontraremos a la hora de manejar a nuestro personaje, serán unos momentos en que el poder de la sangre nos recorrerá el cuerpo, llenando una barra destinado a ello, y todo entrará en un estado de tiempo bala o en este caso modo berserker, momento en que podremos atacar y hacer más daño a todos los enemigos.

En general el control de nuestro protagonista es bastante tosco e incontrolable, ya no solo por el tema de la cámara, si no porque a la hora de los combates será casi imposible fijar al enemigo que queremos atacar.

En lo que respecta a la dificultad del juego, hay que decir que viene bastante influenciada por el mal control, más que porque este te ponga unos retos imposible. Eso si cabe decir que el sistema de puntos de control no nos hace tampoco ningún favor, ya que el revivir nos dejará con una cantidad de vida tan baja que nos lastrará muchísimo hasta el siguiente punto, cosa que puede ser bastante frustrante si ese siguiente punto es el jefe de final de fase.

En lo que respecta a los enemigos, estos son variados, e irán apareciendo por zonas, las cuales se nos será puntuado cuando las superemos. Los enemigos serán de todos los tamaños y tipologías, y deberemos analizar en cada uno de ello su rutina de ataque, especialmente la de los jefes de final de fase.

Pasando al tema de nuestras armas, estás serán básicamente tres; espada, martillo y garras, a la cual se le une la ballesta a larga distancia. Entre ellas pese a su teóricas posibilidades, apenas se diferencian entre ellas, terminando al final por optar siempre por la misma.

No podemos dejar de hablar de la duración del juego, la cual se queda bastante corta, respecto a los juegos de este tipo, no alcanzando más allá de las 4 o 5 horas.

Para terminar hay que hablar de la parte online del juego, siendo una tabla de puntuación, en la cual se reflejarán las puntuaciones que hagamos en cada uno de los combates que llevaremos a cabo, pudiendo invitar a un amigo a ver quien hace mejor puntuación.

En definitiva, una pena muy grande de que se carguen un producto de estas características por no querer sacar un producto cuanto antes, porque dudo muchísimo que cosas como la cámara, el grupo de gente que testean el juego lo hayan podido dejar pasar.

Bloodforge utiliza el clásico de los motores gráficos de la generación, es decir, el Unreal Engine, y con ello cabe decir que el trabajo que han hecho con el motor, es bueno, contando como siempre que estamos hablando de un juego que en teoría ha tenido un coste no muy alto.

El estilo en general, tanto de los escenarios como de los personajes, es bastante oscuro, deteriorado, con colores grises, donde sobre todo resalta el rojizo color de la sangre, siendo en general bastante llamativo. Eso sí, hay que decir que quizás a no todo el mundo le puede gustar su estética, pero como todo ya eso es cuestión de gustos.

[nggallery id=231]

El diseño de los personajes es bastante bueno, en especial el de Crom, el cual veremos con bastante detalles en todos su cuerpo, y el cual contará con una buena captura de movimientos, y algunos movimientos especiales de un contundencia visual bastante bien lograda. Por el resto de enemigos, podemos decir, que aun no estando tan bien diseñados, poseen un buen nivel, en especial algunos jefes finales.

En lo que a los escenarios respecta, sufren del mal endémico del Unreal Engine, es decir la carga de texturas, las cuales en algunos momentos tardan en aparecer, por otro lado se observa algunos elementos de los escenarios bastante cuadrados y con claros picos, cosas en las que se podían haber puesto más empeño. Por el resto los escenarios cumplen con la estética global del juego.

En lo que respecta a el sonido del juego, hace bien su función de ambientación, siendo destacable los efectos de sonidos, donde el rechinar de las espadas y los gritos de los heridos estarán a la orden del día.

En lo que respecta a su banda sonora, se entremezclará con el inquietante sonido del viento y la soledad, dando ese efecto de desasosiego en todo momento. En definitiva, está bien implementada respecto a la acción.

Por el resto, nos encontramos ante un doblaje al ingles con subtítulos al español, de una calidad decente, sin sobresalir demasiado pese a el dramatismo de las situaciones.

Bloodforge era uno de los juegos que estábamos siguiendo muy de cerca dentro de los arcades de este año, ya que son raros juegos de estas características viniendo de pequeños estudios. Y la cosa no pintaba nada mal, pero la opinión a variado cuando lo hemos tenido en nuestras manos, y no por el diseño tanto visual, sonoro o de la misma historia, sino por la bastante sencilla jugabilidad, lo mal que reacciona a los controles y por desgracia una de las peores cámaras que vemos en tiempo.

Por eso no queda otra opción que castigar al juego, en el que es el apartado más importante de este mundillo, ya que pese a sus demás virtudes la experiencia se resiente hasta límites insospechados… una autentica pena lo que ha sucedido con Bloodforge.

Pros

  • Su apartado visual
  • La historia pese a ser algo común es interesante
  • El aparado sonoro posee un buen nivel

Contras

  • La cámara es verdaderamente horrorosa
  • El sistema de control no funciona del todo bien
  • La duración no es demasiado elevada
  • El sistema de combate es demasiado simple

Facebooktwitter

Deja una respuesta