Una de guerreros contra dioses

Interesante propuesta con tintes roleros, y un pequeño batiburrillo de conceptos de otros géneros muy mazmorreros es lo que nos presenta la gente de Clever Beans junto al sello editor de Deep Silver, con el nombre de Gods Will Fall.

Un juego que sorprende mucho por la variedad de posibilidades, por su afán de retarnos bastante. Y consigue ser de estas experiencias donde la paciencia y la mejora constante en el entendimiento de las mecánicas del juego nos hacen avanzar en un duro mundo que, sin ser perfecto, hará levantar el interés de jugadores de muchos géneros épicos aventureros.

Fecha de lanzamiento 29 ENERO 2021
Desarrolladora Clever Beans
Distribuidora Deep Silver
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 7

Y es que, entrando ya en los conceptos principales del juego, y tras entender un poco la historia que luego os hablaré. Se nos plantea entrar en una serie de mazmorras con un solo guerrero de los ocho posibles con características diferenciadoras. Mazmorras gobernadas por uno de los diez dioses que nos la están jugando, y que deberemos aniquilar. Cosa que, si no sucede, hará que nuestro guerrero quede allí atrapado para siempre, a excepción de que otro guerrero la complete. Teniendo por tanto solo esas ocho posibilidades.

Por lo tanto, el juego nos lleva, por un lado; a la búsqueda, exploración y planteamiento de estratégico a la hora de encontrar cada una de estos lugares. En una parte con cierta libertad, mucho más tranquila, y en la que conoceremos a nuestros héroes y cada una de sus características que posteriormente elegiremos para poder afrontar el mortal reto.

Unos héroes, como ya os digo, bastante bien desarrollado a nivel estadísticos y rolero en general. En el que no solo destaca su numerología que los hace potentes en ciertos conceptos o con ciertos armamentos. Si no que además características psicológicas e incluso de amistad marcarán el porvenir de estos. Cosa que claramente se ata a las posibilidades de mejoras de estadísticas y de equipo que la superación de cada mazmorra nos permitirá. Y que claramente potencia ese concepto roguelite que posteriormente conocemos.

Por desgracia, estos puntos roleros y estas características que os acabo de nombrar luego no son tan diferenciadoras a la hora de jugar. Y parecerá casi que estamos haciendo lo mismo con cualquiera de los personajes. Siendo ello una pena porque podría haber potencial que hiciera de cada uno algo especial.

Ya una vez planteado todo. Escogido el personaje. Y decidida la mazmorra a exterminar. Toca entrar en la parte de acción del juego. Que es donde puede que rechine más el juego. Y pese a que el sistema de combate es completo y variado. No es todo lo preciso, ni reacciona todo lo bien que uno desea. Cosa que puede hacer que se nos tuerza en algún momento cierto combate sencillamente por esto.

Entrando en las mazmorras. Hay que decir que poseen un buen diseño fijo. Solo cambiando el jefe final. Cosa que hará, que el repetirlas varias veces pueda resultar bastante cansino. Los enemigos que encontraremos en su interior poseen un buen diseño y unas características que hacen de los combates bastante interesantes. Destacando las mecánicas de los grandes dioses, que salvan un poco esa repetitividad que os comento. Por lo que el juego sufrirá bastante en las ganas de una posible rejugabilidad.

Desde el punto de vista de la dificultad. Hay que comentaros que es un juego exigente. No es un juego imposible. Pero si es de esos que te obligan a jugar bien. A plantearte cada momento y a cada acción. Y a saber elegir que guerrero, equipo y planteamiento estratégico tomar. Por lo que dar un número de horas para terminarlo es difícil, ya que va a depender de muchos factores, entre los que juega incluso la paciencia.

La narrativa es la justa y necesaria que todo buen amante de la épica fantástica necesita para cargarse de valor y meterse en una aventura. Y es que nos plantea la lucha individual de ocho guerreros contra unos malvados dioses que tienen dominado a su pueblo y, que gobiernan las profundidades de diferentes mazmorras. Claro, conciso y llamativo. Y que, sin ser especialmente avanzado a nivel narrativo, si aporta lo suficiente para crear esa motivación de ver como evoluciona esta sencilla y clásica historia del bien contra el mal.

Desde el punto de vista gráfico, es un juego que tiene un encanto especial. Todo ello gracias a un bastante especial diseño artístico dentro de una simpleza que le da encanto. Y en el que el buen trabajo hecho con los diseños visuales de los escenarios, el estudio del colorido y la iluminación, y en general, unos correctos personajes, terminan por entrar por los ojos y dejarnos momentos realmente bonitos que los amantes de lo artístico sabrán apreciar.

La parte sonora también está notablemente lograda. Y es que posee un muy buen trabajo de ambientación y de implementación de la música. Y es que sabe gestionar muy bien cada uno de los momentos musicales para dar ese tinte aventurero y épico que se merece el juego.

Además, hay que decir que el juego llega con textos al castellano, cosa que se agradece. Y un doblaje a un idioma creado para la ocasión que le da un toque bastante especial.

Y es que Gods Will Fall es un juego realmente interesante pese a las lagunas que se puede uno encontrar. Y es que tiene muchos conceptos divertidos y novedosos, pese a que si es cierto que se puede volver algo repetitivo. Cosa que puede lastrar a los amantes del rol que lleguen a él, y que por otro lado se le quede algo más corto de contenido a los seguidores de roguelite. Por lo que terminará en un pequeño limbo de repetición constante, en un difícil mundo que puede cansar.

Pese a ello, es un notable juego. Una buena experiencia. Y una aventura que se disfruta bastante dentro y fuera de esas mazmorras. Y una muy buena idea que engancha y nos reta a machacar dioses a espadazos, cosa que siempre es muy agradable y agradecido.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Koch Media

Facebooktwitter