Terrorífica aventura de esas que se agradecen

En este análisis os traigo una de esas experiencias aventureras que cualquier amante de los videojuegos necesita jugar una vez al año. Y es que Nicolas Meyssonnier nos plantea bajo el nombre de Pumpkin Jack, una de las sorpresas jugables que se han podido disfrutar en los últimos meses. Y que ha conseguido retrotraerme a los clásicos juegos que en generaciones atrás tan buenos ratos nos dieron entre; plataformas, combates, y carismáticos personajes, que en esta ocasión nos arrastra a una tétrica y terrorífica historieta.

Fecha de lanzamiento 23 OCTUBRE 2020
Desarrolladora Nicolas Meyssonnier
Distribuidora Headup
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 8

Entrando ya en el juego. Deciros que este Pumpkin Jack, nos plantea una aventura llena de plataformas y de acción de corte bastante clásico. Donde podremos disfrutar de variados escenarios, cantidad de situaciones, y un buen número de momentos muy divertidos. Que hacen que el juego se nos pase volando entre tanto cúmulo de diversiones que se absorben de una manera casi instantánea.

El control es uno de los puntos más destacados del juego. Cosa que hace que asimilemos rápidamente las posibilidades jugables de nuestro protagonista. Y es que este es muy preciso y fácil de llevar adelante, por lo que estaremos realizando una buena cantidad de acciones a los pocos minutos de empezar la aventura.

Todo este buen control, consigue que la parte de plataformas sea muy agradable de disfrutar, además de extensa. Cosa a la que también ayuda el buen diseño que posee, y la variedad de estas que nos presenta.

Por otro lado, las partes de acción y combate pese a no ser especialmente profundas, si te consiguen poner en momentos realmente divertidos. Entre estos destacan los grandes jefes y sus muy especiales mecánicas y vorágines de acción el as que te meten. Cosa que por otro lado no consiguen los bastante simplones, en cuanto a inteligencia, enemigos comunes.

Por cierto… en el juego no todo es saltar y combatir. También me he encontrado con otros momentos bastante variados, y algunos realmente divertidos. Que nos llevan desde puzles a minijuegos, pasando por unas divertidas carreras, que hacen del juego que su diversión por las constantes propuestas sea toda una sorpresa. Además, no podía faltar la recolección de diferentes coleccionables que le da un pequeño tinte de exploración al juego

En general es una aventura bastante asequible y facilona para la gran mayoría de jugadores. Siendo una experiencia planteada para ser disfrutada sin demasiados quebraderos de cabeza. Y a lo que se le une que no es un juego especialmente extenso. Cosa que hace que en unas cinco horas lo tengamos más que completado.

La parte narrativa es de los puntos que sinceramente menos me han gustado. Y es que se basa más en meternos en situación, y dejarla fluir por un universo que si está muy bien creado para la ocasión. En el que sus particulares villanos, héroes, magos y monstruos, se entremezclan en una lucha entre el bien y el mal de la que tomaremos parte.

En definitiva. Una sencilla, agradable, y correcta tétrica historia. Que por desgracia no aporta demasiado, pero que divierte y nos ayuda a empatizar con el universo y todos sus seres.

La parte gráfica me ha sorprendido mucho. Y es que el juego posee un apartado artístico muy interesante y bien tratado. Donde destaca su muy bien lograda ambientación. Donde el trabajo de iluminación, el trato y diseño de los decorados, y ese colorido tan especial, son capaces de meterte hasta lo más profundo de este tétrico mundo.

Además, el trabajo diseño de personajes y sus animaciones se merecen un punto aparte. Solo achacando algo más de detallismo en cada escenario. Y siempre sabiendo entender que nos encontramos ante un juego indie.

La parte sonora tampoco se queda atrás. En ella tengo que destaca el buen trabajo de ambientación sonora, los muy bien logrados efectos, y una muy interesante implementada banda sonora que le da mucha “vida” a la aventura.

Por cierto, esta llega con voces en inglés y textos al español, cosa que siempre se agradece.

Pumpkin Jack es una experiencias realmente divertida, gratificante y llena de esa magia que no todos los juegos actuales poseen. Y es que este te deja disfrutar de la experiencia, te hace participe de ella, y te monta un oscuro y atractivo universo con bastante carisma que te atrapa de principio a fin, y que claramente te deja con ganas de más.

Una de las sorpresas más atractivas de los últimos meses. Que saca la esencia más básica jugona de cada amante de los videojuegos de corte clásico. Donde las aventuras, los personajes, y el disfrute en cada acción que realizábamos, nos trasladaba a un universo que solo los videojuegos saben plantear tan bien.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Headup

Facebooktwitter