El regreso de nuestro sufrido caballero

Uno de los grandes clásicos de Capcom ha regresado de la mejor manera posible a los tiempos actuales, pero sin perder nada de esa esencia que lo hizo mágico y especial hace ya un tercio de siglo en las maquinas recreativas de aquellas épocas.

Una divertida y compleja aventura que me hizo perder muchas monedas de cinco duros en esas recreativas, y parte de mi paciencia. Y que, tras un buen número de entregas y revisiones, llega en su versión Resurrection. Sin dudarlo una de las mejor terminadas, y donde mejor se nota el amor que hay por una de las franquicias más importante de la historia del videojuego. Y que Capcom no quiero nunca olvidar por lo que supuso para ellos.

Fecha de lanzamiento 1 JULIO 2021
Desarrolladora Capcom
Distribuidora Capcom
Plataformas PC – Xbox One – Ps4 – Switch
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-2

NOTA: 9

Hay que empezar dejando muy claro que esta vez Capcom no se ha dedicado a hacer una mera y sencilla reedición o remasterización. Aquí nos encontramos directamente con un juego rehecho desde cero, pero con esas bases plataformeras bidimensionales que lo hizo adictivo a más no poder. Y donde no dejaremos de controlar a nuestro buen amigo Sir Arthur en busca de su querida princesa, en un mundo lleno de trampas y enemigo que nos van a volver a hacer la vida imposible. Que se ha conseguido dar ese toque añejo y de esencia de los años ochenta, pero adaptando perfectamente todas las mecánicas a los potenciales jugables de hoy en día.

Y es que es toda una maravilla ponerse a los mandos de nuestro caballero y, sentir como se ha conseguido crear una experiencia muy compacta y asequible de entender para cualquier tipo jugador. Pese a que luego entraremos en la parte de la dificultad, la cual necesita un punto especial para ella. Habiendose conseguido pulir, dar un sentido más actual, y ser capaz de hacer realmente adictiva un juego que ya lo era, lo ha seguido siendo, y con este Resurrection llega a unos niveles sobresaliente.

Dentro de todo esto hay que destacar dos puntos especialmente sobresalientes dentro de la jugabilidad. Por un lado, el maravilloso diseño de los escenarios que toman como base los clásicos, pero que le dan un giro de tuerca y un rediseño que hace que se disfruten, se exploren y se sufran como nunca. Además, dentro de ellos se ha medido perfectamente el tempo de las situaciones que nos encontramos, muchas de ellas una autentica gozada dentro del mundo de los arcades plataformeros. Y donde los enemigos con los que nos topamos y, las diferentes y variadas experiencias que nos aportan será otro punto de inflexión. Cosa a lo que ayuda y motiva las posibilidades de mejora y variados desbloqueables que potencian cualidades de nuestro personaje. Rayando todo casi la perfección arcade.

Y por otro lado tampoco puedo dejar de destacar el genial pulido que se ha plasmado en el control y perfeccionamiento de cada uno de los movimientos y acciones de Sir Arthur. Cosa que hace sentir el control absoluto sobre él. Y ver con ello que las muertes vendrán porque no somo tan buenos jugando, no por propios defectos del juego.

Tengo que entrar ya a estas alturas del análisis en uno de los puntos buenos para el juego, pero malo para nuestros nervios, y esto no es otro que el durísimo nivel de dificultad que tiene. Que, si no fuera porque nos da a elegir entre cuatro, más de un jugador tiraría el mando contra la pantalla. Eso sí, el juego no es injusto. Y conseguimos aprender casi de cada muerte, pero muy poco a poco y con demasiado sufrimiento. Así que quedáis más que advertidos… y más si lo queréis jugar a niveles de leyenda donde ya es un sin sentido. Un juego que nos puede dar una cantidad de horas bastante altas. Y más cuando es tan divertido, tan rejugable, y tan lleno de posibilidades, tanto solo como acompañado. Y donde se agradece, además, un número increíble de retos y coleccionables.

Visualmente es un juego realmente bonito en todos los sentidos. Y es que más allá del carisma abrumador que posee su protagonista y, cada uno de los enemigos que aparecen por la pantalla. Hay que unirle unos escenarios con un diseño artístico de lo mejor que he visto en un juego bidimensional en mucho tiempo. Además, todo fluye por la pantalla de una forma exquisita, entre cantidad de efectos que le dan ese toque tétrico a la vez de épico que siempre ha tenido esta franquicia.

La parte sonora tampoco se queda atrás. Con un muy buen trabajo de ambientación y efectos sonoros. Y donde la banda sonora con temas remasterizados son una autentica maravilla que nos llena de emoción y amor por un apartado sonoro delicioso.

En conclusión, os tengo que decir que esta resurrección es una autentica joya para los amantes no solo de la franquicia de Capcom, sino que además para todos aquellos que quieran disfrutar de una de las experiencias arcades más carismáticas y especiales de la historia de los videojuegos.

Y es que Capcom ha sabido traer de la mejor manera posible una de sus franquicias más amadas. Con unas mecánicas realmente divertidas. Un universo que mueve nuestro corazón retro. Y todo ello acompañado de unos acabados técnico que es puro amor para nuestros ojos y oídos.

Así que, si sois fans o no del amigo Sir Arthur, hay que reconocer que su regreso es una más que grata y agradecida sorpresas que vais a disfrutar y sufrir con toda seguridad en mucho tiempo. Y donde vuelve a reivindicar la jugabilidad por encima de toda compleja mecánica.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Koch Media

Facebooktwitter