Roleando a ritmo de los tambores

Bandai Namco ha tenido el detallazo de sacar de tierras niponas una de las franquicias más autóctonas de esa zona para hacernos disfrutar de una experiencia realmente alocada y divertida, que seguramente mucha gente no conocerá, pero que ruego que, si os pasáis por alguna tienda y veis en una estantería una edición especial de un juego musical con unos tambores tiraros de cabeza a por él, ya que es una de las experiencias musicales obligatorias de jugar si sois amantes de esa cultura.

Así que llega la hora de disfrutar de una particular experiencias de esta franquicia musical que nunca salió de Japón, y que, gracias a esta edición, tendremos la posibilidad de disfrutar musical… y roleramente…

Fecha de lanzamiento 3 DICIEMBRE 2020
Desarrolladora DokiDoki Grooveworks
Distribuidora Bandai Namco
Plataformas SWITCH
Versión Analizada SWITCH
Idiomas Voces/Texto INGLÉS – JAPONÉS / INGLÉS
Número de jugadores 1

NOTA: 8

Toca entrar de lleno en el universo tan especial que posee la saga Taiko. Pero en esta ocasión, y pese a que el juego nos da la posibilidad de jugar al modo que todo el mundo conoce, os voy a hablar especialmente de la parte donde el modo historia interviene, que sin dudarlo es la parte llamativa que hace que todo jugadores fan de la franquicia o interesado en ella quiera disfrutar de esta entrega.

Y es que este nos planta en medio de un bonito mapa, con libertad absoluta, donde cumplir misiones, mejorar los personajes y reclutar y destruir monstruos, como conceptos básicos de un juego de rol, que es en lo que se ha convertido en esta ocasión. Y que para intentar meter el concepto musical rítmico hace que como cualquier juego del género termine desencadenando en unos combates como principal fuente de entretenimiento. Unos combates musicales realmente divertidos, donde deberemos conseguir llevar el ritmo, y entender además las posibilidades de ataque y defensas de cada uno de nuestros aliados y enemigo. Y que donde controlar nuestras barras de salud, las posibilidades de cada compañero, y la buena gestión de los diferentes ataques, defensas, y especiales que vienen dados por las propias notas será esencial para llevar adelante unos combates que, no siendo demasiado complejos, nos obligan a estar atentos a cada segundo de ellos. En definitiva, un compendio bailón que te lo hace pasar muy bien, y que por la variedad de enemigos y canciones no se hace para nada repetitivo.

Y es que estamos hablando de que hay más de dos centenares de monstruos y, un total de más de cien canciones de todos los tipos y ritmos. Y en las que no puedo dejar de destacar un sistema de disfraces que bonifican a nuestros aliados en el combate, y que le da un toque estratégico bastante particular. Cosa que se le une a el planteamiento estratégico en cuanto a posicionamiento y elección de grupo en cada batalla, ya que se ha dado mucha importancia a la colocación sobre el campo de batalla y a los diferentes potenciales.

Uno de los puntos más curiosos dentro de los juegos es que posee partes narrativas que le da sentido a ese concepto rolero, metiéndonos de lleno en el papel de Katsu y Don, en dos misteriosas y divertidas aventuras, en las que se nos lleva por un lado a la búsqueda de unas curiosas piezas, tras la que se esconde un grupo de villanos que nos harán musicalmente la vida imposible. Y una segunda entrega donde la destrucción del mundo conocido por unos dragones, y la aparición de una chica junto a un mono marcan el ritmo musical del guion.

En general dos historias sencillas y divertidas que nos dan a conocer un gran número de personajes, y un universo muy especial creado para la ocasión, que os aseguro que os va a hacer reír mucho gracias a los alocados diálogos. Eso sí… el inglés es un lastre que a mucha gente puede echar para atrás.

La parte técnica es bastante particular. Con un diseño artístico muy bonito y divertido. Donde los geniales personajes se mezclan con coloridos escenarios tridimensionales que le dan ese toque chivi que posee todo el juego.

La parte sonora, cómo es de esperar, es uno de los puntos más fuertes del juego por su calidad y variedad. Siendo acompañada por unos buenos y divertidos efectos sonoros, y en general una sonoridad que te mete de lleno en un mundo de lo más especial.

En definitiva, y para cerrar con este movidito análisis. Os tengo que decir, que hayan traído estas ediciones de la franquicia Taiko a nuestras tierras es todo un regalo para nuestros corazones jugones amantes de la cultura nipona, cosa que se agradece mucho a Bandai Namco.

Pero, además hay que dar la enhorabuena por el genial trabajo de adaptación, terminación e implementación de estas dos entregas roleras, no tan solo a ese género, si no a la propia consola de Nintendo que le viene como anillo al dedo, consiguiendo hacer una de las experiencias musicales más divertidas, originales y especiales que os aseguro vais a vivir, y que os recomiendo con mucho amor a ritmo de tambores.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Bandai Namco

Facebooktwitter