Creando una colonia de fantasia

En el universo indie siguen dándole bastante fuerte al tema de la supervivencia, la recolección, y la gestión de recursos. Y hoy os traigo uno de esos proyectos que han tenido un amplio recorrido de accesos anticipados hasta llegar al día de su lanzamiento.

En este caso, os voy a hablar del producto desarrollado por el estudio Dionic. Y que lleva como nombre Founder’s Fortune. Un producto que me ha parecido notorio, interesante, y digno de recomendar a todos los seguidores de un género, que pese a estar bastante saturado, continúa gustándose y gustando a todo el que se enfrenta a él por los buenos productos que aparecen en el mercado. Y este no lo podía dejar pasar.

Fecha de lanzamiento 18 DICIEMBRE 2020
Desarrolladora Dionic
Distribuidora Dionic
Plataformas PC
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 8

Como ya os estáis haciendo a la idea. Este Founders’ Fortune no propone la experiencia jugable de unos colonos que va a parar a una zona inexplorada en un mundo con claros tintes fantásticos. En la que tendremos que sobrevivir a toda clase de factores, partiendo desde cero. Y utilizando todos los recursos que nos rodea para poder resguardarnos, comer, defendernos o sencillamente conseguir que nuestra comunidad crezca. Y todo gestionado de una forma bastante inteligente, llena de detalles, y con un sinfín de posibilidades que hacen de este una más que grata y profunda sorpresa.

Lo primero que os tengo que hablar es del concepto de exploración y expansión que nos propone. Y es que se nos planta en medio de una zona con una buena dosis de recursos y peligros. Que tendremos que saber gestionar, evolucionar, y producir. Y que goza de una variedad muy destaca, que nos permite crear una muy interesante variedad de posibilidades para tomar el mejor camino hacia la supervivencia y expansión de una comunidad que intentaremos que prospere con la llegada de nuevas personas, con variadas cualidades.

Y es que el juego propone una importante visión del trato individual de cada colono. De su especialización en diferentes campos. Y en la necesidad de tenerlos contentos. Y todo bajo un manejo que en los primeros compases será necesario tirar de tutorial. Pero que, gracias a su buen trabajo de interface, podremos agarrarnos rápidamente a sus ideales. Eso sí, tendremos que tener algo de paciencia con los colonos porque su inteligencia nos la puede jugar de vez en cuando. Siendo este uno de los puntos más oscuros de todo el juego.  

Ya con nuestros colonos en activo. Deciros que el juego se basa mucho en los conceptos casi psicológicos de expectativas y deseos. Y es que veremos en todo momento como nuestros amigos tendrán una serie de requerimientos activos. Algunos a largo plazo, y otros diarios. Y es que más allá de que descansen o coman, tendrán deseos de objetos o lugares donde realizar diferentes acciones y con ello tener una mejor vida. Unos conceptos que pueden chocar al principio, pero que a la larga es uno de los puntos más interesantes del todo el juego. Y un punto que claramente nos guía en la aventura.

Y es que la importancia que se le ha puesto a tratar que el bienestar de estos sea el mejor es muy curiosa. Incluso llegando a niveles de poder lesionarse, ponerse enfermos e incluso tener problemas depresivos.

Por lo que se refiere al sistema de construcción de edificios y zonas, deciros que es realmente variado. Y no demasiado complejo. Dándonos una cantidad de posibilidades de cultivo, objetos, muebles, y manufactura de materiales, de lo más amplio y variado que he podido ver en un juego de este género. Siendo una experiencia realmente creativa y variada.

Uno de los puntos que puede influir mucho en nuestras condiciones físicas y mentales puede ser el clima. Y es que momentos como la llegada del invierno o los diferentes cambios de estación. Influirán directamente en nuestra gestión de recursos y en nuestra productividad. Teniendo que ser un factor que tendremos que tener previsto ya que nos puede jugar muy malas pasadas.

Dejando un poco atrás el tema físico, mental y climático. Os tengo que entrar a hablar del comercio. Un apartado con mucha importancia a la hora de conseguir alimentos, utensilios o materiales que no tengamos capacidad productiva. O vender nuestros propios productos, y así aumentando nuestras arcas de monedas. Y con ello tener una economía potente que haga más felices a nuestros amigos colonos.

Tampoco se ha dejado atrás las posibilidades beligerantes del juego. Y es que este nos plantea cierta hostilidad con el entorno que nos rodea. Encontrándonos con una raza de goblins que de vez en cuando nos van a atacar. Y aquí es donde llega el momento de equipar a nuestros colonos, y de montar ciertas estructuras defensivas que nos ayuden a la hora de expulsar a estos enemigos de nuestra preciosa colonia. Un combate realmente sencillo y básico. Con enemigos que actúan de forma mecánica. Pero que nos obliga a tratar otra parte de la supervivencia y la gestión.

Detrás de toda esta malgama de recolecciones y construcciones. No podía faltar un amplio sistema investigación de nuevos avances, mejoras para nuestros hogares o diferentes equipos. Por lo que nos tocará hacer que ciertos colonos pasen cierto tiempo estudiando estas mejoras. Ya que en este juego esto no se hace solo, aquí es obligatorio tener a uno de nuestros personajes trabajando en ello en la respectiva zona de estudio. Sin dudarlo, uno de los puntos más interesantes del juego por su amplitud y variedad de posibilidades.

A nivel grafico es un juego bien tratado. Y pese a que no es espectacular en cuanto a sus diseños. Hay que decir que se ha cuidado que todo encaje y tenga una coherencia artística que le queda realmente bien a la experiencia. Destacando lo detallado de los objetos y los personajes, y un buen trabajo de animaciones e iluminación.

La parte sonora cumple bastante bien. Con una correcta sonoridad en cuanto a ambientación. Que consiguen meternos dentro de la zona que visitemos. Y que se agradece ya que siendo uno de esos juegos que pasaremos muchas horas no se hace cansina. Por cierto… otra cosa que se agradece son los textos en español, que vienen genial para tantos conceptos.

En definitiva, os tengo que decir que Founders’ Fortune es una más que grata experiencia dentro del género. Alcanzando unos niveles de profundidad y variedad de situaciones, que muchas veces da la sensación de estar muy vivo.

Os va a dar muchas horas, mucho contenido, y una inmersión realmente destacable a un universo y un concepto, que no para de sorprender y agradar por todo lo bueno que hace, y lo bien pulidas que están todas sus mecánicas.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Dionic

Facebooktwitter