Una de monstruos coleccionables

Los metroidvanias es algo que llegaron hace ya un tiempo al mundo indie, y se quedaron arraigados con fuerza a este con unos niveles de calidad realmente notorios. Por eso, cada vez que se anuncia un nuevo juego del tipo todas las alarmas tienden a saltar.

Pero con este Monster Sanctuary ha pasado algo especial. Y es que si a ese tipo de juego, le unimos el concepto de coleccionar monstruos cual japoneses juegos que todo conocemos. Pues está claro que la cabeza nos explota y nos deja con unas ganas locas de tenerlos en nuestro poder.

Y eso es lo que hemos conseguido y disfrutado gracias a la buena gente de Team17 y el estudio Moi Rai Games. Y en estas líneas os doy mis impresiones y valoraciones.

Fecha de lanzamiento 8 DICIEMBRE 2020
Desarrolladora Moi Rai Games
Distribuidora Team 17
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-ONLINE

NOTA: 7’8

Empezando ya a explicar el juego, y habiendo dejado claro en este inicio que nos encontramos ante un metroidvania con todo lo que ello conlleva, es decir, un amplio mapa que podremos ir desbloqueando a medida que tenemos posibilidades de ello con nuestras habilidades y progresiones. Donde un enrevesado diseño, un plataformeo constante, cantidad de lugares que visitar, y como acto en especial en esta situación, la lucha contra monstruos a través de nuestro propio equipo de estos mediante un sistema de combate por turnos muy bien traído.

Y es que el sistema de combate es accesible, fácil de entender, y variado a nivel estratégico. Donde los turnos, las diferentes habilidades y potenciales de nuestros monstruos, y el estudio de los poderes y características de a los que nos enfrentamos, serán esenciales para superar y capturar un nuevo compañero de grupo gracias a un huevecillo que nos dejarán para que criemos tras la derrota de cada ser.

Dentro del combate hay dos puntos que tengo que señalar con más fuerzas. Por un lado, el estudio y análisis importante del poder elemental de cada uno, y el daño que produce y le producen según cada raza o tipo que sea. Y, por otro lado, la importancia que se le da en el juego al sistema de combos y a la acumulación de golpes, dándole mucha importancia a la hora de desatar todo nuestro potencial en el momento justo.

La variedad de criaturas es realmente inmensa, con habilidades, características, y estadísticas muy variadas. Que no solo nos valdrá en el combate, sino que en la parte de exploración siempre las tendremos acompañándonos. Cosa que nos permitirá utilizar las habilidades de estas, cosa que nos abrirá la opción de llegar a zonas que no podíamos con anterioridad, desbloquear nuevos lugares, o conseguir accesos inalcanzables. Tomando por tanto la función de habilidades de nuestro personaje como en cualquier juego de este género.

Género por cierto que viene muy bien acompañado por una parte rolera. En la que nos centramos ante todo en la mejora de potenciales y habilidades de cada uno de nuestros aliados. Haciendo con ello que tengamos ese afán de exploración, de búsqueda de nuevas armas para complementarlos, o de batallar para poder con ello aumentar la experiencia de estos.

El juego me ha durado en torno a treintena de horas, sin demasiadas complicaciones ya que si entendemos bien los conceptos, gestionamos bien a nuestros compañeros, y no vamos a loco, no tendremos especial complicación a la hora de disfrutar de cada momento.

Entrando en la parte de la historia, y el universo que nos rodea. Os tengo que decir que es de esos juegos donde la historia viene mucho más dada por cómo nos comportemos y el camino que tomemos en un mundo que ha pasado de estar en total y absoluta armonía con los monstruos que lo habitaban, pero que un maligno y poderoso ser ha llegado para romper con todo, y ponernos en el camino del aventurero que intentará lograr que todo vuelva a ser lo que era.

Así que olvidaros de un potente guion y una narrativa cuidada. Ya que todo es de lo más conocido y habitual en este tipo de mundo, en los que brillan más sus conceptos y motivaciones, que la historia en sí.

Desde el punto de vista gráfico, me he encontrado con un precio apartado artístico utilizando un muy bien tratado pixe-art, con un bonito y variado diseño de personajes y escenarios, llenos de vida, y de colorido. Que terminan por hacer una experiencia a nuestros ojos muy disfrutable y bien acabada.

La parte sonora destaca especialmente por su interesante y bien tratada sonoridad, con buenos efectos, y un buen trabajo en la parte de la ambientación. La parte música cumple bien, aunque pasa más desapercibida de la cuenta. Por el resto, decir que el juego llega con textos al español, cosa que agradezco.

En definitiva, os tengo que decir que el proyecto de Moi Rai Games, tras un largo desarrollo, ha terminado por aportar una muy divertida aventura, llena de geniales intenciones, con mecánicas originales, y con un potencial jugable que nos puede dar muchas horas.

Una mezcla muy bien llevada bajo esa base de coleccionismo de monstruos que no me esperaba sinceramente que le quedara tan bien a un metroidvania con tintes roleros. Así que acercaros a este Mosnters Sanctuary sin miedo, y empezad a haceros con todos.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Team 17

Facebooktwitter