Siempre gusta ser un topo cartero

El estudio independiente Talpa Games. Nos ha traído una de esas experiencias que se agradecen de vez en cuando. Un juego muy agradable, sencillo y divertido, que lleva como nombre Mail Mole.

Un juego de corte clásico. Sin demasiada innovación. Pero lleno de esa magia que los videojuegos nos aportaban en otras épocas. Donde mecánicas sencillas, mucha diversión, y un personaje con cualidades bastante particulares recorriendo coloridos escenarios con una carta a entregar en su mochila. Diversión en estado puro.

Fecha de lanzamiento 5 MARZO 2021
Desarrolladora Talpa Games
Distribuidora Undercoders
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 7

Así que toca empezar a hablar de lo que nos espera en esta divertida aventura, en la que las plataformas, la habilidad y algunos momentos de frenetismos se mezclan para dar una muy atractiva y adictiva experiencia. Que, sin pedirte demasiado, y con esas pinceladas de juego clásico y con mecánicas muy claras, ha sido capaz de mantenerme enganchado durante el poquito tiempo que dura la aventura. Y es que, creo que en su simpleza está su poder.

Y es que se nos mete en el papel de el buen amigo topo. En el que la posibilidad de ir bajo tierra, salir de ella mediante impulsos, y aumentar nuestra velocidad. No pone en la tesitura de llegar de un punto A a un punto B para meter una carta en un buzón. En un camino lleno de plataformas, alocados escenarios y zanahorias.

Y todo bajo una treintena de fases bajo un diseño de escenarios variado y muy divertido. Y aunque si los queremos pasar a toda velocidad se pueden reducir a pocos minutos. También nos podremos entretener en encontrar todas las zanahorias y las remolachas que haya escondida por estos. Y que como ya os imagináis nos van a servir para poder comprar diferentes personalizaciones de nuestro buen amigo topo; como gorros, mochilas y gafas

Y en las que destacan ciertas fases de velocidad específicamente. Y una serie de medallas con que se nos otorgan en el caso de superar las comunes en diferentes márgenes de tiempos. Por lo que incita a hacerlas dos veces como mínimo. Una para recolectar y ver todos sus secretos, y otra para romper el cronómetro.

Un punto que me ha parecido que podría estar algo más pulido es el control. Y en especial el sistema de salto. Y es que, pese a que el topo se mueve bastante bien, con mucha soltura y con gran agilidad. El saltar enturbia e incluso desespera en ciertos momentos. Ya que no termina de reaccionar todo lo rápido que realizamos la pulsación. Y entendemos que va a depender del tiempo que lo dejemos presionado para alcanzar algo más de altura, pero en situaciones de cierta velocidad se nos hace lento y cuesta acostumbrarse a su

La historia es un punto igual de sencillo y disparatado que el resto del juego. Un universo sin demasiadas pretensiones narrativas. Pero que nos da ese toque de humor y de locos diálogos entre animales que nos sacan una sonrisa. Y en la que tomamos el papel de un cartero topo llamado Molty, y su afán por agradar a sus vecinos y solucionar sus problemas.

Por cierto, el juego lo puedes superar en poco más de una hora si lo recorres a buen ritmo. Alargándose un poco más si queremos ser completista. No siendo especialmente difícil. Ya que volveremos a reaparecer una y otra vez en el punto de control mientras tengamos zanahorias en nuestra mochila.

Desde el punto de vista gráfico es un juego realmente resulto y divertido. Con un diseño simple pero simpático tanto de los personajes como de los escenarios. Donde un bonito colorido muy caricaturesco da mucha más vistosidad a la experiencia.

La parte sonora tampoco está nada mal. Con melodías agradables y dicharacheras. Que le dan ese toque de felicidad con ciertos momentos algo más tensos. Y que se complementa muy bien con un número de correctos efectos sonoros.

Por cierto, el juego llega con textos en español. Cosa que agracemos como suele ser norma.

En conclusión, os tengo que decir que Mail Mole me ha parecido una desenfada apuesta por hacernos disfrutar sin quebraderos de cabeza. Cosa que en los tiempos que corren se agradece mucho.

Un juego cortito, aunque muy adictivo y rejugable. Agradable visual y sonoramente. Y realmente divertido en todos sus conceptos jugables. Y además eres un topo cartero, ¿qué más se puede pedir?

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Talpa Games

Facebooktwitter