Un complejo dilema moral steampunk

Jamás esperé que tuviera que empezar el análisis del nuevo proyecto de CD Projekt Red de este modo. Y es que me encuentro ante uno de los análisis más difíciles que he tenido que hacer en los más de diez años que lleva esta web viva.

Y es que tratar este Cyberpunk 2077 es un compendio de situaciones maravillosas con otras lamentables. Siendo casi imposible dar una valoración con la que yo mismo quede satisfecho, e incluso todo el que lo lean lo estén

Un proyecto que ha estado siete años en desarrollo, que ha sufrido de retrasos, y que ha terminado quedando anticuado por su ambición para algunas de las plataformas que fue planteado. Y por lo que una cancelación para ellas, un mayor trabajo y, ante todo, un poco más de claridad con lo que nos íbamos a encontrar hubiese sido más sano para la saludo metal tanto de ellos como de nosotros.

Fecha de lanzamiento 9 DICIEMBRE 2020
Desarrolladora CD Projekt Red
Distribuidora Bandai Namco
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – PS5 – XBOX SX
Versión Analizada PC – PS4 – PS5
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA PC: 9’2

NOTA XBOX ONE – PS4: 5

NOTA XBOX SX – PS5 (SIN ACTUALIZACIÓN): 8

Un análisis que he tomado la decisión de tratarlo a nivel jugable y narrativo de forma general. Y una parte técnica de forma individual. Ya que justamente en este punto es donde hay la gran disparidad que puede hacer pasar la valoración de obra maestra a autentico desatino. Y con ello esas tres valoraciones que como veis he tenido que dar. Así que no le doy más vueltas, y me voy directo a ello.

Quiero empezar este análisis por una de las cosas buenas que tiene este juego. Y esto no es otra cosa que su mundo, su narrativa y el concepto general que lo ambienta, lo llena de vida, y lo hace tan creíble que puede llegar a dar miedo.

Lo primero que impresiona de este Cyberpunk es sin dudarlo el universo que se ha planteado. Y ese curioso futuro que le espera a la Tierra en el 2077, y para ser más exacto en la corrompida, oscura y confusa población de Night City. Que nos lleva a una aventura donde tomamos el papel de V, un tipo bastante duro que se gana la vida a base de venderse al mejor postor, en una ciudad llena de peligros de todo tipo.

Una historia con un potencial, una evolución, y una variedad de situaciones que puede hacer de la aventura una experiencia totalmente distinta en cada jugador, pese a que se centra en una inquietante y dura historia principal. Y que nos va a llevar a los lugares, situaciones y momentos más memorables que hemos visto narrativamente en un juego del tipo en mucho tiempo. Y que se acompaña con un universo donde la libertad narrativa, los momentos especiales, y una calidad en su guion donde hasta la más sencilla de las secundarias me ha sorprendido es digno de alabar.

Y es que el juego es capaz de representar con una calidad, una sensatez y un detallismo una ciudad, una sociedad, y una idiosincrasia, que seguramente marque un antes y un después en este tipo de juegos.

Night City es una ciudad que como ya os digo nos plantea un número increíble de posibilidades, de misiones, de encargos, y de minijuegos. Donde el pulido, la calidad, y el buen hacer con cada uno de ellos supone casi una excusa para perdernos por la ciudad y disfrutarla.

Y la verdad que da gusto perderse por ella. Y es que está llena de vida, lugares que visitar, sitios donde pasar el rato, y lugares de lo más recóndito que puede que no descubras jamás. Además, para ello se ha creado un sistema de conducción que funciona realmente bien. Y que nos da una libertad absoluta de movimiento.

Ya entrando en nuestro propio personaje. Lo primero que destaco, es el buen editor que posee el juego. Con una variedad de opciones tanto a nivel estéticas como estadísticas, que nos permiten desde el primer momento dejar muy marcado que tipo de persona queremos ser, y que por cuales características queremos ser diferentes.

Unas capacidades que, como buen juego rolero, podremos ir evolucionando a medida que avanzamos la partida, realizamos actividades, y cumplimos misiones. Y que nos darán un amplio abanico de posibilidades físicas y mentales de nuestro protagonista. Con el siempre buen acompañamiento de un árbol de habilidades bastante extenso, que vendrá dado por la elección inicial de nuestro origen, y los caminos que queramos tomar en cada una de nuestras actitudes y decisiones. Y donde un sistema de reputación va ampliar todo esto mucho más a base de misiones, situaciones y, mejoras que nos hagan la vida más sencilla y viable dentro de esta inmensa cantidad de cosas por hacer.

Pero está claro, que pese a las posibilidades narrativas. Y la variedad de opciones por donde encaminarnos en nuestra forma de actuar. La acción aparecerá para darnos momentos muy intensos. Donde todo tipo de armas, a distancia y cuerpo a cuerpo, se mezcla para terminar haciendo auténticos baños de sangre. Eso sí, pese a que por lo general funcionan bastante bien, especialmente la parte de disparos, quizás no sea lo más satisfactorio del juego a nivel de juego de acción, siendo muy estándar, y aportando poco a ese tipo de géneros. Eso sí, el control tanto con mando como con teclado y ratón es bastante correcto y preciso, cosa que ayuda en este punto, y la gran cantidad de situaciones que os he comentado con variadas mecánicas.

Y claro, la acción no podía venir dada sino de la variedad de armas que ya os he comentado. Algunas verdaderamente originales y destructivas. Pero a ello hay que unirle nuestro ropaje. Y unas posibilidades de implementar modificaciones en ambas series de objetos, que aumentan con ello el margen de adaptación de a nuestra forma de actuar de mayor manera. Y en donde tengo que destacar el tema de unos implantes cibernéticos, que consiguen modificar cantidad de parámetros de nuestro personaje, y que merece la pena invertir en ellos algo de tiempo y dinero.

Todo muy tecnológico y modificable. Y que termina llevándote de la mano al maravilloso mundo del hackeo. Unas posibilidades inmensas que nos permiten alterar el funcionamiento de locales, sistemas, e incluso implantes. Y que terminan por darnos ventajas muy interesantes a nivel estratégico, de combate, e incluso de acceso a zonas y sistemas informático de todo tipo.

Por último, dentro del apartado jugable. No podía faltar las siempre interesantes, y en este caso muy bien realizadas, posibilidades de sigilo. Teniendo por lo general posibilidades y formas de actuar por parte de la IA bastante coherente. Una IA que la verdad en general me ha sorprendido para bien. Y me ha dejado muy buenas situaciones a la hora de tener que plantear y replantear como superar una situación o zona. Y aunque no es un juego difícil, tampoco se puede ir a loco, ya que nos puede costar caro.

Por lo que se refiere a la interface. Hay que decir que este es bastante claro y accesible. Notándose claramente que ha sido desarrollado para PC, pero que se adapta perfectamente al mando de la consola.

Por lo que respecta a la duración del juego, es algo casi imposible de calcular. Y es que podemos tomar tantos caminos, pararnos tantos, y disfrutar tanto de cada rincón de la ciudad, de sus gentes, y sus situaciones y momentos, que no puede haber un claro estándar. Pese a ello, si queréis un cálculo aproximado, deciros que una treintena de hora puede que esté completado si vamos muy directos a la historia. Pudiendo varias hasta un centenar si nos metemos mucho más de lleno.

Y llega el momento de lo más complejo. Lo más duro. Y lo que está haciendo tomar decisiones totalmente absurdas tanto a la compañía como a las diferentes plataformas y tiendas que han vendido el juego. La parte técnica.

Y es que el juego hay que empezar diciendo que no es un ejemplo de optimización y de testeo ante posibles errores. Pero si es cierto que la cosa difiere mucho dependiendo donde lo vayamos a jugar, dejando clara tres opciones y mis tres opiniones.

Por un lado, está la versión PC que, aunque necesita un muy buen PC para sacar un apartado gráfico muy bueno. Especialmente siendo destacable en los escenarios, ambientación, efectos de luces, oclusión, y en general, la vida que se le ha dado el universo. No siendo tan fino en cuanto a modelado de personajes, que si en diseño, y en animaciones. Pero que como un gran todo, es una verdadera delicia verlo en movimiento si vuestro PC puede con él. Y pese que posee algunos bugs, no han sido ni tan numerosos ni tan duros como en otras versiones. Así que sin dudarlo la plataforma ideal para su disfrute.

Por otro lado, está la nueva generación. Es decir, Xbox Series X y PlayStation 5. Que, aunque se dedica a emular la versión de generación anterior, ya que su versión o la actualización a ellas, no saldrá hasta dentro de unos meses. Este funciona muy bien, pese a que se ve viejo y no demasiado agradecido para unas consolas de tanta potencia. Eso sí, posee un buen rendimiento, y los errores no son demasiados y menores.

Y para el final he dejado las versiones de Xbox One y PlayStation 4. Que por cuota de mercado pueden ser tremendamente vendidas. Y que sinceramente no recomiendo. Y con ello no quiero decir que no sean jugables, y la esencia del juego no la tenga. Pero es que a nivel de potencia no pueden con el juego, y he sufrido, y se han reportado tanta cantidad de errores que puede ser auténticamente un calvario. Aunque también os digo, tampoco nada que impida jugar el juego.

Se que es duro, y me es difícil hablar de un juego de tales formas, modales, y maneras. Pero no me gusta que le falten el respeto a un consumidor que ha puesto su empeño, dinero e ilusión en un proyecto que los ha tratado casi con desprecio porque todo esto se sabían antes de sacarlo al mercado.

Pasando esta parte, y de relajándome un poco tras haber echado el mismo infierno por la boca mientras jugaba, aunque tengo que reconocer que hasta me he reído. Toca entrar en otro de esos apartados con los que me quito el sombrero. Y es que me refiero a la parte sonora.

Un apartado donde destaco una impresionante música. Que puede ser de lo mejor en calidad, cantidad e implementación que me he plantado en mis oídos desde hace mucho tiempo. Con un trabajo de elección de temas totalmente impresionante.

Por otro lado. La ambientación y los efectos sonoros son realmente buenos. Con un trabajazo en cuanto a sonido ambiente, y un no menos sobresaliente esfuerzo en crear e implementar unos potentes efectos de sonidos.

Lo último es deciros que el juego llega con voces en español. Con uno de los mejores doblajes y actuaciones que he escuchado en la historia de los videojuegos. Y que valoro mucho que hayan tenido ese detalle con la gente de habla castellana.

En definitiva, y tras este gran tocho de texto que os he soltado. Os tengo que decir que Cyberpunk 2077 es uno de los momentos que marcarán no solo el 2020 (entre muchas otras cosas… vaya año), sino que seguramente parte de la historia de los videojuegos curiosamente para muy bien y para muy mal.

Un juego a nivel jugable excelente. Lleno de posibilidades, de situaciones, de buenas y trabajadas mecánicas. Y que es acompañado por una narrativa impresionante, un universo increíble, y una ambientación que pone los pelos de punta.

Pero que por desgracia se ve tan maltratado por los bugs, los errores, y la falta de respeto hacia el jugador, especialmente en las versiones de PlayStation 4 y Xbox One, que me hace sentir muy mal con un estudio que tenía en los altares. Y que ha conseguido con todos esto hacerlo bajar a los infiernos de esos estudios que queden marcados por el resto de su existencia por algo que a ningún equipo de desarrollo le hubiese gustado, y la verdad que me da mucha pena.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Bandai Namco

Facebooktwitter