Bello, pequeño y particular trabajo

El equipo independiente Spry Fox me ha permitido disfrutar estos días de una experiencia realmente interesante, gratificante y preciosa llamada Cozy Grove.

Un juego de esos donde la simulación de vida, de trabajo y de paseos, se mezclan en un minimalista, y en este caso fantasmagórico y maravilloso universo. Y todo bajo la preciosa premisa de devolver la alegría a este coqueto mundo. Y en la que la clara inspiración de una de las franquicias de la gran N le rebosa por todos sus bellos poros.

Un juego agradecido, algo especial, y con conceptos que lo hacen único. Pero que puede que a no todo el mundo satisfaga por igual, pese a lo bien que hace muchas de sus cosas.

Fecha de lanzamiento 7 ABRIL 2021
Desarrolladora Spry Fox
Distribuidora Spry Fox
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PS4
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 7

Una vez dentro del juego. Uno comienza a ver y sentir que nos va proponiendo de forma muy guiada y con unos conceptos clave muy claros una experiencia donde el trabajo diario, la recolección de objetos y recursos, y el cumplimiento de tareas, se van entremezclando para conseguir sacar la belleza colorida de este mundo, contentar a sus pobladores, y en general, alcanzar la amistad de unos seres que claramente andan un poco perdido en su fantasmal universo.

Y todo ello bajo el papel de una jovencita scout, que se podrá editar y personalizar desde el inicio. Y que nos abrirá la puerta a descubrir un precioso entorno, especialmente gracias a un interesante tutorial muy bien integrado con el juego. Donde una pequeña y fogosa llama nos irá ayudando a dar nuestros primeros pasos. Y entender los conceptos, que sin ser especialmente complejos si son importante ir introduciendo si no estas muy habituado a este tipo de juegos.

Unos primeros momentos que tienen como principal virtud el explicarnos el universo. Conocer a los principales integrantes de este. Y saber a dónde nos tenemos que dirigir como nexos centrales para poder seguir avanzando en la aventura entre misiones.

Y aquí es donde empieza nuestra misión, nuestra vida, y nuestro concepto jugable que puede que a no todo el mundo termine de gustar. Y es que una vez descubierta la forma de actuar y concebir las diferentes misiones. Os vais a topar con una decisión jugable muy particular. Y es que los personajes que vayamos encontrando en el juego nos irán mandando misiones, que por norma general son encargos centrados en tareas de recolección y construcción. Cosa que será recompensada para que podamos seguir ampliando este universo.

Pero por desgracia todo acaba siendo tapado, no por ser algo repetitivo, sino porque se ha tomado la decisión de que cada ser nos dará una misión al día, dando con ello color a su vida. Y una vez completadas estas tareas diarias no podremos volver a este hasta el día siguiente. Llevándonos a que no podamos jugar más ese día, y a regresar al día siguiente para volver a estar no mucho más de cuarenta minutos jugando. Y quizás esto se pueda entender en móviles, pero en PC y consola no todo el mundo querrá esto, y la verdad que lo entiendo.

Por lo que respecta a las tareas que podremos realizar, estas son muchas y variadas. Y más allá de estar guiadas por diferentes misiones, siempre encontramos esa motivación en la que conseguiremos objetos decorativos para nuestro entorno. Y es que recolectar frutos, minar, pescar o excavar serán algunas de las muchas acciones que podremos realizar para cumplir unos objetivos que en muchos momentos nos pondremos nosotros mismos. Siendo un juego que requiere cierta dedicación, y que si ponemos empeño superaremos mentalmente ese problema de quedarnos sin mucho que hacer día tras día si nos centramos en las dichosas misiones.

Desde el punto de vista narrativo es bastante interesante. Consiguiendo que empaticemos con un mundo lleno de curiosos personajes, fantasmas de todo tipo, y una variedad de pequeñas historietas que nos enganchan con mucho amor a ciertos seres. La verdad que pese a no ser profunda tiene una guionización encantadora y llena de cuidadas sensaciones.

Visualmente es toda una delicia. Y sin dudarlo es el principal y claro reclamos que posee este Cozy Grove. Y es que nos lleva a un precioso universo bidimensional pintado a mano. Rodeado de unos diseños de personajes muy particulares, unos escenarios dibujados a manos preciosos, y un estudio de color con un concepto acuarela excepcional. Pudiéndosele poner pocas pegas a una de las cosas más coquetas y preciosas que he podido ver en los últimos tiempos.

Por lo que respecta a la parte sonora. Esta se centra más en darle una sutil ambientación bastante especial y onírica. Que se mezcla notoriamente con efectos de sonidos y sonidos en el entorno que crean esa sensación de “vida”, que nos mete profundamente en el universo. Por cierto, el juego llega con textos a nuestro idioma, cosa que se agradece mucho.

En definitiva, deciros que este Cozy Grove es un juego realmente especial. Siendo de esos que amas u odias. Que te mantienen enganchado o que dejas al par de partidas. Y es que obliga al jugador a poner mucho de su parte sin recibir demasiado a cabio desde el punto de vista jugable. Y es que es un juego que llega uno para trabajar y realizar encargos constantemente, y que, para más inri, estos se acaban demasiado pronto.

Eso sí, su universo, sus personajes, y su apartado técnico vale su peso en oro. Quedándote con ese choque metal que nos llevará a querer visitar todos los días un ratito este fantasmal universo lleno de amor. Y del cual espero que poco a poco vaya creciendo y dando posibilidades a un jugador que con un poco más seguramente no quiera salir de esta preciosa experiencia que es Cozy Grove.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por The Quantum Astrophysicists Guild

Facebooktwitter