En un lejano día decidieron unir fuerzas Electronic Arts y Crytek, de dicha unión surgió uno de los mayores saltos generacionales jamás vistos. Jugar al bautizado Crysis en compatibles capaces para ello con todas las características al máximo era digno de tragar saliva en cantidades industriales.

Con el paso del tiempo se decidió llevar la segunda entrega de la saga a consolas, con el respectivo bajón técnico, a su vez decidían abrir la veda de la primera parte para que los consoleros también pudiesen disfrutarla.

Hoy día tratamos la última entrega de Crysis. La tercera aparición del nanotraje en acción promete volver a la esencia de antaño, mezclando selva y ciudad a partes iguales.

LA JUNGLA DE CRISTAL

Lo acontecido en aquella isla es agua pasada, allí se descubrieron cosas para la que los humanos no estaban listos aún, sin embargo afrontar una invasión alienígena con equipos de nanotrajes era algo más llevadero. La escuadra dirigida por Prophet sería testigo de uno de los mayores retos de la humanidad.

Todo acto tiene su consecuencia, cuando todo parecía acabado, el ataque alienígena a la población mundial fue más fuerte, viéndose involucradas las primeras ciudades del mundo. Alcatráz en este caso sucedería a Prophet, el cual nunca volvió a ser el mismo tras lo acontecido en la isla.

Ya en la actualidad es hora de cambiar las cosas, ya no quedan comandos especiales y apenas quedan recursos, las cuidades están devastadas y abandonadas, quedando apenas algún resquicio de resistencia por parte de antiguos combatientes. Tras la desaparición de Prophet, un viejo conocido que pertenecía a su escuadrón consigue salvarlo, Psycho parecía algo distinto, ya no llevaba el traje, pero para la causa seguía teniendo ese carácter luchador.

Prophet con su ADN metamorfoseado tiene línea directa con los Seph, gran baza para la batalla que junto a su amigo y compañero Psycho son uno de los últimos bastiones.

NANOTRAJE 3.0

En Crysis se detectó un cambio jugable básico de la primera a la segunda entrega, la aparición en consolas no solo afectaría al juego en el aspecto técnico, si no que a su vez habría que facilitarle las cosas al jugador de mando. Dichos cambios no contentaron al general pecero, que se había sentido desplazado para dar prioridad al público de consola, bien es cierto que las quejas no iban del todo desencaminadas.

A pesar de todo, el cambio supuso una mayor facilidad en el control y una mayor simpleza que atraería a nuevos jugadores. Los controles se simplificarían para hacer todo un poco más directo e intuitivo. De este mismo modo siguen intactos en Crysis 3, donde hay que vigilar la barra de energía en todo momento para tener controlado el nivel de alerta si pasamos por una zona plagada de enemigos con el camuflaje activado. Las habilidades del traje siguen intactas, contando en esta ocasión con cierta invulnerabilidad que obtendremos en determinados puntos del modo historia y que de los cuáles iremos descubriendo su por qué.

A modo de rompecabezas iremos descubriendo unas mejoras para nuestro nanotraje a lo largo del modo campaña, dichas mejoras nos harán disponer de la compra de una célula de mejora. Conforme vayamos comprando varias células podremos formar una serie de mejoras para el traje que podremos ir asignando a varios botones del mando a modo de acceso rápido, de este modo si estamos en una situación en la que necesitemos el sigilo podemos acceder rápido a la serie que hayamos adaptado para ello, o en una situación de tiroteo intenso acceder a la que poseamos más dureza y protección.

CUENTA CON MI ARCO

Crysis 3 como comentamos anteriormente bebe un poco de sus dos anteriores juegos, aunque a decir verdad sigue pareciéndose más a la segunda entrega, sin llegar a ser un corre calles total, es imposible llegar a encontrarse perdido.

El modo en el que transcurre el juego no tiene mucho misterio, objetivo primario hacia el cual nos vamos desplazando, en mitad de ese desplazamiento en su gran mayoría de ocasiones surge un objetivo secundario, normalmente de localizar ciertas balizas que nos dan mejoras para el traje.

Ya dentro del objetivo y en zonas de enemigos siempre existen varios modos de cumplir el objetivo, eliminando a la menor cantidad de enemigos posibles utilizando el sigilo y la vista para marcar objetivos y distinta información, o arrasando con todo. En esta ocasión disponemos de una ayuda extra para ser aún más sigilosos, la nueva arma que poseemos, un arco capaz de eliminar objetivos a gran distancia y con la facilidad de poder recuperar su munición en el cadáver o en el lugar donde hayamos clavado la flecha en un tiro fallido. Este arco posee distintas clases de flechas, como los virotes explosivos, los electrificados o los normales, que además harán las delicias de los más aventureros.

LISTOS PARA EL DESPLIEGUE

Analizar un juego como Crysis 3 en su apartado técnico no resulta fácil, sobre todo cuando proviene de una primera entrega impactante en PC y está que estamos analizando es versión consolas.

Siendo obvio el bajón importante que da la versión consola con respecto a la de compatible y dejándola a un lado, hay que decir que a decir verdad el aspecto general del juego es muy pero que muy bueno, en ciertos momentos se llega a pensar que como a estas alturas un juego multiplataforma llega a estas cotas a la altura de generación en la que estamos, donde las consolas ya son viejos elefantes vaticinando su propia muerte para dar paso a sus sucesoras.

Crysis 3 posee una iluminación digna de mención, donde los niveles soleados filtran la luz entre la vegetación dejando esos hilos entre las hojas. En el cambio del día a la noche se observa algo menos de vistosidad, pero como viene a ser costumbre, los juegos en la noche no lucen tan bien como deberían, aunque a decir verdad el comienzo de este, donde salimos de la cápsula y caminamos por el carguero a plena lluvia y relámpagos se hace bastante espectacular.

Uno de los puntos más oscuros de esta entrega para consolas, al menos en la versión para Xbox 360, es la tasa de imágenes por segundo, no siendo en casi ningún momento estable, cada giro de cámara hace que los que estemos más acostumbrados notemos esas rascadas que hacen daño a la vista, podría dejarse pasar debido a la magnitud del juego y a la cantidad de partículas que mueve en todo momento, sigue siendo un fallo que no llega a deslucir del todo pero molesta, mención especial a la zona de batallas intensas, se nota muchísima menos fluidez en los movimientos.

El texturizado del juego es bastante elevado, siendo texturas muy trabajadas en general, pero sobre todo en zonas cerradas y pasilleras, donde pueden lucirse más al no mover tanto polígono. Mención especial a la cantidad de vegetación en zonas abiertas y mecidas por el viento. Encontrarse en medio de un tiroteo y ver como se te cae un tronco de árbol a dos metros debido a esas balas perdidas sigue siendo curioso, no llega al nivel de destrucción de la primera entrega pero mantiene un tipo.

El modelado de los personajes, tanto aliados como enemigos está a un nivel sobresaliente. Ver a Psycho en primera plana con esa caracterización esta a un nivel muy alto.

La ambientación del juego sigue siendo espectacular, ese clima conseguido en una ciudad al borde de la destrucción, una ciudad abandonada donde apenas quedan resquicios de humanidad dispuesta a combatir.

El apartado sonoro sigue su curso, estando a un nivel sobresaliente, logrando meter al jugador en faena a cada paso. Pisadas, sonidos de balas, tensionar el arco, escuchar la alerta del enemigo o el silbido de sus balas rozando el casco, todas las situaciones que hacen que el jugador se sumerja bastante en armonía con la situación. Ya no solo eso, el doblaje es a lo que nos tiene acostumbrado EA, a la misma vez que las melodías para meternos en cada situación, todo a un nivel excelente.

CULMINANDO LA GENERACIÓN

Dando las ultimas pinceladas, esta generación perdurará por la cantidad de buenos juegos que ha dado. Miramos el último trabajo de Crytek y aún sorprende que una consola de 2005 pueda mover estas barbaridades a 2013. Sin duda un excelente trabajo por parte de la compañía que ha seguido sabiendo sacar el jugo a unas consolas en sus últimos meses de vida y que dejarán a Prophet en muy buen lugar.

Quizás los que empezamos la saga en PC estamos aún dolidos por el favoritismo  a las consolas y con ello su respectiva bajada de opciones, tanto de mecánica como técnicas, pero lo cortés no quita lo valiente y hay que admitir que se le ha dado un giro a la saga con una historia mejor contada y mucho más inmersiva.

LO MEJOR

-Arrasa o escóndete, tú decides

-Gran apartado técnico

-Sistema de mejoras del traje

LO PEOR

-Caídas de FPS

-Sin excesiva dificultad ni en su modo máximo

-Historia previsible

“Nuestra forma de valorar los juegos

Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis: Crysis 3»

Deja una respuesta