Hacía tiempo que la temática  futbolística dentro de los videojuegos no tomaba un rumbo más allá de la simulación y gestión económica de los equipos, y justamente el juego que nos traemos entre manos hoy mismo es uno de estos que cambia de una forma totalmente radical el concepto de los últimos años.

Su nombre como ya sabéis es Lords of Football, y ha sido desarrollado por el estudio Fish Eagle en exclusiva para PC para ser adquirido mediante descarga digital.

Las ideas han sido muchas y las posibilidades no tantas, como uno quisiera para llevar a cabo un concepto de juego, que supera todo lo que un amante del futbol busca en un producto. Este Lords of Football es muy especial. Así que seguid leyendo por que la cosa es inquietante.

JUGABILIDAD

Como ya os comentábamos en la introducción del producto. Este Lords of Football, intenta crear una forma de disfrutar del futbol videojueguil de una forma que jamás a nadie se le ha ocurrido.

En un principio nuestra misión será gestionar un club de futbol entre los cientos que hay en el juego, eso sí sin licencias oficiales algunas. La gestión se lleva tanto desde el punto de vista económico como deportivo. Es decir, controlaremos toda la parte de fichajes y de gestión económica. Y además también llevaremos la gestión deportiva, es decir, controlaremos las tácticas, los entrenamientos y los propios partidos.

Pero ahí no queda la cosa, ya que este juego intenta llevar la experiencia algo más allá. Aquí controlaremos también la vida de los jugadores fuera del terreno de juego, como si de los Sims se tratara.  Y esta es quizás la esencia del juego, saber que hace nuestros jugadores en su vida diaria. Es decir es una mera escusa la parte del futbol, aquí todo se basa el alcahuetear la vida personal de los jugadores, la cual por desgracia influye en su trabajo.

El juego inicia su andada haciéndonos elegir el equipo que queremos controlar, con nombre muy graciosos para hacernos conocer que son equipos como el Real Madrid o el Barca pero sin poder decir directamente que son ellos.

Una vez elegido el equipo, iremos directamente a parar al escenario/mapeado de una ciudad con sus instalaciones deportivas. Desde un principio, se nos irá explicando que es lo que tenemos que hacer con nuestro equipo y jugadores de una forma no todo lo clara que uno quisiera, ya que intenta dar tanta información de forma tan acelerada que nos encontraremos metido en pleno juego sin saber muy bien por donde tirar entre tantas opciones.

Una vez medio entendido el control del juego, comenzaremos a entrenar nuestros jugadores y gestionar la parte deportiva del club. Desde lesiones, hasta tratamientos de psicología, hasta pasar por el gimnasio. Todo para que consigamos hacer que nuestros jugadores mejoren y con ello el equipo.

El apartado como entrenador es verdaderamente repetitivo y poco intuitivo, especialmente debido al mal diseño de los menús y la falta de información para “tantos” puntos que debemos de tocar. En este estadío deberemos de controlar la forma física del jugador, la parte técnica y la parte mental. Cada una pudiendo mejorar mediante su respectivo entrenamiento o tratamiento. Pero por desgracia como ya os decimos está muy mal implementada y ante todo carece de motivación para realizarla ya que su influencia parece poca en los jugadores.

Una vez llegado el día del partido, deberemos de elegir nuestro equipo más competitivo, para luego entrar de lleno en un partido, el cual podremos simular su resultado, o sencillamente ponernos tranquilos y disfrutar desde el banquillo de nuestra función de entrenador. Estas pueden ser muchas, pero por desgracia su implementación a la hora de interactuar con los jugadores no es buena, y termina por liar y aburrir.

Quizás lo más entretenido de los partidos puede ser la posibilidad de interactuar directamente dentro del campo, como si de un juego de estrategia con nuestros jugadores se tratase. Permitiendo con ello hacer que chuten, que centren, que defiendan, etc . Eso sí esperando a que nuestros jugadores no echen cuenta porque en muchos casos nos dejarán algo tirados.

Por ello y porque además los partido son tremendamente aburridos de ver, os aconsejamos que simuléis el partido para que no perdáis mucho tiempo.

Una vez fuera de nuestro apartado de entrenador, y como no, de gestor económico. Tenemos que entrar en el merme del juego. Ya que nuestro control hacia nuestros jugadores será enfermizo, ya que dentro del mapeado deberemos controlar que es lo que hacen en su tiempo libre… desde ir a un pub, de restaurantes o sencillamente a gastarse su dinero en el casino. Es decir, observar y meterse por medio cuando una situación pueda ser perjudicial para el rendimiento del jugador a la hora de entrenar y jugar.

Por ello haremos desde ese momento de espía de los jugadores. Cosa que será compleja al principio hasta que no le cojamos las riendas al juego. Pudiendo con ello pasar que nos encontremos con jugadores con grabes problemas de ludopatía o alcoholismo… somos como sus mamas. Por desgracia no podremos hacer mucho más allá de espiar.

En definitiva el juego posee buenas ideas, pero carece de posibilidades, de buen diseño y de mecánicas. Siendo un juego que tendremos que intentar tomar con mucho cuidado y con la mente muy abierta para que nos llegue a enganchar, ya que el producto hace agua por muchos lados.

APARTADO TÉCNICO

Si el apartado jugable no es nada de lo que se espera en un juego de esta época, con tantos ejemplos de buena calidad. La parte técnica posee también problemas destacables. Y no porque funcione terriblemente mal el juego, si no porque especialmente su apartado visual posee una calidad bastante baja.

Visualmente posee unos diseños tanto de personaje como de escenarios muy simples e incluso pasados de épocas. Acercándose a modelados que podíamos ver hace más de un lustro. Pero el problema no queda solo ahí, ya que la optimización del juego tampoco es del todo buena, teniendo problemas de estabilidad en muchos momentos.

Respecto al apartado sonoro, quizás sea lo mejor de todo el juego, ya que pese a tener típicas melodías de juegos de este tipo, esta posee una calidad decente. Además los efectos de sonido y un narrador en castellano hacen de este apartado sea el que más destaque.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Lords of Football ha intentado innovar, darnos algo distinto en una temática gobernada por unos cuanto. Y por desgracia, el intento no ha terminado de salir bien, habiendo quedado con ello un juego que en casi ninguno de los apartado se le puede dejar tranquilo sin criticarlo.

Quizás le hubiese faltado un poco más de tiempo en la cocina, pero como tenemos que valorar lo que nos ha llegado y no lo que pudo ser, tenemos que decir que es un juego muy vulgar y con demasiados fallos y carencias. Una pena porque la idea era buena.

LO MEJOR

-La idea en concepto es buena

-El apartado sonoro cumple

LO PEOR

-Jugablemente aburre

-Es enrevesado de entender

-Su interface podría ser mejorado

-En comparación con los managers del mercado es tremendamente inferior

“Nuestra forma de valorar los juegos

Facebooktwitter

Deja una respuesta