El retorno del puzle de puzles

La fusión más épica de grandes puzles de los últimos años regresa con una segunda entrega de la mano de SEGA. No solo para demostrar quienes son los reyes en eso de alinear piezas y borrarlas de la pantalla, sino para volver a demostrar como casan entre ellos, y el tipo de droga tan dura que son cuando entramos a formar parte de su universo.

Una segunda entrega que hará las delicias tanto de los amantes de Tetris como de Puyo Puyo, y que además traerá a nuevos jugadores por su accesibilidad, su buen trabajo introductorio, y en general, por el acabado tan llamativo y atractivo que posee. Así que amantes de los puzles no le quitéis los ojos de encima porque la fusión de los más grandes ya está aquí de nuevo.

Fecha de lanzamiento 8 DICIEMBRE 2020
Desarrolladora SEGA
Distribuidora SEGA
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH – PS5 – XBOX SX
Versión Analizada PS4 – PS5
Idiomas Voces/Texto INGLÉS-JAPONÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-4

NOTA: 8’5

Entrando ya en el análisis, y casi de manera automática, cosa que a día de hoy parece casi alocado que haya alguien en el mundo que no conozca el funcionamiento del almeno Tetris, os voy a pasar a contar los parecidos, pero para nada iguales, conceptos jugables de ambos mundos por si no los tenéis claro.

Por un la Puyo Puyo, en el que tendremos que unir como mínimo cuatro gotitas del mismo color, dando igual la dirección de estas mientras estén unidas. Y todas en un panel en el que irán cayendo, y en el que intentaremos eliminarlas antes de que lleguen a la parte superior.

En otro lugar está Tetris, del cual creo que poco hay que decir. Colocar piezas con una estructura fija, y que podremos rotar, para así hacer líneas que se borrarán del panel y con ello conseguir puntos y líneas antes de que lleguen arriba de este.

Dos juegos, que como ya os he dicho, son muy similares en concepto, pero que una vez entrado en profundidad en cada uno de sus mundos nada tienen que ver más allá de que son piezas o gotas y se borran uniéndolas. Pese a todo ello, SEGA ha conseguido unirlos, darle sentido, y conseguir con esto una mezcla explosiva que hace que las dos franquicias encajen, nos permitan disfrutarlas en combinación, y definitiva, traigan estos dos mundos y sus divertidas posibilidades a varios modos de juegos que nos van a hacer quedar totalmente enganchados durante días y días por su exquisita terminación.

Con el juego ya en pantalla, lo primero que destaca en el gran numero de modos de juegos que posee. Y que nos van a llevar desde un modo historia para un jugador bastante divertido y bien llevado, con una historia, un universo y unos retos que te lo hacen pasar genial en solitario. Y, por otro lado, también he ido a parar a modos que pasan por batallas versus, aleatorias, resistencia, que está claro que se disfruta especialmente cuando entramos en el modo multijugador.

Por cierto, tengo que reseñar especialmente, como novedad, el nuevo modo batalla de dotes. Un nuevo modo de juego donde un toque de cartas roleras se unen a enfrentamientos que nos llevará no solo mejorar a nuestro personaje, sino a tomar decisiones estratégicas según lo que se nos plantea. Destacando en ello, la posibilidad de escoger diferentes personajes, y esa curiosa posibilidad de ir recolectando las cartas que utilizaremos en cada una de las batallas.

En definitiva, un juego que sinceramente me ha parecido toda una locura en cuanto a la cantidad de buenos ratos que puede dar, la cantidad de horas que consigue absorber y, sobre todo, la cantidad de contenido que ha sido capaz de implementar para hacer disfrutar de estos dos maravillosos puzles.

En cuanto a la dificultad del juego, lo primero que os recomiendo es que paséis por su buen tutorial. Y que posteriormente vayáis con paciencia vagando y perfeccionando vuestra forma de jugar, hasta que entendáis e implementéis todos esos entresijos que hacen dar el salto de calidad en cuanto a nuestras puntuaciones, y que sinceramente es mucho más complejo de lo que nadie supone si eres nuevo en este mundo.

Desde el punto de vista técnico, la evolución ha sido poca respecto a la edición anterior. Y es que ciertamente es difícil evolucionar dentro de un juego de puzles, que además viene de una primera entrega que no hace tanto tiempo que salió al mercado. Pese a ello, hay que recalcar que el juego es realmente bonito, tiene un diseño visual colorido y muy animado, y consigue dejar claro tanto las partes de la interface como los propios tableros de juegos de cada uno de los dos mundos.

Por otro lado, la parte sonora es igual de divertida y agradable de disfrutar. Consiguiendo animar cada partida con una música realmente loca, una cantidad de efectos de toda clase y tipos, y en general, una ambientación bastante festiva. Por cierto, el juego llega con texto al español a diferencia de la primera entrega, cosa que se agradece, ya que hay cierta cantidad de textos, aunque parezca mentira dentro del tipo de juego que es, pero ya os he hablado de ello.

Termino este análisis diciendo que es técnicamente imposible que salga algo mal si mezclamos estas dos obras maestras de los puzles. Y es que encajan a la perfección, funcionan perfecto, y consiguen trasmitir su potencial de mil y una maneras posibles para dar diversión a rabiar durante horas y horas, y a toda clase de jugadores. Eso sí, he de reconoceros que si contáis con la primera entrega puede que no veáis una motivación muy grande a la hora de haceros con esta segunda parte, ya que los aportes pueden ser en contenido, pero no en la parte jugable, por lo que quiero que esto os quede claro para que no os llevéis una decepción con ello, ya que esta obra no se lo merece.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Koch Media

Facebooktwitter