Una fantasía pixelada muy clásica

Seguimos dándole fuerte al mundo pixelado con los que los estudios indies siguen impresionándonos y dejándonos muy satisfechos con las interesantes y divertidas experiencias que se están sacando de sus chisteras.

Por eso, puse mi ojo en este proyecto llamado Battle Axe, y su desarrollador Henk Nieborg. El que nos ha traído un apasionante juego de acción, fantasía y enemigos por todos lados. De esos que allá por los años 90 se disfrutaban muchísimo. Y demostrando que dichas mecánicas se pueden traer maravillosamente a la actualidad.

Así que atentos a este Battle Axe, y a este análisis, porque puede que sea lo que estáis buscando para disfrutar en solitario, pero especialmente con un amigo. Donde el pensar es lo de menos, aquí hay que acabar con todo lo que se mueva.

Fecha de lanzamiento 22 ABRIL 2021
Desarrolladora Henk Nieborg
Distribuidora Meridiem Games
Plataformas PC – XBOX ONE – PS4 – SWITCH
Versión Analizada SWITCH
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-2

NOTA: 8

Así que voy a entrar directamente a contaros lo que nos aporta este juego. Y creo que lo hago tan directamente como el mismo juego nos plantea su aventura de acción. Es decir… sin demasiados remilgos ni parafernalias que nos obliguen a pensar demasiado. Y es que Battle Axe se ha plantado delante de mí como acción directa y hordas de enemigos. Es decir… diversión en estado puro.

Y en donde los primeros pasos serán elegir entre alguno de los tres personajes que forman la aventura. Un druida, una elfa y un bandido. Todos bajo unas mecánicas sencillas, clásicas y accesible. Y con algunas particularidades que los hacen únicos, cómo puede ser el tipo de ataque o la movilidad.

Sin dudarlo, ahí es donde entra si jugar solo o acompañado. Siendo esta segunda posibilidad realmente lo más atractivo del juego. Y la que más ha sido capaz de trasladarme a otros momentos de mi vida videojueguil. Y más cuando es obligatorio jugar codo con codo en la misma consola.

Los enemigos son clásicos conceptualmente, pero muy variados entre ellos. Con diferentes posibilidades, y un afán por destruirnos, que no nos va a dar ni un segundo de respiro. Destacando, como no podía ser de otro modo, los grandes enemigos de final de fase con mecánicas especiales y un diseño más particular.

Y todo ello en unos entornos bien planteados y diseñados que nos dan bastante posibilidades a la hora de movernos por ello, de disfrutar de las masivas batallas, y en general de disfrutar de machacar enemigos pixelados. Y en los que puedo destacar curiosos detalles que le dan un poco de sensación de libertad y exploración a dichos entornos, como puede ser; la recoger monedas, rescatar personajes o buscar cofres. Mediante las cuales podremos disfrutar de mejoras u objetos que nos vendrán realmente bien.

El juego os va a dar un buen número de horas, especialmente con un amigo. Y es que es la típica diversión que podremos disfrutar mientras echamos unas risas y unas charlas. Y donde una dificultad bien ajustada, pero que nos obliga a entender las movilidades y acciones de cada personaje que una vez aprendidas dominaremos con sencillez y agilidad, tampoco nos va a suponer unos niveles de concentración demasiado altos.

La parte de la historia es como suele ser en este tipo de juego muy poco presencial. Casi terminando por ser algo que nos pone en contexto, nos presenta el universo y sus personajes, y nos da un fin.

Un fin que nos lleva a una divertida historia, donde unos aventureros del reino de Mercia, se las verán con grandes ejércitos de monstruos que cada un cierto tiempo les da por sacar de su letargo un malvada y cruel hechicera llamado Etheldred. Y nosotros estamos ahí para evitar y dar por acabada esta invasión.

Desde el punto de vista técnico. Lo primero que os destaco es el precioso pixel-art que posee. Con un diseño de personaje muy divertido y colorido. Con unos bonitos diseños de escenarios. Interesantes y variados efectos pixelados. Que terminan por hacer fluir por pantalla de forma frenética una auténtica batalla campal retro.

La parte sonora tampoco se queda atrás. Con una melodías realmente frenéticas y bien implementadas, para motivarnos en cada momento a machacar enemigos. Y un buen número de potentes efectos que, le dan mucha mas chica al campo de batalla. Y donde los textos en español siempre se agradecen.

Para concluir, solo puedo deciros que, si os va eso de machacar hordas de enemigos, grandes jefes finales, sin quebraros demasiado la cabeza, y mejor que mejor si puede ser en compañía, este Battle Axe seguramente sea lo que estáis buscando.

Un juego de corte arcade muy clásico. Con un precioso apartado técnico, y con esa capacidad de diversión y caos que tenían los buenos arcades de los años 90. Y que visto lo visto a día de hoy se disfruta de una manera realmente bárbara.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Meridiem Games

Facebooktwitter