Hoy hablamos de Oh sir…! The Insult Simulator, desarrollado por el pequeño estudio Vile Monarch, responsables de otro único título llamado Crush your enemies. Se trata de un juego de lucha en el que para bajar la vida de nuestro contrincante no tendremos que atizarle, sino utilizar nuestra verborrea más rebuscada.

ANÁLISIS

oh-sir-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

VILE MONARCH

DISTRIBUIDOR

GAMBITIOUS DIGITAL ENTERTAINMENT

.

.

.

VALORACIÓN

5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Como su nombre indica, desde que comenzamos a jugar, comenzamos a insultar, por lo que no hay ningún tipo de historia. Las mecánicas del juego nos las presentan en un tutorial opcional, que la verdad es que viene bastante bien explicado. Los dos contrincantes tienen 8 palabras o frases en el centro, y 2 privadas, y en cada turno sólo podremos elegir 1 de ellas. Estas 8 palabras centrales, a medida que las vamos utilizando, irán desapareciendo de forma que nuestro contrincante no podrá usarlas, así que tenemos que estar muy atentos a lo que va diciendo el oponente para robarle sus palabras, ya que la gramática tiene que tener sentido. Las dos palabras privadas, podremos resetearlas bebiendo café, pero sólo podremos hacer esto 1 vez por cada insulto. La idea es crear el insulto más largo y más ofensivo que podamos, de forma que le quitemos la mayor vida posible a nuestro rival.

analisis-oh-sir-img-002

Dicho esto, se encuentran en el juego varias mecánicas que le dan un puntito más de entretenimiento. La primera de ellas es la del combo. Cuando nombramos algo varias veces seguidas, como por ejemplo “tu madre”, nos darán algún punto de daño adicional como combo. Si además conseguimos que dicho insulto sea muy largo y ofensivo, nos otorgarán otra bonificación de daño por rudos.

Hay siete personajes jugables, de los que sólo tres estarán desbloqueados desde un primer momento. Estos personajes los iremos desbloqueando a medida que juguemos. Cada personaje tiene la particularidad de que tienen un punto débil, hay algo que les sienta especialmente mal, y si incluyes este tema en tu insulto, conseguirás hacerle más daño de lo normal.

En cuanto a modos de juego, podremos jugar contra la CPU o contra jugadores, tanto online como en couch. Dentro del modo contra CPU, podremos elegir tanto una pelea rápida, como un torneo. Estos torneos consisten en cinco batallas seguidas, las cuales tendremos que ir ganando todas para seguir avanzando, cada vez contra un oponente diferente y más difícil. Sin embargo en el modo online, sólo tendremos la opción de pelea rápida, pero con la particularidad de que iremos subiendo en el ranking global a medida que ganamos peleas.

analisis-oh-sir-img-001

Lo cierto es que la idea del juego es muy original pero está mal ejecutada, porque al final toda la mecánica se convierte únicamente en encontrar expresiones que encajen sintácticamente con las anteriores que tenemos, ya que podemos construir insultos que no tengan ningún sentido siempre y cuando mantengan una estructura con su gramática correcta. Todo esto se acentúa más teniendo en cuenta que el juego está únicamente en inglés, por lo que a no ser que tengamos un buen dominio de la lengua, lo vamos a llevar crudo. Además, las palabras y frases se repiten con bastante frecuencia, no hay gran variedad.

En cuanto al apartado visual y sonoro, no hay mucho que decir ya que no podemos cambiar la configuración, y de banda sonora escucharemos unas cuantas obras clásicas.

analisis-oh-sir-img-003

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En resumen, Oh sir…! The Insult Simulator es un juego que durante un rato te puede resultar divertido y hacerte reír con algún insulto absurdo, pero al cabo de un tiempo resulta repetitivo y sin mucho más que ofrecer.
Facebooktwitter

Deja una respuesta