Los estudios Double Fine que como bien todos sabéis capitanea Tim Schafer nos vuelve a sorprender con un juego de lo más original en cuanto a su historia que entremezcla aventura y rol por turnos, al más puro estilo clásico… os presento Costume Quest.

El titulo que ha sido lanzado en formato digital para su descarga en las plataformas Xbox Live y PlayStation Network, y nos ha dejado un sabor de boca genial. Así que para que todos los amantes de las pequeñas obras pero que cuando las juegas ves que de pequeño nada, sino que son mucho más importantes y nos llegan más que cualquier triple A que podamos encontrar en el mercado… preparaos para pasar miedo y para retornar a la infancia donde lo importante era la imaginación y hasta donde esta nos podía llevar… porque os traigo el análisis de Costume Quest.

Una historia muy dulce

Noche de Halloween, en un pequeño barrio, de un pequeño pueblo, de algún lugar… El joven Reynold y su hermana gemela Wren se disponen a salir de casa disfrazado para celebrar la noche más terrorífica del año, la noche de Halloween… e ir de puerta en puerta pidiendo caramelos para llenar sus cestas y atiborrarse de ellos.

Reynold se enfunda su traje de robot y Wrem el de caramelo gigante, y como buenos hermanos se dirigen a la busca y captura del los vecinos que tranquilamente esperan en sus casas para asustar a los pequeños y dar caramelos a estos.

Como buenos hermanos típicos, el pique y el constante discutir por todo es normal entre ellos, y los padres tras la respectiva charla los hacen salir juntos esa noche.

Visitan las primeras casas y reciben cientos de caramelo, y locos por llenar sus sacas se dirigen hacia otra casa cercana… pero algo raro les hace pensar que no es la casa adecuada la cual visitar… peros los azucares pueden con los presentimientos y llaman  a ella. Del interior de la casa aparece un verde y terrorífico personaje que sin mediar demasiadas palabras nos ataca y se lleva consigo a nuestra hermana pensando que es un caramelo, sin darse cuenta de que es un disfraz… Reynold desesperado lo persigue pero este escapa tras una puerta y nada podemos hacer…

Y es aquí donde comienza la apasionante aventura de Costume Quest. Sinceramente es de lo más original que hemos visto hace tiempo, contada de una forma cómica pero inteligente. Pero no es solo interesante la historia si no que dentro de ella las historias de los personajes que nos iremos encontrado en su desarrollo son de lo más curiosas y simpáticas.

La historia como ya os imagináis está contada desde el punto de vista de un niño, de la inocencia y de la imaginación que solo en esas edades somos capaces de transformar en pura realidad.

Con una duración de unas 6 horas, nos encontraremos con cantidad de diálogos que nos relataran y aclaran cosas de este mundo, cambios argumentales, y un largo etc de situaciones fantásticas, lo cual hace que nos encontremos ante una historia distinta, innovadora y que nos dejará con ganas de más y más… hay que quitarse el sombrero ante Double Fine.

Luchemos entre caramelos

Costume Quest nos presenta principalmente una aventura entremezclada con rol. Nos traslada a unos escenarios abiertos (no de demasiado tamaño) donde tendremos diferentes misiones que realizar y varios objetivos que conseguir.

Lleva el esquema clásico de cualquier juego de rol, donde un personaje nos manda a realizar una misión la cual tras realizarla nos dará puntos de experiencia, caramelos (en vez de monedas jejeje) y objetos (cromos y sellos para nuestras colecciones), los cuales nos ayudarán tanto a mejorar nuestras habilidades como a comprar mejoras.

Una de las grandes características de este juego, es la de los disfraces, los cuales tras conseguir los diferentes objetos que necesitaremos para construirlos nos encontraremos con la posibilidad de ponérnoslo, teniendo cada uno de ellos unas características y habilidades especiales que nos vendrán mejor o peor según nosotros decidamos. Entre estos simpáticos disfraces nos encontraremos el de robot, caballero medieval, ninja, etc jejejej… una autentica pasada.

Hablando de características cada uno de los personajes poseerá sus puntos de salud y sus puntos de ataque, los cuales dependerán, del nivel que poseamos, ya que con los puntos de experiencia podremos ir subiendo de nivel como en cualquier juego de rol. Además también dependerán de los sellos de guerra, los cuales nos darán habilidades especiales las cuales podremos utilizar en los combates, como pueden ser aturdir al enemigo, aumentar nuestra potencia de ataque, aumentar la salud, poder contraatacar tras una defensa, etc…  Por cierto no se me olvide decir que todos estos menús de características, cromos y disfraces se encuentra alojado en un coqueto cuadernos cual chavalín tiene para ir a la escuela.

Pasando a la parte de los combates hay que decir que estos se realizan por turno al más puro estilo de los juegos de rol orientales, en los que mediante los botones del mando podremos realizar las cuatro acciones básicas que forman el combate; ataque normal, ataque especial y habilidad especial… esto a la hora de atacar, y cuando llega el ataque de los enemigos podremos realizar mediante la pulsación de botón que se nos indique durante un tiempo limitado el bloqueo de las acometidas enemigas, absorbiendo menos energía que si no nos defendemos.

Dentro de los combates no solo podremos atacar y defender, también se producirán esquivas, contras, curaciones y diferentes elementos que les dará un poco más de toque estratégico y de profundidad.

Al terminar los combates, al igual que las misiones, se nos premiará con puntos de experiencia, con caramelos y con alguna que otra pegatina o sello, para rellenar nuestra colección.

Pasando a el control del juego todo se realiza con gran sencillez, y tanto en la aventura como en los combates los botones están perfectamente indicados en pantalla y en pocos segundos nos haremos con el control absoluto de nuestro personaje.

Pero… Aunque todo parezca maravilloso dentro de Costume Quest dentro de su apartado jugable hay una gran importante laguna que destacar, y no es otra que su endiablada… facilidad… vamos que el nivel de dificultad del juego es bajísimo, y el completar el juego y todas las misiones, es cuestión solo de buscar por el mapa donde se resuelven estas, al igual que los combates que no serán reto para ningún jugador.

Por cierto hay que destacar que el juego tendrá un total de 25 misiones las cuales serán casi obligatorias realizar unas para conseguir las otras, aunque siempre siguiendo con más importancia la misión principal que será encontrar a nuestras hermana (o hermano según hallamos elegido al principio ya que nos permite ser Reynold o Wrem).

[flagallery gid=352 name=”Costume quest analisis”]

En conclusión, nos encontramos ante un apartado jugable de lo más clásico y conservador, el cual entremezcla los combates por turno con la clásica exploración rolera, con un control intuitivo y simple, y con el único pero de su casi nula dificultad… Haciendo de Costume Quest una experiencia adorable, rápida de disfrutar y divertida.

Todo lo que veo y oigo es muy dulce

Costume Quest, nos muestra un apartado visual de lo más peculiar, el cual se acerca muchísimo a una serie animada con dibujos hechos a mano. Con la utilización de Cel Shading, los chicos de Double Fine, han creado un mundo artísticamente increíble, lleno de personalidad, colorido y belleza, que nos dejará perplejos viendo las zonas que iremos encontrando a lo largo de la aventura.

Hay que destacar también el diseño de personajes que utilizando la misma técnica, son entrañables y muy originales.

Eso si hay que reseñar el cambio radical que realiza el juego cuando pasa al modo de combate donde nos encontraremos la representación de los disfraces al más puro estilo series y películas japonesas de los 80 como Gozilla, Mazinger Z o Ultraman, pero con una estética más adulta y seria que se contrapone con la estética infantil del resto del juego, y que hay que decir que queda genial. En los combates podremos ver cantidad de efectos visuales,  explosiones e incluso unas espectaculares cinemáticas cuando realizamos movimientos especiales.

Por otro lado hay que hacer referencia a la magnífica ambientación que se le ha dado a todos los escenarios, principalmente mediante la buena utilización de los efectos de iluminación y neblina, que dan al juego viveza cuando se lo tiene que dar, y terror y oscuridad cuando es requerido.

Eso si… desde el punto de vista negativo, una pequeña ralentización del juego cuando nos desplazamos a lo largo y ancho de los decorados y la imposibilidad de girar la cámara, ya que en algunos momentos nos vendría genial… pero bueno… uno se acostumbra.

En cuanto a su apartado sonoro cumple correctamente especialmente su apartado musical y de ambientación, ya que un que no sobresale nos acompaña en todo momento correctamente en la aventura.

Respecto a los efectos de sonido, destacar los sonidos de batallas que suenan con gran contundencia. Por último hay que decir que el juego no contiene ningún tipo de voz, por lo que toda la historia irá narrada mediante texto.

En definitiva un apartado gráfico que gustará a los amantes de los buenos apartados artísticos, con mención especial a los personajes y a la magnífica ambientación de los decorados. Y con un sonido que sencillamente cumple y acompaña esta preciosista aventura.

Truco o Traro

Concluyendo este análisis, hay que decir que los chicos de Double Fine, lo hacen todo con cariño, originalidad y llamando la atención por su exquisito amor por las historias originales y los mundos que nadie se atreve a enseñarnos… con sus errores… si… pero la genialidad estética y de guión nos los borra de la mente.

Costume Quest os gustará, le cogeréis cariño y no os podréis olvidar de él en una buena temporada… con unos personajes de lo más carismáticos (que nos recuerdan a tiempos pasados), con una aventura clásica en todas sus mecánicas… que está hecha para disfrutar y para que pase a ocupar un trocito de nuestro corazoncito jugón.

Pros

-Su original historia

-Genial su apartado artístico

-Lo poco que cuesta hacernos felices

Contras

-Muy muy fácil

-Algunos problemas gráficos

Facebooktwitter

4 respuestas a «Análisis: Costume Quest»

  1. Tiene una pinta genial… afortunados poseedores de consolas de nueva generación… Yo quiero probar estas cucada  🙁

  2. Es una pasada, es de los mismo que han creado Stacking que tambien hice el analisis en la web… Double Fine siempre sorprendiendo con las historias originales.

    Además por 800 puntos Microsoft, le vais a echar muy muy buenos ratos.

    PD:Por cierto Fire_Estel, ahora mismo la XBox 360 está a 149€ en el Game, así que si tienes pelas ya sabes ehhh….

     

     

Deja una respuesta