Largo ha sido el camino que han tenido la buena y germana gente de King Art hasta llegar a hacer ver a la luz Iron Harvest 1920+ que me traigo hoy entre manos. Y es que en una época donde la estrategia ha vuelto a estar tan de moda con interesantes, potentes y novedosas propuestas, es difícil aportar algo especial al género, y sobre todo sobresalir y darse a conocer.

Y la verdad que viendo el trabajo que han realizado con esta distópica propuesta, he de entender que haya sido un juego que tantos jugadores amantes del género tuvieran puesto en su punto de mira, y es que, pese a su corte clásico en muchos puntos, consigue trasmitir interesantes ideas, ser realmente divertido, y todo bajo un ambiente verdaderamente bien logrado. Así que no dejéis de leer las siguientes líneas ya que si sois amantes de la estrategia os vais a alegrar mucho de la existencia de este Iron Harvest 1920+.

Fecha de lanzamiento: 1 SEPTIEMBRE 2020 (PC- XBOX ONE – PS4) / 26 OCTUBRE 2021 (XBOX SX – PS5)
Desarrolladora: King Art Games
Distribuidora: Deep Silver
Plataformas: PC – XBOX ONE – PS4 – XBOX SX – PS5
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1- 6

NOTA: 8

Aunque no siendo habitual en mí, y menos en un juego del género, me gustaría empezar poniendo un poco en contexto narrativo e “histórico” al propio juego, ya que, si aporta algo especialmente reseñable, entre otros muchos puntos, es el universo que se ha creado. Y es que el juego me ha trasladado a una post I Guerra Mundial donde el mundo ha evolucionado hacía otras tecnologías, y donde nuevas y poderosas potencias, que nada tienen que ver con las que salieron realmente de ellas, han tomado el mando de todo lo que nos rodea, viéndonos envueltos en una constante y nueva guerra que nunca nos hubiésemos imaginado.

Y es que el punto de contexto distópico narrativo que se le ha querido dar al juego creo supone uno de los puntos más interesantes que puede hacer que el jugador se fije en este, ya que se ha conseguido una historia interesante, una narrativa que te lleva de la mano en todo momento para hacer sentir parte de la propia guerra, y entender como un sencillo cambio en la historia podía suponer un cambio tan drástico en la evolución de esta.

Dejando atrás el propio universo y su carismático contexto, y entrando en la parte meramente jugable, os tengo que dejar bien claro que nos encontramos ante un juego de estrategia en tiempo real de corte clásico, con claras reminiscencias de otras franquicias, y en el que podremos diferencias dos partes jugables muy bien delimitadas, y estas no son otras que; su campaña para un jugador, y su modo multijugador.

Pero antes, dejaros claro que os vais a enfrentar a un juego donde tendremos que plantear todo de forma minuciosa, y pensando con tranquilidad en todo momento, que es lo que vamos a hacer en nuestra siguiente acción. Y es que un buen posicionamiento en el campo de batalla, la utilización de grupo de soldados de manera inteligente, o sencillamente un puesto con una buena cobertura, pueden suponer un punto muy potente a nuestro favor a nivel estratégico. Así que jugad con cabeza, aquí no es hacer un grupo enorme de soldado y atacar por la puerta principal de una fortaleza.

Empezando por la campaña para jugar en solitario, la cual nos lleva en primer lugar a elegir entre tres facciones; Saxony, Rusviet y Polania, con tres líneas bastantes diferenciadas, y con unos conceptos estratégicos y de composiciones militares que los hacen particularmente distintos de manejar en el campo de batalla. Más allá de sus características propias, me han supuesto un divertido modo, con momentos muy llamativos, y aunque en muchos momentos el concepto base de cada misión se pueda repetir, se disfruta y te mantiene enganchado hasta que lo terminas, en el buen número de hora que nos va a dar.

Especialmente me ha sorprendido para bien en este modo campaña, el buen comportamiento, la coherencia, y los interesantes movimientos estratégicos que el enemigo consigue realizar. Y es que la verdad que se ha trabajado muy bien en la inteligencia artificial de este, habiéndome encontrado con situaciones más propias de un jugador humano que de una máquina, cosa que se agradece mucho.

Por otro lado, el modo multijugador me ha gustado mucho, no solo por su buen funcionamiento, sino por su variedad de posibilidades, que, sin ser especialmente novedosas y variadas, son muy accesible y bien acabadas, cosa que el jugador medio será lo que busque. Y en la que solo puedo criticar la necesidad de que haya más jugadores para que la búsqueda de partida sea más rápida, y la inclusión de nuevas zonas para poderlas llevar adelante.

En el campo de batalla, como ya os he planteado, las posibilidades son muchas, y no solo por la variedad de unidades de todo tipo, entre las que destaca los muy potentes robots (en muchos momentos demasiado), que sin lugar a duda son el punto de inflexión del juego, y el potencial estratégico máximo de cada facción. A ello hay que unirle que se ha implementado un interesante sistema de cobertura que funciona correctamente, y en el que podremos posicionar nuestras unidades a cubierto para realizar todo tipo de escaramuzas y emboscadas que suponen un punto esencial en muchos momentos, especialmente cuando estamos en desventaja numérica o potencial. Por el resto, gestión de tropas, potenciamiento de ellas, y adquisición de recursos, que terminan por dar un concepto estratégico, que más allá de ciertas nivelados que espero que mediante parches se solucionen, funciona, se siente sólido y bien acabado.

Entrando en la parte meramente técnica, deciros que me ha gustado el intento de haber implementado un diseño artístico que hace al juego particular, original y bonito al verlo en movimiento. Y es que, si es cierto que el juego no es potencialmente un portento técnico, pero si hay que aclarar que se ha puesto mucho esmero en que cada personaje, rincón de escenario e incluso efecto visual sea especial y llamativo, consiguiendo con ello que en ningún momento haya echado en falta algo más de potencial base, ya que fluye por pantalla la mar de bien, y es realmente bello.

La parte sonora tampoco está nada mal, y se implementa perfectamente con la acción tanto a nivel de efectos sonoros, ambientación y banda sonora, creando en general un compendio que nos mete a nivel auditivo perfectamente en un universo bélico tan particular como nos quiere expresar.

En definitiva, y para cerrar este distópico análisis, solo me queda recomendaros sin ninguna duda, y como amante de la estrategia que soy, este Iron Harvest. Y es que es un juego que se ve desde que entramos a él, que se ha puesto mucho esmero y cariño con los recursos que han tenido. Y es que, desde su apartado meramente técnico, pasando por su variado y original universo, hasta llegar a su jugabilidad y conceptos estratégicos, te hace sentir que estas ante un juego sólido, bien acabado, y con unas posibilidades que seguro que os van a tener enganchado a este particular universo durante una buena temporada.

El momento de la Complete Edition

Llega el momento de la edición más completa y de la nueva generación. Con una nueva reedición del juego que con no demasiadas novedades jugables. Si llega bastante carga de contenido y con una más que buena adaptación a estas consolas, como ya hiciera en su día con la anterior generación.

Unas novedades que vienen en primer lugar dada, por la inclusión de una gran cantidad de contenido. Y es que en esta edición se ha incluido todo el contenido descargable que ha llegado al juego base durante estos meses. Siendo especialmente potentes las dos expansiones; Operación Águila y Revolución de Rusviet. Llevándonos la primera, a nuevas misiones junto a un buen número de amigos y enemigos a la causa, y una nueva y potente facción llamada Usonia. Y, por otro lado, la otra expansión nos traslada a un conflicto ruso bajo nuevos mapeados y personajes de lo más interesantes e incluyente en la historia de este distópico mundo. Así que tenemos una buena cantidad de nuevas horas de juego, junto está claro, al las infinitas que nos da el modo online.

Por otro lado, no puedo dejar de hablaros de lo bien adaptado que está el control en consola con el mando. Siendo muy accesible a todas las opciones de interface, y a la propia movilidad y acciones de las unidades. Con un correcto mapeado de botones que nos lleva con facilidad a cualquier apartado. Solo siendo achacable esa velocidad y precisión del cursor que no puede alcanzar a la del ratón, algo que casi no hay ni que mencionar.

Desde el punto de vista técnico pocas o casi ninguna son las mejoras de un juego que ya tenía un apartado artístico muy cuidado, y un potencial gráfico más que notorio. Solo viendo los originales diseños de las nuevas zonas y unidades. Y como las consolas de nueva generación alcanzan el potencial que podemos ver en PC. Y, por otro lado, la parte sonora sigue siendo tan interesante en todos los sentidos. Siendo capaz de meternos muy de lleno en este mundo tan beligerante.

En conclusión. Deciros que esta Complete Edition bien tiene merecido su sobrenombre. Y es que llega llena de nuevo contenido, misiones, y nuevos detalles sobre un mundo que ha tomado un rumbo tan especial. De obligada compra para los amantes de la estrategia bien realizada y cuida. Que ya en su día me pareció excelente en cuanto a todas sus bases jugables, narrativas y técnicas, y que aquí confirma y amplia con esa cantidad de horas de nuevo juego que nos aporta, y que, si eres nuevo en este juego, o quieres regresar a él, os aseguro que os va a dar una grata sorpresa.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Koch Media

Facebooktwitter