En la industria del videojuego existen ciertas compañías que cuando tienen preparado lanzar algún título sabes de antemano que será de una calidad excelente. Rockstar es una de ellas, junto con el estudio Team Bondi, responsable de “The Getaway”, nos brinda esta vez la posibilidad de disfrutar de una de las joyas de la generación, L.A. Noire.

Tomaremos el papel de Cole Phelps, héroe de guerra que ahora intenta buscar la paz y justicia para la ciudad de Los Ángeles, esta vez desde el cuerpo de la policía.

Bienvenidos a Los Ángeles

Años 40, época dorada de Los Ángeles, donde cohabitaban crimen y lujos. Sin duda la ciudad que representaba el sueño americano, desconociendo totalmente cualquier atisbo de corrupción.

Cole Phelps, un distinguido teniente de la segunda guerra mundial, tomará el brazo de la ley como suyo propio para aminorar la marcha de todo aquel que intente quebrantar las normas. Una vez dentro del cuerpo de policía intentará demostrar su capacidad de liderazgo y buen hacer, algo que le hizo característico en las trincheras.

Los sucesos que van aconteciendo hacen de Phelps un agente desconfiado, no hay nada absolutamente que de por sentado y para ello investigará cada prueba y tomará declaraciones a los implicados, esto le llevará a involucrarse en un caso que hará temblar a las altas esferas de Los Ángeles.

Nuestro protagonista, un ex-héroe de la segunda guerra mundial, tiene ciertos fantasmas de un pasado que le acecha constantemente. Ciertas vivencias de todo aquello le hacen ser un tipo duro a la hora de resolver los distintos casos a los que se enfrenta, no sin la ayuda de los compañeros de departamentos por los que iremos pasando: Tráfico, Homicidios, Anti-vicios o Incendios.

[flagallery gid=429 name=”LA Noire Galeria Analisis 2″]

Miénteme si puedes

Si vemos la compañía que distribuye el juego quizás nos esperemos uno de esos Sandbox donde la acción y los tiroteos están a la orden del día. Sin embargo, L.A. Noire nos ofrece eso y mucho más dentro de su faceta jugable.

Lo que realmente hace de este título un juego único es la combinación de la acción con la investigación. Como mencionamos anteriormente, nuestro protagonista pertenece al cuerpo de la policía, debido a esto se enfrentará a casos de asesinato donde el análisis exhaustivo del escenario del crimen será básico para lograr determinar quién es el culpable. Si no es suficiente, también deberemos enfrentarnos a los implicados del suceso de una forma verbal, es decir, realizando distintos interrogatorios de todas las personas que se ven involucradas en el caso.

Todo lo explicado anteriormente hace de L.A. Noire un juego con savia nueva, algo que no se había experimentado antes. Dentro del juego poseemos una libreta personal, donde iremos anotando todo lo referente al caso que estemos tratando, desde las personas que tengan relación con el caso, pasando por las pistas encontradas en el escenario del crimen, hasta los lugares que hayan ido visitando los implicados (Su propia casa, bares, tiendas…) Esto abre un inmenso abanico de posibilidades dentro de cada situación de juego.

El desarrollo de cada caso puede variar totalmente, dependiendo de la astucia de cada jugador para resolver interrogatorios o dependiendo de las distintas pruebas incriminatorias que podamos encontrar. Si un jugador consigue que un sospechoso se delate realizando las preguntas correctas y averiguando las respuestas, el caso será cerrado con la más alta puntuación.

El caso que estemos tratando siempre tiene el mismo modus operandi; Tendremos que inspeccionar a fondo el escenario del crimen para encontrar pruebas, si tenemos activadas las ayudas, sonará una musiquita durante la búsqueda, y terminará de sonar cuando hayamos encontrado todas. Al estar frente a una prueba nuestro mando vibrará, aunque no todas las pruebas que cojamos pueden sernos de utilidad. El paso siguiente será el de interrogar a las distintas personas que hayan intervenido en dicho escenario, ya sea hablar simplemente con el forense para que nos de ideas, como interrogar a fondo a un testigo o a alguien de su alrededor…

Dentro de los interrogatorios se pondrá a prueba nuestra habilidad como detective, ya que el juego es donde hace pleno rendimiento del tan aclamado y novedosos sistema de captura de movimiento facial, que pasaremos a comentar posteriormente. Dentro del interrogatorio haremos distintas preguntas al sujeto, tomando en cuenta las situaciones del caso o las pruebas tomadas. Al realizar una pregunta nuestro objetivo responderá de una forma sorprendentemente natural, a la que debemos determinar con tres opciones si dice la verdad, si miente, o si dudas de esa respuesta. Al establecer que el interrogado está mintiendo deberemos sostenerlo con alguna razón de peso, como alguna prueba obtenida o algún chivatazo de otro implicado.

También podemos obtener ayudas externas desde el Rockstar Social Club, donde gracias a los puntos de intuición que vayamos consiguiendo a medida que subamos de rango, podamos utilizarlos para eliminar alguna opción incorrecta o preguntar a la masa social que ha respondido.

Para dar un poco de variedad, el juego tiene un suplemento a los casos en los que estamos metidos constantemente, estos son los casos callejeros. Este tipo de caso se da cuando nos desplazamos en el coche a un lugar distinto al escenario del crimen, en ese momento cuando vamos conduciendo sonará la radio del coche, dándonos el aviso de que está sucediendo algún tipo de delito en algún recóndito lugar de la ciudad, y podremos aceptarlo o pasar de él. Los casos callejeros suelen tener la misma dinámica, que suele ser la de tiroteo y/o persecución, tanto a pie como en un vehículo.

A pesar de rayar todo a un grandísimo nivel, la jugabilidad cojea en ciertos puntos que debemos comentar. En los tiroteos que viviremos a lo largo del juego, tendremos un sistema de coberturas, donde podremos alejarnos de la línea de fuego, pues bien, dicho sistema te da la opción de ir “intercambiando” posiciones de cobertura que realmente da más de un problema en determinadas ocasiones, no realizando un buen movimiento y quedándose directamente al descubierto. Otro de los problema encontrados en la faceta jugable reside en las persecuciones en vehículo, donde se toma de forma muy habitual el perseguir “Alfombras voladoras”, con esto nos referimos a que el coche del enemigo hace demasiados movimientos bruscos e irreales a la hora de tomar un atajo o girar una curva.

[flagallery gid=428 name=”LA Noire Galeria analisis 1″]

La “cara” del crimen

El Team Bondi quería dejar claro desde el principio el mimo y esmero que le pondrían a este título, no hay más que meter el disco del juego en la consola para observarlo. Los Ángeles era una ciudad golosa para este tema, y para ello han recreado parte de ella con total fidelidad, edificios emblemáticos con sus respectivos interiores, plazas, jardines…

Sin duda podemos estar hablando de un trabajo de precisión por parte del estudio encargado, pero no solo queda en los lugares, también se ha transmitido a la calle, ya que al pasear por la calle veremos muchos sombreros y vestiduras típicas, así como una cantidad de coches de la época que nos harán transportarnos a aquellos años.

A parte de lo estético, el juego en el plano técnico posee una iluminación y colorido dignos de mención, al igual que el detallado de objetos esenciales para las pruebas. Sin embargo en la versión que hemos analizado aparecen ciertos puntos negativos (Versión Xbox 360). El juego va a unos 30 FPS constantes excepto con la llegada del tercer disco, donde podremos observar ciertas “rascadas” importantes en puntos con mucha acción. Otro de los temidos problemas en este tipo de juegos es la aparición de “popping” y en este no iba a ser menos, aunque quizás con menos asiduidad, y esto se nota principalmente al ir viajando en un vehículo a gran velocidad ciertos objetos tardan en aparecer, o la simple carga de texturas de la carretera tarda algunos segundos.

Aunque posea dichos fallos, el juego sigue teniendo un aspecto técnico espectacular, y sin duda hará las delicias de los jugadores.

Lo que hacía de L.A. Noire un juego muy a tener en cuenta tiempo antes de su salida era la implementación de un nuevo sistema de captura de movimiento facial, algo que tras probarlo no podemos más que rendirnos a la evidencia y observar el sublime trabajo del estudio. Realmente durante el juego parece que estemos hablando con personas de carne y hueso, teniendo cada una su reacción propia a cada situación. Para este novedoso sistema han cogido actores reales que realizan su papel delante de las cámaras para posteriormente plasmar su cara en el juego. Aaron Staton es el elegido para hacer de Cole Phelps en el juego, un actor que es conocido por actuar en series como Mad Men.

El Club de Jazz

Un juego que busca involucrar al jugador de la mejor forma en la historia necesita de una perfecta ambientación, y pieza clave de ello es el sonido. En este aspecto podemos determinar que el juego cumple con creces, dotándolo de vida en todas las situaciones.

La música ambiental es perfecta y escogida con mimo, escuchando música de la característica de la época tanto en bares y clubs como en las radios de los coches. A su vez, la melodía usada para distintas situaciones como de tensión en las persecuciones, como búsqueda de pruebas hace que el jugador se sienta verdaderamente involucrado.

El punto óptimo en el sonido es su doblaje, que es inexistente al español como nos tiene acostumbrado Rockstar, pero que sin embargo aquí si es algo positivo. La implementación de las voces reales de los actores junto a la gran animación facial hace que el juego se convierta en una historia verdadera, donde habitan personajes con vida propia.

Como único punto negativo podemos acusar la ausencia de voces en uno de los vídeos que inician el primer caso del tercer disco en la versión que hemos analizado, donde en determinados puntos del vídeo se observa el movimiento labial acompañado del subtitulo pero a lo cine mudo. A esto no debemos darle más importancia que la de una mera anécdota, puesto que solo sucede de esta manera puntual.

Cerrando el caso

El Team Bondi y Rockstar se han aliado para sacar a la palestra uno de esos títulos que hacen remover la industria al completo porque aporta algo a todo lo visto.

L.A. Noire se presenta como un juego de acción e investigación, y realmente algo innovador que da un soplo de aire fresco a este estilo de juego SandBox, aunque en esta ocasión no tengamos demasiada libertad.

La manera de narrar la historia, contando varios sucesos paralelos con un punto común hace que la trama sea sencillamente brutal y a una altura difícil de superar.

En definitiva, L.A. Noire es uno de esos videojuegos que podemos considerar obra de arte con el paso del tiempo, y que los verdaderos amantes del mundillo disfrutarán y sabrán apreciar.

Pros

-Narración y trama sublimes

-Excelente escenificación de la época dorada de Los Ángeles

-Nuevo sistema de reconocimiento facial con matrícula de honor

Contras

-Ciertos fallos en la jugabilidad

-Algunas rascadas con demasiada carga en pantalla

Facebooktwitter

5 respuestas a «Análisis: L.A. Noire»

  1. Muy buen analisis Franly. Mira que nos picamos para ver quien se lo pasaba antes jejeje, me ganastes… que se va a hacer. Al juego se le podia tachar de aventura grafica con toques de acción dignos de Rockstar por lo que es una mezcla algo nueva y innovadora. Un juegazo que todo fan de Rockstar o de las aventuras graficas debe tener en su coleccion

  2. Edición perfecta como no de la mano del señor Sir Rul.

    Rober, un pique conmigo es sinonimo de derrota 👿

  3. Muy buen análisis Don Francisco… le tengo muchas ganas al juego, a ver si ahora con las vacaciones me lo pillo y le echo unas horillas.

    PD: Es un placer ayudar en lo que se pueda… mil graciasa vos¡¡¡

  4. Pingback: NotaMedia.es
  5. Este juego es, lo que debería haber sido el descafeinado “Heavy Rain”. O por lo menos, lo que prometieron…
    Por cierto Fran, gran análisis 😉

Deja una respuesta