Quiero ser ingeniero de la NASA

Uno de los grandes proyectos que tiene la humanidad desde hace años es poder descubrir nuevos lugares más allá de nuestro propio planeta. Y la verdad que los avances son lentos, pero pasito a pasito vamos expandiendo nuestros conocimientos sobre el universo que nos rodea, cosa que la verdad impresiona mucho.

Por ello, cuando me encontré con este curioso juego que trata de una forma bastante particular la carrera espacial, mi interés estratégico puso mis ojos sobre él. Y tras haberlo disfrutado, haber aprendido muchas cosas, y haberme encontrado del interesante universo tan poco conocido por la mayoría de los humanos como es esta carrera espacial, os traigo mis impresiones.

Y es que este Mars Horizon, más que un juego, es un compendio de situaciones que comparten y muestran cómo funciona, evoluciona, y avanza, y ante todo nos enseña, muchos conceptos que jamás hubiese imaginado.

Fecha de lanzamiento 17 NOVIEMBRE 2020
Desarrolladora Auroch Digital
Distribuidora The Irregular Corporation
Plataformas PC – XBOX ONE – PS4 -SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 6

Y es que tengo que reconocer que cuando entre en este juego iba buscando una cosa, y me he terminado encontrando con otra que me ha gustado por igual. Y es que como ya os digo en la introducción, el juego nos plantea de una forma muy llamativa y casi educativa todo lo que debemos saber desde un punto de vista muy básico sobre cómo gestionar y llevar adelante el control de una estación espacial, tanto desde el punto de vista técnico y humano, como financiero y científico.

Este mantiene el planteamiento desde los inicios de esta carrera espacial, poniéndonos en el papel de algunas de las agencias espaciales más importante del planeta o creando la nuestra propia allá por el 1957, y donde cada una ellas tendrán ciertos beneficios muy sutiles.

Una vez llegado este punto, entramos en un extenso tutorial que nos va a llevar casi de la mano a lo largo de una importante cantidad de horas de juego. Ya que es un mundo tan especifico y especial, con tanto nombre y concepto propio, que cuesta mucho entrar en el sino vamos cogido de la mano de constantes explicaciones y conceptos. Cosa que cambia totalmente en la ejecución de ellos, ya que como juego de gestión por turnos es realmente simplista. Así que cuidado con el bombardeo constante de información, y conceptos porque se puede volver demasiado tedioso si no llegas con cierta predisposición a aprender sobre ello.

Llegando a la parte estratégica, lo primero que os destaco, es que este se dedica a plantearnos dos tipos de misiones. Unas basadas en logros para la humanidad y, por otro lado, misiones aleatorias en busca que nos supongan recursos monetarios, científicos e incluso de apoyo por parte de entidades políticas. Y que la verdad, son curiosas y variadas.

En todo momento el juego pone mucho énfasis en ir introduciendo nuevas peculiaridades a las misiones. Por lo que la evolución es constante, y pasaremos de forma muy progresiva de simple salidas a orbita, hasta grandes expediciones tripuladas. Y todo ello, aprendiendo introduciendo por el camino mejoras técnicas, avances mecánicos, estudios científicos y en general, nuevas y complejas piezas que hacen que nuestros viajes y misiones sean de mayor complejidad. Y donde varios árboles de mejoras se volverán parte esencial de esta gestión. Siendo especialmente importante la gestión de los recursos que os he comentado antes, y sabiendo con ello donde invertirlos para que nuestra evolución siga el camino más correcto, y que haya el menor número de fracasos a la hora de realizar cualquier tipo de misión.

Se ha creado también un bastante simple sistema de creación de bases, que nos permite desbloquear nuevos tipos de edificios, y con ellos nuevos tipos de investigaciones y estudios que nos sigan haciendo avanzar. Y donde la conexión de estos, la relación entre ellos, y la gestión del espacio influyen en su rendimiento. Eso sí, y como pasa en todo el juego, no profundiza demasiado en ello.

La parte de montaje o creación no se queda solo en la base. Si no que uno de los puntos más profundos, dentro de su simpleza, es la creación y gestión de los diferentes pararemos y módulos de las naves que vamos a mandar al espacio. Teniendo que entender realmente bien no solo las piezas y su función, si no los propias mediciones y numerologías que hagan seguro el lanzamiento.

Por otro lado, la competición contra las otras entidades, y la gestión de los tiempos para el planteamiento de las misiones, e incluso la importancia de gestionar la agenda cuando vamos a realizar las diferentes misiones para que tengan el mayor porcentaje de posibilidades de que vaya bien, van a ser otras de las variadas posibilidades que nos del juego.

La interface es un punto que me ha parecido correcto, y bien llevado. Pero también me ha supuesto un problema para su gestión debido al amplio número de conceptos y variadas situaciones, demasiado específicas, que me ha llevado en muchos momentos a estar totalmente perdido por estos.

La parte técnica del juego es un punto algo oscuro. Y es que realmente el juego no es para nada un portento gráfico. Incluso os puedo decir que tiene momentos realmente flojos, como pueden ser los propios lanzamientos. Solo destacando por la interface que es bonita en cuanto diseño, y en la que pasaremos casi la totalidad del tiempo, y el curioso diseño de las piezas que siempre atraen por ver que es lo que estamos construyendo cuando estamos montando una nave.

La parte sonora tampoco es mucho más allá. Con algunas melodías muy simple, efectos sonoros muy salteados, y en general una falta de ambientación considerable. Eso sí, agradecemos que se hayan introducido texto al español, ya que hubiese sido una locura entender el juego en otro idioma, cosa que ya es difícil de por sí.

En definitiva, un juego que creo que te tiene que interesar el tema de los viajes al espacio y de la ingeniería, ya que se queda más en un casi tutorial o un curso para conocer este mundo, que un juego de estrategia en sí, ya que esta parte es verdaderamente básica y casi mecánica, introduciendo constantemente una enorme cantidad de conceptos, ideas, avances, y estudios que os aseguro que puede llegar a saturar, y que en muchos momentos puede que no sepamos que estamos haciendo realmente por falta de entendimiento sobre ello, y estemos solo vagando por los menús de forma mecánica.

Por ello aconsejo el juego solo para amantes de la carrera espacial, o para aquellos que no tengan miedo, y mucha paciencia, a entenderla. Ya que el que vaya buscando un juego de estrategia o gestión puede agobiarse y terminar dejándolo a las pocas horas abrumado y perdido entre tanto concepto aeroespacial.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por The Irregular Corporation




Facebooktwitter