Hace ahora exactamente un año nuestro amigo Ryu Hayabusa regresó a la palestra videojueguil con lo que sería su tercera entrega de la saga Ninja Gaiden, siguiendo bajo el desarrollo del Team Ninja pero esta vez si el poder creativo de Tomonobu Itagaki, cosa que en ciertos puntos como es normal se hace notar.

Esta tercera entrega fue un correcto juego, pero ciertos fallos muy destacables le hicieron que a los fans de la saga no le terminara de gustar. Por ello y con su lanzamiento de WiiU, el Team Ninja quiso realizar una reedición de este, subsanando los errores que cometieron. Su nombre para diferenciarlo ha sido el de Ninja Gaiden 3: Razor’s Edge, y como os contaremos a continuación este ha terminado llegado a Xbox 360 y PlayStation 3 también.

Así que en el siguiente análisis os desmembraremos las novedades que este posee respecto a la primera edición del juego.

HISTORIA

Es sencillamente la misma que posee Ninja Gaiden 3, no sufriendo modificaciones algunas en ninguno de sus apartados, a excepción de dos capítulos extras con otro personaje, pero que no hace varia la historia lo más minimo.

En esta, nos cuenta la historia de un llamado Señor de la Alquimia, el cual tendrá su la misión de hacerse con el poder del mundo y someterlos a toda la humanidad a sus malvados planes. Y claro, Ryu Hayabusa estará junto a la humanidad para impedirlo.

Pero no solo esto será la historia, ya que sería algo demasiado vulgar.  Ya que también se nos contará como dicha organización estará muy interesada en el propio Ryu y una extraña maldición que le persigue.

Así que ya sabéis, los que hayáis jugado a la tercera entrega os volveréis a encontrar con la misma historia, para los que no, os encontrareis con una historia interesante que nos hará pasar un buen rato pero que no sobresale por su originalidad.

JUGABILIDAD

Este apartado es el que más variaciones han sufrido respecto al que pudimos ver en la tercera entrega. Este necesitaba algunos importantes lavados de cara, como en el sistema de combate o en la dificultad, ambos habiendo bajado de nivel respecto a la anterior entrega. Y la verdad sea dicha, ambos puntoshan sido muy mejorados. Pero esto no ha sido lo único, así que a continuación nos centraremos en ellos.

Nada más ponernos al control de Ryu ya notaremos un cambio considerable de su control, ya que este ha sido creado de nuevo. En su anterior entrega era algo tosco y mecánico, no haciéndose tan divertidos los combates como ya nos tenían acostumbrados. Se han suprimido por ello muchos movimientos automáticos y se nos ha dejado un poco más de libertad a la hora de atacar.

Ahora además, deberemos de controlar mejor los tiempos del combate, ya que ciertos ataques y defensas solo se podrán hacer si los realizamos en el momento exacto del combate. Estos cambios añaden un punto importante de dificultad, siendo ahora ya un verdadero reto pasarse el juego con la facilidad que suponía en la entrega anterior.

Otros de los puntos que más han cambiado es el tema de la evolución del personaje, habiendo pasado a llevar un punto de karma tras cada combate el cual nos servirá para mejorar un árbol de habilidades y mejoras, que harán que nuestro protagonista sea más duro de pelar. Es un punto muy a favor ya que la personalización ha sido siempre algo que gusta y hace la experiencia diferente.

Pero la cosa no queda ahí en cuanto a novedades jugables, ya que uno de los puntos más criticados, que fue su dificultad, ha vuelto por los fueros que nos tenía acostumbrado la franquicia, es decir, sufrimiento en cada rincón para matar a cualquiera de los esbirros que nos encontremos en nuestro camino.  Ahora nos deberemos de pensar muy bien cada movimiento.

Pasando a inclusiones de objetos y personajes, tenemos que tirar por dos vertientes. Por un lado la de los coleccionables, los cuales han sido metidos a espuertas para que perdamos más tiempo de nuestra vida en recoger objetos por conseguir logros. Y por otro lado la inclusión de tres nuevos personajes Ayane, Momiji y Kasumi. De estas solo Ayame tendrá dos capítulos dentro de la historia, las demás podremos utilizarlas en los retos y pruebas. El control de cada una de ellas es muy parecido al de Ryu, así que el aprendizaje será rápido.

Por último decir que podremos contar con modos especiales y modos multijugador al igual que la anterior entrega, alargando tiempo de vida del juego en nuestras manos, pero que no aporta ninguna novedad, más allá de los nuevos personajes.

En definitiva un apartado mucho más correcto y bien llevado, que hará que el nombre de Ninja Gaiden vuelva a ser colocado de donde nunca debió salir.

APARTADO TÉCNICO

Poco se puede decir de la parte técnica que no dijésemos ya en el análisis de Ninja Gaiden 3, ya que esta es prácticamente el mismo punto por punto. Es decir, un apartado visual correcto, caracterizado por su aspecto desagradable y oscuro que siempre ha acompañado a la saga, donde destaca principalmente el magnífico diseño de Ryu.

Al igual que su apartado visual el apartado sonoro no ha sido cambiado. Este nos mete bien en la acción, nos acompaña con  gran cantidad de efectos de sonido desgarradores, pero como ya os decimos no difiera ni un ápice del de Ninja Gaiden 3.

NUESTRA OPNIÓN FINAL

No entendemos muy bien porque esto no fue lo que debería haber salido hace un año con el nombre de Ninja Gaiden 3, ya que este difiere en muchos puntos que hicieron que esa entrega fuese algo apaleada por los fans más acérrimos a ella.

Este Razor’s Edge, arregla mucho de estos fallos y le da al jugador de la franquicia lo que ha reclamado que fuese cambiado. Creando con ello un juego mucho más correcto y a la vez más complejo, siendo con ello un mejor heredero de la saga de Ryu Hayabusa.

Por desgracia los que jugasen a la tercera entrega, se pensarán mucho la compra ya que pese a los cambio jugables, el juego es el mismo. Así que ya dependerá de lo fan que seáis de la saga o de las ganas que tengáis de repetir el juego con dichas mejoras.

Pese a todo, y valorándolo como juego en sí, es un juego notable que los amantes de los juegos de acción en tercera persona deberían probar si lugar a duda.

LO MEJOR

-Han aumentado la dificultad… ya esto sí es un Ninja Gaiden.

-El control ha sido muy mejorado.

LO PEOR

-Visualmente y sonoramente no ha mejorado nada

-El diseño de escenario sigue siendo malo

-¿Por qué no hicieron esto de principio?

“Nuestra forma de valorar los juegos

Facebooktwitter

Deja una respuesta