Remake del primero de un género

Es realmente difícil hablar de uno de los juegos que más tendencia e influencia ha creado en la última década en el mundo de los videojuegos. Incluso acuñando un termino para un género, como es Souls. Por ello, cuando Sony anuncio que PlayStation 5 llegaría, no con una edición mejorada simplemente, sino con un total y completo remake, la locura llegó a los amantes del género, y a los seguidores de este tipo de productos donde la muerte y el templado de los nervios es algo tan esencial para disfrutarlo.

Ya en mis manos, y tras haber disfrutado y sufrido con la experiencia, os traigo este análisis de uno de los juegos más potentes del catálogo de inicio de la nueva consola de Sony, y un claro referente para un género que bebe, como ya os he dicho, directamente de él, y que como curiosidad no se ha encargado la gente de From Software si no BluePoint Games, y lo han hecho realmente bien.

Fecha de lanzamiento 12 NOVIEMBRE 2020
Desarrolladora BluePoint Games
Distribuidora Sony
Plataformas PS5
Versión Analizada PS5
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1- ONLINE

NOTA: 9

Entrando ya en el juego, y como era de esperar, se ha conseguido una experiencia mucho mejor adaptada a los tiempos que corren, de lo que nos podría aportar jugar al juego de finales de la primera época de los dos mil, ya que ahora mismo sería verdaderamente complicado, tosco y poco asequible para cualquier jugador, ya que no ha envejecido nada bien.

Por ello, con lo primero que se ha metido la gente de BluePoint ha sido con se capaz de crear una adaptación que haga retornar el original, sentir esas mismas experiencias, y todo bajo una amplia adaptación jugable, y técnica, como veremos después realmente increíble.

Lo primero que he notado, y sin dudar es lo que más me ha revuelto el corazón, es el diseño del mapa. Y es que esta joya de la creatividad, vuelve a ponerte en el mismo sitio, en las mismas situaciones, y en todo rincón que por entonces pude visitar. Un mapa con unos caminos bastante prefijados, dividido en varias zonas que tendremos que ir desbloqueando tras acabar con el respectivo jefe final. Y que ciertamente, posee un diseño que posteriormente ha sido utilizado por mucho juego, y que se sigue sintiendo muy fresco.

Un diseño que de verdad parece mentira que fuese tan genial por aquellos entonces. Y es que, dentro de su linealidad, posee unas posibilidades impresionantes con cantidad de lugares secretos, enemigos colocados de forma estratégica, u objetos que descubrir en zonas que no esperabas. Una autentica maravilla.

Otro de los puntos que se ha dado fluidez y ciertas mejoras, pero que mantiene a la perfección esa esencia pausada, minuciosa e incluso estratégica, es el sistema de combate. Y es que esta aventura es de las que hay que pensarse y calcular cada acción que vayamos a realizar. Un combate donde tenemos que estudiar al enemigo y el entorno, y como no podía ser menos, nuestras barras de energía, maná y vida. Y es que dominarlo puede llevar horas, pero una vez hecho es una autentica gozada para nuestro ego.

Como punto interesante en el combate, y más que de nuestra parte, la del enemigo, es el que se hayan mantenido los movimientos, los conceptos base, y en general, las mecánicas de cada uno de estos. Siendo realmente divertido en analizar sus algo mecánicos comportamientos, y saber por donde entrarles a matar o como defendernos de ello, como si de un juego clásico se tratase.

Además, la inclusión a nivel técnico, de una mayor tasa de imágenes y de nuevas animaciones, ha conseguido hacer de la experiencia de este combate mucho más agradable, fluida, y adaptada a los tiempos. Por lo que olvidaros de los momentos más toscos e infumables respecto a la actualidad que tenía el original. Aquí todo fluye de una manera impecable.

Curioso es la implementación de un nuevo editor mucho más completo que el original, el pulido de problema de errores que hacían mucho más injugables ciertas zonas, mejoras en lo que se refiere a la gestión de inventario e interface, o un sistema de trofeos mucho mejor adaptado a los tiempos actuales por lo que piden para conseguirlos. Y dejando sin tocar cosas tan curiosas como el concepto de tendencias que se creo para este juego, y que sinceramente era algo confuso. Ya que con este podríamos modificar y variar las formas del mundo que nos rodean, tanto desde el punto de vista de la dificultad, hasta del propio entorno, y que la verdad era muy interesante, en ciertos momentos demasiado caótica, pero que estaba claro que le daba frescura a como enfrentar ciertos momentos del juego.

Por último, dentro de este apartado jugables, os tengo que hablar que el multijugador también se ha mejorado y pulido en cuanto a su fluidez de acceso y su propia jugabilidad. Aunque la verdad, siguen sin ser un punto especialmente llamativo si lo que queremos es enfrentamientos con otros jugadores. Solo destacando ese concepto de invocación para pedir ayuda que siempre es de agradecer, y que, si funciona muy bien, o la eliminación de las tendencias creadas por otros jugadores que influían en nuestra partida.

Entrando en la parte técnica. Está claro que es uno de los apartados estrella de este remake, y normalmente de cualquiera. Y es que el cambio visual que ha pegado el juego es realmente increíble. Y es que el rediseño visual del mundo es una auténtica gozada, además sin haber tocado nada del diseño base originario. Eso sí, en todo el resto se ha trabajado totalmente desde cero. Por lo que; las animaciones, los modelados, las texturas, o los efectos lumínicos y de partículas, y en general su apartado artístico, hacen un compendio visual que me parece una autentica maravilla, y que verlo en movimiento ante nuestros ojos va a ser una de la experiencia impresionaste, donde realmente vais a notar el salto de generación.

Dentro de este apartado más técnico, no quiero dejar pasar el tema de los tiempos de carga. Y es que prácticamente no os vais a dar ni cuenta de que estos existen. Por lo que la fluidez al pasar de zona, o incluso al volver de la muerte, va a ser una experiencia jugable que nos lleva directamente al futuro.

En lo que se refiere a la parte sonora, el juego regresa de una forma magistral con una remasterización e incluso remezcla de toda la sonoridad del original. Destacando principalmente por una ambientación exquisita, un trabajo con los efectos sonoros muy bien traídos, y una banda sonora que se ha mejorado con una orquestación que le queda genial.

Por último, deciros que el juego llega doblado al español, con un muy buen trabajo de actuación con las voces, y que terminan por poner la guinda al pastel, de un apartado sonoro de esos que marcan una vida como videojugador.

En definitiva, solo os puedo decir que este Demon’s Souls es una auténtica maravilla hecha remake. Siendo sin dudarlo una de las mejores adaptaciones que he visto hasta el momento. Y es que posee unas bases jugables tan bien llevadas, y que por tantos juegos han sido copiadas, que el trabajo por parte de BluePoint ha sido más de adaptación a los tiempos que corren, y a los potenciales técnicos, que a la impecable calidad que posee el juego base.

Una gozada para los amantes del género, y un maravilloso camino para todo aquel que quiera conocer como se inicio todo ese concepto Souls que ahora vemos tan normal, y que en este Demon’s encontraréis su gran semilla precursora.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por SONY

Facebooktwitter